Álvaro Macías

Odín Parada

Enrique Almada

Carlos Aviléz y Luckas O.

Inspirado en retratar los caminos y experiencias que transitan y vive una banda emergente en Guadalajara, La Doble Moral es un cortometraje escrito, dirigido y producido por Álvaro Macías (director de La Canica, revista de música alternativa) y Enrique Almada. El proyecto contó con las actuaciones de músicos y promotores de la escena musical jalisciense, como: Ulises Sahner, Odín Parada, Sofi Rivera, Alejandro Tavares, María Tamer, Juan Carlos Flores, Angie Rivas, Gabriel Aury, Chemín Santillanes y Luckas O, y se estrenó en línea con miras a tener secuela y volverla serie.

Del origen, clímax y desarrollo del mismo, hablan sus creadores y Odín Parada, quien atendió la parte del audio. “Enrique y yo tenemos una amistad de hace años y esto fue un reto creativo al cual lo invité, porque tenía ganas de hacer un corto para hablar de lo que siempre hemos vivido, de la música. Nos dimos a la tarea de hacer el guión y luego se volvió una bola de nieve a la que se sumó más y más gente. Cuando vimos quiénes podían ser los actores, queríamos que fuesen los músicos y ahí fue donde empezó un festín para nosotros, al ver que tanta gente se sumara a contar una historia que redactamos mi amigo y yo”, recuerda Álvaro.

El proyecto inició su escritura antes del confinamiento sanitario: “Comenzamos a trabajar el guión y a bajar las ideas, dimos lectura del guión con varios de los músicos que ya se tenían contemplados y creo que fue un proceso de tres meses. El proceso de escritura fue de mucha empatía con los músicos, porque está construido de experiencias de nuestros mismos amigos, de lo que nos han platicado y lo que se llega a repetir a través del tiempo sobre lo que enfrenta una banda de rock que va empezando en Guadalajara”, amplía Enrique.

Con la premisa de mantener la espontaneidad en las actuaciones, el casting se dio buscando mantener eso en los personajes: “Se sumaron leyendas como Javis de la Revolución de Emiliano Zapata o Genaro Palacios, una leyenda aquí en el blues. Todo se mantuvo completamente espontáneo a la hora de dirigir”, relata Enrique.