La historia de Focusrite es la de una marca que a lo largo de los años ha creado un reconocimiento en la industria de la grabación a nivel mundial, gracias a la innegable calidad de sus equipos. ¿Cómo olvidar el preamplificador-compresor Liquid Channel o la serie de preamplificadores ISA? La mente de los ingenieros de grabación tienen a esta firma en sus mentes, y para todos ellos, la firma lanza su nuevo buque insignia: la interfaz Liquid Saffire 56, de dos unidades de rack multicanal firewire y una combinación de la tecnología propietaria Liquid con el sistema Saffire PRO Firewire, para entregar una amplia variedad de preamplificadores, discreta integración de software, flexibilidad de ruteo y estabilidad a toda prueba.

Sumado a los seis preamplificadores de micrófono de la Liquid Saffire 56 se incluyen dos más, de tercera generación, para ofrecer diez diferentes emulaciones, entre las que se incluyen equipos como Neve 1073, Pultec MB-1 y Telefunken V72. Un indicador de armónicos en cada una de las opciones permite conocer la variación de los sonidos originales de los modelos, o usar niveles de segunda, tercera y quinta distorsión armónica para dar al sonido una forma verdaderamente creativa.

 
  Para entusiasmarnos aún más, Liquid Saffire 56 no sólo ofrece una variedad de preamplificadores, ya que su ingeniería también asegura un bajo ruido y menor distorsión, mientras que la calidad de conversión digital y la novedosa tecnología de eliminación de jitter JetPLL asegura un sonido puro, así como un conveniente flujo de audio entre los ambientes análogo y digital.

Entradas y salidas
¿Qué hay de esto? Liquid Saffire 56 incluye diez salidas análogas, 16 canales de entradas ADAT, entradas estéreo S/PDIF, MIDI y dos entradas loopback virtuales para ruteo de audio digital entre aplicaciones de software, ideal para la grabación en computadora. Las entradas de micrófono, línea e instrumento usan conectores independientes, con entradas seleccionables para cada canal vía el programa de control personalizado. En consecuencia, todas las entradas pueden permanecer conectadas de manera permanente, listas para cualquier demanda durante la sesión de grabación. Adicionalmente, una entrada y salida word-clock están provistan a través de conectores BNC, permitiendo al equipo actuar como cualquier master clock o como esclavo en un sistema de sincronización existente.

   
Cada canal ofrece alimentación fantasma independiente y un filtro pasa altos conmutable desde el panel frontal, con dos canales de instrumento que ofrecen pads de -9dBs para headroom adicional. También en el frente se incluyen medidores LED de cinco pasos para todas las entradas, incluyendo ADAT y S/PDIF, que ofrecen una vista exacta de todos los niveles. El software de mezcla y ruteo de latencia cero DSP Saffire Mix Control, incluido, ofrece una potente salida de ruteo y monitoreo, y ofrece además intuitivas opciones de ajuste con un solo click, así como una precisa disposición de mezcla, medidores a lo largo de la pantalla para las entradas, salidas y submezclas, y control sobre la opción de emulación Liquid.

Dos buses de audífono independientes están incluidos, cada uno con sus propios controles de nivel en el panel frontal, con lo que dos artistas pueden recibir mezclas de monitores independientes y completamente personalizadas. Finalmente, una salida de mezcla estéreo de monitor ofrece pads para una calidad de audio mejorada cuando se conectan monitores activos, y un circuito anti-thump protege a estos altavoces de los picos de energía cuando la unidad es encendida o apagada.

 
  De manera general, puede anticiparse que la Liquid Saffire 56, como muchos de los produtos de Focusrite, también se convertirá en un estándar para quienes dedican su vida a obtener esos sonidos que todos admiramos en una grabación, con un perfil adaptado a los tiempos que corren en este medio y que enfrentan desafíos para su permanencia.