Conocido por su trabajo con la banda regia Los Claxons, Mauricio Sánchez desarrolla en paralelo su proyecto solista desde 2017: “Es una plataforma o escaparate en la que hago música que no podría hacer con mi banda y que me da la oportunidad de colaborar con otras personas, coexistir en una instrumentación distinta y tener una sanidad artística”, comparte el guitarrista, quien en 2018 sacó su primer álbum llamado “Fallas de Fábrica”.

La gestión de tiempos libres en la agenda de la banda permite a Mauricio atender su propuesta para componer, grabar y sonar en vivo, como han sido los conciertos en acústico en la ciudad de México y Monterrey, y algunos festivales como en Culiacán: “Pero lo que más suelo hacer es tener horas en el estudio y grabar temas. Soy muy sencillo en mi manera de hacer las cosas: uso el teléfono para capturar ideas con notas de voz y de ahí tomo la guitarra y la desarrollo más; luego me meto al estudio a maquetear o directo a grabar. Tengo la ventaja de poder trabajar en El Cielo en Monterrey, el estudio de nuestra disquera con Los Claxons; es como una prestación de la que saco máximo provecho”, menciona.

El sencillo “Modo Avión” surgió así y es un track que abrirá paso a una colección suelta de canciones en las que Mauricio Sánchez ya trabaja: “La empecé a escribir en la guitarra y comencé a grabarla con la ayuda de Alberto Ramos, quien es el coproductor de ese y los otros temas. Es el baterista de Jumbo y Costera, muy amigo mío, nos entendemos muy bien y al momento de producir nos complementamos. Tenía una línea de bajo en cierto ritmo y con eso nos pusimos a trabajar. Hay unos coros de Priscilla Orfanos, mi esposa, quien también tiene su propio proyecto, y otro amigo, Paco López, toca el piano. Le añadimos esta ocasión varios sintetizadores, es la primera vez que exploramos con eso porque normalmente uso instrumentos orgánicos y en esta canción hay cincuenta por ciento de sintetizadores digitales y me gustó mucho, disfruté el proceso”.

Los controles de la captura en el estudio estuvieron en manos de Alejandro “Palencia” Gutiérrez, la mezcla en los oídos de Adrián “Rojo” Treviño y la masterización por Jimmy Cavazos: “Son dos tipos con gran experiencia, el combo de toda la vida en El Cielo, acá en Monterrey. Todos somos amigos y para mí es de suma importancia que cualquier proceso de creación musical me deje buenas memorias. No me gusta el trabajo si no la paso bien. Y tengo amigos muy talentosos, así que mato dos pájaros de un tiro”, afirma el músico.

Antes de declararse la pandemia en México, Mauricio tenía listos siete temas que tendrán su lanzamiento bajo el esquema de sencillos: “Soy alguien que disfruta mucho el disco, pero con “Modo Avión” sentí natural manejarlo como sencillo, siento que es una canción única y pienso seguirme por ahí en este tiempo, porque cada rola pide algo distinto que se presta para lanzarse de esa forma”.

En espera del regreso al acto en vivo, para el que tiene su banda y se permite invitar a diferentes personas, ve con buen ánimo las modalidades que surgen bajo el formato a distancia: “Hay que adecuarnos a lo que se pueda y que sea inteligente y benéfico para todos. He realizado varios shows en línea, también con Los Claxons y otras bandas, sé de la opción de los auto-conciertos y si se arman, ojalá sea de la manera correcta. Yo extraño el sonido en vivo; en redes y plataformas éste aún no se equipara a esa sensación, pero si la alternativa está hay que tomarla”, concluye.

Entrevista: Nizarindani Sopeña / Redacción: Marisol Pacheco