Creado por la plataforma en línea CompasStage, “Herramientas para tu voz” es un curso impartido por el ingeniero y educador de audio Salvador Castañeda, cuyo objetivo es generar un espacio donde los músicos, cantantes e interesados en el funcionamiento de la voz y lo que implica amplificarla, tengan información que les oriente para atender ese factor clave para el desempeño del instrumento vocal en un escenario; la propuesta, como explica el propio Salvador, es tomar conciencia de lo multifactorial intrínseco en la voz y poder ir más allá:

“Cuando hablas de música, si eres el cantante, se te olvida en algún momento que hay que saber de más cosas como las redes sociales, de negocios, de audio y de muchos aspectos e incluso de cosas que ni imaginas o están a tu alcance. Conforme más amplio sea ese conocimiento, tu visión será otra e irás más allá de tu área. Pensar en otras necesidades y tal vez estudiarlas, no para dominarlas, pero sí para entender que, como cantante, es importante cómo usar el micrófono, cómo elegirlo, tener un lenguaje adecuado para decir al operador de sonido qué necesitas o qué expectativa tienes. Para el sonidista, acercarlo a entender aspectos de la voz y cómo sacar provecho es necesario también. Mucho del objetivo de este curso es crear esa conciencia de que para lograr el máximo alcance en el escenario tenemos que hacer algo que es multidisciplinario, porque la voz es una de las observaciones más profundas de nuestra personalidad y es el instrumento líder en muchos aspectos en nuestro trabajo y no le damos la intención”.

 

“No es algo que tengamos tan claro, porque la voz es un instrumento que no podemos ver; está dentro de nosotros y por eso puede ser complejo explicar sus muchas vertientes: lo fisiológico, lo acústico y lo perceptual, hasta que contextualizamos estas descripciones toman sentido y le damos valor. La parte de hacer sonido es algo que se vuelve natural. Normalmente, en el audio hay algo que no tenemos a flor de piel, que es la importancia de cada señal. Cuando piensas en un instrumento de percusión piensas en el ritmo; en la guitarra, en una armonía, pero en la voz no está solo el contexto musical, sino algo expresivo que se acompaña de una lírica, una letra, es algo que hay que entender, porque se trata de las palabras y lograr percibir cómo el ejecutante las proyecta y, a veces, los de audio ponemos en la última de las necesidades la inteligibilidad que tiene que ver con el género, idioma, la fonética y muchos aspectos que, lo que proponemos en este curso, es enfrentarlos no solamente desde el audio”.

El curso está dividido en dos módulos que atienden la voz y el audio, como explica Salvador: “En la voz se habla de cosas fisiológicas en el funcionamiento de la misma, como la respiración, la fonación, la articulación, y de algunas técnicas de canto, el alcance de la voz y sus diferentes tesituras. En el módulo del audio tratamos las consideraciones a tener cuando se decide grabar o amplificar la voz para un público más grande, atendiendo cuestiones como la inteligibilidad, el balance de las frecuencias, la dinámica y el alcance en fuerza de tu voz”.

“Abordamos toda esa terminología y ya que se entiende, pongo como herramientas los micrófonos,  ecualizadores, compresores y esa información para después llevarla a lo que llamo el día a día. Son herramientas de audio que como músico los llevarán a preguntarse si saben cómo es un soundcheck, cómo va, en qué orden, qué necesitarían pedir, cuáles son sus reglas y conocer el código que es implícito entre técnicos. Saber cuál es la importancia del staff, de la práctica diaria, el monitoreo, todo eso es a lo que llamo hablar de la voz y el audio, pero en lo cotidiano”, detalla el sonidista y educador.

Con el reto de hacer útil para ambos perfiles el contenido del curso, Salvador aplica la que es una de sus virtudes como educador de no minimizar la importancia de las cosas y hacerlo con un lenguaje lo más simple posible. Así lo describe:

“En mis cursos, algo que suele ocurrir es que son muchas respuestas que habrá, pero sobre todo, más las preguntas. Partimos de que hay un vínculo entre la música y el audio, una conexión que no existe en línea y que entonces, para este curso en línea me llevó a recurrir al uso de cosas para ejemplificar con gráficas y traer a cantantes que nos ayudarán a mostrar cómo poner la voz. Conseguí un cúmulo de herramientas para que la experiencia fuera tan poderosa tanto como fuera posible, pero también enfatizando que esta parte de la enseñanza no queda completa sin la experiencia de ir al en vivo y aterrizar ahí lo que se habló. La gente de CompasStage hizo una gran labor, pero entendemos que para completar esta experiencia de enseñanza, hay que cerrar la conexión con un encuentro personal de lo que pasa y así constatar que es multidireccional”.

El próximo 30 de junio, Salvador dará un adelanto del curso con un primer capítulo, al que los invitamos a inscribirse gratuitamente aquí