El proyecto surgió en 2011 en los pasillos de los festivales donde tocaban, con Mauricio Clavería (batería, La Ley), Federico Fong (bajo, La Barranca, Caifanes, Jaguares), César López “El Vampiro” (guitarra, Maná, Azul Violeta), Kenny (voz, Kenny y los Eléctricos), Salvador Lago (voz, Coda), Jorge Guevara (voz, Elefante) y Héctor Gerónimo (Monoplasma), evocando los éxitos de varias de sus bandas, en un show en vivo que fue grabado en Zacatecas y está disponible en CD/DVD.

“El concepto del show es tocar canciones de los diferentes proyectos donde hemos estado y son puros éxitos, uno tras otro, que la gente ha recibido muy bien. Se dio por pura amistad, todos nos conocemos, hemos convivido y teníamos ganas de hacer algo más musical. Luego de varias tocadas, decidimos grabarlo en una plaza de Zacatecas. Salió una primera parte en DVD y en este momento queremos hacerle más promoción”, relata “El Vampiro”.

El montaje del proyecto tomó casi tres años y les permitió tocar en varios municipios que no habían conocido de estados como Guerrero, Chihuahua, Zacatecas, entre otros. “Estuvimos tocando mucho y cuando se grabó salió bastante bien, fue mezclado y masterizado en Guadalajara. Juntos fuimos atendiendo detalles, básicamente cortar algunas canciones, porque a veces en vivo las versiones están muy largas, lo que viene bien para el show, pero no para un disco; por ejemplo, Kenny es muy dinámica en el escenario, pero ya en el audio tenía que cortar y hacer que se mantuviera natural. Todo el proceso fluyó bien y rápido”, afirma el guitarrista.

En este contexto de pausa debido a la emergencia sanitaria, la estrategia será sacar sencillos por mes para que permanezca el proyecto y la fidelidad del público esté correspondida: “Nos ha sorprendido que el público de rock es fiel, la gente se engancha y de pronto, sin tener sencillos en la radio, la gente llega a los conciertos. Ahora estamos esperando que todo se reactive y sabiendo que al final serán los shows masivos los que vuelvan, estamos planeando un volumen 2. No nos queda de otra más que esperar y tener paciencia”, reflexiona César, quien ha marcado su sello en la guitarra, sonando encordadas y amplificadores de Fender: “Soy fan del sonido de las pastillas Duncan. Tengo Stratocaster y Telecaster; empecé con una Gibson Les Paul de los años 60 de mi papá, pero no me hallaba. Con esta contingencia, lo que estoy haciendo es cambiar las pastillas, aprendí a hacerlo y me di a la tarea”, devela para concluir, sonriente, el famoso “Vampiro”. Estén pendientes y escuchen este material para continuar apoyando la música y cuando regresen a los escenarios sea con todo el entusiasmo.