BottleRock es un festival de rock ocurrido en Napa Valley Expo de California, Estados Unidos. La de este 2019 fue su séptima edición y reunió a 120 mil asistentes durante un fin de semana; es un evento que ofrece demostraciones de chefs, spa y la presentación de más de ochenta artistas en cinco escenarios. Delicate Productions tuvo bajo su producción el entarimado principal, donde lució un sistema L-Acoustics K1/K2 para las actuaciones de Neil Young, Imagine Dragons y Mumford and Sons, entre otros.

La configuración del sistema se conformó, principalmente, con arreglos lineales -izquierdo y derecho- con cajas K1, más cuatro combos de altavoces K2 por lado. Los gabinetes principales estaban flanqueados por grupos adyacentes de K2 cada una, amén de subwoofers SB28 apilados en el suelo y dos torres de delay con K2 para cubrir el área de la audiencia.

En el front-fill se añadieron altavoces Kiva II extendidos por el borde del escenario, mientras que ARCS II en los lados izquierdo y derecho fungieron como sidefill sobre subs SB28. Las unidades LA-RAK equipadas con LA8 alimentaron todo el sistema, excepto los subs, que fueron impulsados por LA-RAK II cargados con controladores amplificados LA12X.

“Hemos tenido equipo L-Acoustics en nuestro inventario durante los últimos seis años, comenzando con cajas K2 y SB28; éste fue el primer año que implementamos sistemas L-Acoustics en el escenario principal del BottleRock y fue un éxito”, compartió el presidente de Delicate Productions, Jason Alt. “Imagine Dragons, Neil Young, Mumford and Sons, y muchos otros se presentaron con la plataforma armada de K1 / K2 y sonó absolutamente genial”, expresó.

El área de audiencia del escenario principal tenía doscientos metros de profundidad, desde el ala principal hasta la línea de la valla trasera, más 152 metros de ancho, y L-Acoustics brindó una cobertura total del espacio. “Una vez que estuvimos en el sitio, tuvimos que modificar la implementación del subwoofer debido a cambios que ocurrieron con una rampa adicional y una piscina que se formó con la lluvia de la semana previa al festival. Por ello decidimos elevar el SB28 del escenario y hacer otro diseño para conseguir los estimados de nivel de presión sonora que necesitábamos”.

“Usamos Soundvision, una herramienta tan poderosa que nos dio la posibilidad de probar algunas ideas antes de implementarlas y eso fue invaluable: Caminé entre el público para escuchar críticamente, no sólo durante la prueba, sino también durante el festival; se sentía mucha presencia y fidelidad en todo el espacio”.

“Hubo tres cosas que me encantaron de tener L-Acoustics para el BottleRock: la aceptación global de las K1 / K2 por parte de los artistas, lo rápido que subió el sistema y la forma en la que la Soundvision nos guió rápida y exactamente para acomodar los cambios de último minuto en el diseño cuando así fue necesario, y por último, tuvimos el excelente servicio y soporte del fabricante”, concluyó Jason.