Nominados a mejor canción rock pop y mejor disco rock pop en los Latin Grammy de este año, la banda venezolana radicada en nuestro país, saborea el éxito de su álbum “Pangea” armando reversiones de estas canciones hechas a la distancia con sintetizadores, lo que les ha permitido extender la vida del disco y perder el miedo a esta modalidad de creación donde las partes se juntan sin estar en simultáneo debido a las circunstancias mundiales actuales.

De reciente alianza, contar con el apoyo de Roland para tener a mano los sonidos que dieron vida  a este trabajo compartido en el periodo de confinamiento, ha permitido ganar más adeptos y aplausos a su propuesta musical, algo que ha sido inesperado: “De entrada, tener a Roland cuyos equipos somos fanáticos y los hemos usado en los discos Caiga la Noche y Pangea, nos dejó poner el sonido que queríamos a estas revisitaciones. El proceso fue bastante diferente porque trabajamos todos a distancia y cada uno tuvo tiempo para desarrollar ideas específicas y en conjunto; es distinto a lo que pasa en el estudio donde no tienes tanto tiempo y está cierta presión. Fue bastante interesante, lo supimos manejar y creemos que es una modalidad que se está tomando  mundialmente”, comparte la agrupación, formada por Luis Jiménez (guitarra y voz principal), Andrés Belloso (bajo), Andrés Sucre (batería), Juan Ignacio Sucre (guitarra líder y coros) y Carlos Sardi (teclados).

El trabajo en serie no limitó la creación en conjunto, sino que la sistematizó de otra manera, esperando sumar cada parte. “Lo más complicado fue que no teníamos la posibilidad de sentarnos y probar en simultáneo, sino que se trató de ir tomando las partes de cada track y agregar elementos; sin embargo, al final sentimos que fue más rápido llegar a las ideas y al mismo sonido”, puntualizan.

Por lo regular, la banda llega en comunión a las canciones y también parten de una temática o de un concepto o patrón musical para desarrollar los temas: “Nos gusta partir de un concepto lírico y a partir de ahí ir sacando todo el tema para tener norte conforme al desarrollo de la canción. Esta vez no fue tanto de discutir el proceso de composición, sino el de producción. En ese sentido el aprendizaje más valioso fue darnos cuenta del hecho de que la situación nos obligó a trabajar remoto y no creo que en ningún otro escenario lo hubiéramos hecho; eso nos llevó a aprender cómo operar a distancia algo que seguro usaremos a futuro, pues perdimos el miedo a trabajar a distancia y será una gran herramienta”, reflexionan.

El sello sonoro de esta reinterpretación de “Pangea” está basado en sintetizadores como el Jupiter X, Juno JU-O6 y la Drum Machine que trae cargados los patrones rítmicos clave de Roland. El proceso de maqueteo fue por Logic y para centralizar en un flujo de trabajo la edición para la mezcla de los track optaron por Pro Tools, como describen: “Usamos Logic porque es una interfaz que sentimos más rápida para maquetear y llegar rápido al sonido que buscamos; es eficiente, pero luego la centralización del trabajo y toda la mezcla la hicimos en Pro Tools”.

Luego de participar en el Festival Caravana en línea, lo que perciben Los Mesoneros es que esta modalidad de ofrecer shows on line es algo que puede beneficiar al público y a los artistas: “Podrían ser complemento, nada sustituye la experiencia en vivo, pero sí se pueden implementar estas alternativas en línea, dando algo interesante, mejorando los procesos de producción y transmisión y que eso permita acercar a los fans, es algo que nos beneficiará a todos”, concluyen.