Su oficio de cantautor tiene la esencia de las plazas de su pueblo, Cuevas De Cañart, y las raíces aragonesas. Álvaro Lafuente es conocido como Guitarricadelafuente, un artista que busca en el arte sonoro y atmósferas la identidad de sus canciones, viaje al que se ha sumado la producción de Raúl Refree (Christina Rosenvinge, Las Migas, Kiko Veneno y La Mala Rodríguez), y que trajo como resultado “Desde las alturas”, su nuevo sencillo.

“Tomé la guitarra e instrumentos que había en casa, mi familia no es de influencia musical, un poco por mis abuelos y esta conexión con la guitarra que hay en Aragón y mi tierra. Aprendí por mi cuenta, de gente que tocaba muy bien. En lo profesional, empecé a publicar mis canciones hace dos años que fui grabando en casa; fueron tocándose en sitios de mi pueblo, luego en Valencia, Madrid y de ahí se fue rápido”, comparte el guitarrista.

Las canciones de Guitarrica toman forma a partir de este instrumento y ello ha venido evolucionando: “De las notas de audio que hago con el celular o tomo en el ordenador. Ahora que hemos estado en cuarentena, adquirí un micrófono y con eso y un poco más de material, he venido armando maquetas con mejores referencias de sonidos. Estoy contento con lo que está saliendo; antes empezaba a partir de la guitarra y ahora estoy desde el piano y otros instrumentos”.

Como anécdota de su temprana incursión en la grabación, Guitarricadelafuente inició con el micrófono de su consola de videojuegos. “Con el tiempo, empecé a conocer a diferentes productores para saber cómo era ese proceso, supe que Raúl Refree había hecho cosas con Silvia Pérez Cruz y otros músicos españoles y del extranjero, y el día que nos conocimos le expliqué mi proyecto y lo que quería; luego nos pusimos de acuerdo para que me escuchara y me sentí muy cómodo. Es muy interesante trabajar con él, le aprendí muchísimo. “Desde las alturas” ha sido la canción que más producción ha tenido, quedé muy contento, fue algo nuevo para mí”, señala entusiasmado.

Consolidar una personalidad sonora: “Quiero mantener un sonido que recuerde a lo tradicional y que al mismo tiempo transmita cosas nuevas, que no tenía en otras canciones. Quiero combinar ese estilo con algo nuevo que le ayude a las canciones; llevarlas a algo nuevo. Hicimos bastantes pruebas y al principio las tomas fueron sumamente diferentes a lo que son ahora: la canción cruda es bastante artística, sientes cómo va la canción en ascenso, decidimos quedar en un punto medio y a partir de ahí seguir trabajando en un estilo”.

Guitarricadelafuente tuvo el siguiente proceso de producción: “Grabamos en Barcelona, en Estudio Medusa, y también en el estudio de la casa de Raúl. Empezamos a finales del 2019 y de ahí tuvimos un mes de pruebas hasta que salió la canción definitiva. La mezcla se hizo ahí y la masterización en Nueva York; en el momento que salió la canción de Barcelona para masterizar no cambió mucho, porque la edición la hicimos juntos entre los tiempos libres”.

“La composición de nuevos temas empezó a la par, intentando enfocar el disco. Este tiempo de confinamiento sanitario me ha servido para componer y el no poder grabar ni tener conciertos, lo que hemos hecho es promocionar lo más que se pueda”, menciona Guitarricadelafuente y concluye: “Buscaremos alguna gira en lugares abiertos y espacios reducidos para seguir promocionando el nuevo disco acá en España, en cuanto se pueda”.