ff

El acuario del mundo. Atardece en rojo y el horizonte devora al sol, cuando dos sirenas salen del agua y cruzan la playa. Sobre el malecón turístico, compran antifaces y piñas coladas. Ríen fuerte, pero nadie se inmuta: toda la atención está volcada sobre el escenario principal, donde Rayito Colombiano toca la Triste Canción de Amor pero a ritmo de cumbia. Hay oleaje entre los miles de danzantes. Los cuerpos se rozan, sudan y brindan con su piel, porque los dioses les enseñaron a gozar.

En torno al malecón, parece como si nada hubiera sucedido hace cinco meses, cuando un desastre climático cimbró la pacífica ciudad. Es increíble, pero el esfuerzo que han hecho población y autoridades logró que La Paz esté de pie otra vez.

El hecho

“Fue un gran daño el que nos ocasionó el Huracán Odile”, valora el licenciado Pedro Alberto Aguilar, director Municipal de Turismo y Coordinador General del Carnaval; “iniciamos el jueves 12 de febrero, con la Quema del Mal Humor, y este año, decidimos quemar (como tradicionalmente lo hacemos) un personaje al que la gente le tenga algún enojo, así que quemamos al Huracán Odile, para así iniciar con las fiestas tradicionales de La Paz 2015”.

Un evento que les marcó. “Pero también nos unió como sociedad”, sostiene el licenciado Aguilar; “las autoridades del 14 Ayuntamiento de La Paz nos coordinamos con la sociedad civil para reconstruir lo más rápido posible nuestra ciudad y lo logramos en un tiempo récord de dos meses. Hoy, La Paz está de pie y recibiendo a miles de turistas”, revela; “tenemos el arribo de diferentes líneas de cruceros y cada uno viene con más de tres mil pasajeros a bordo. Hicimos un gran esfuerzo al sacar adelante el último carnaval de esta administración y con un elenco maravilloso, para todas las edades y gustos”, plantea.

Todos están invitados. “Para que nos visiten el próximo Carnaval 2016 y en general, a la ciudad de La Paz durante todo el año, porque es un lugar maravilloso”, exhorta finalmente el director Municipal de Turismo; “tenemos mucho que ofrecer, como estas maravillas naturales, para poderlas disfrutar”.

Show MGT: la capitanía del puerto

Por cuarto año consecutivo. La dirección de Turismo Municipal convocó los servicios de producción de la compañía Show MGT para agendar un elenco de lujo, el que incluyó a la cantante Yuri, el show de J.J., Río Roma, El Recodo, Moderatto y Rayito Colombiano, además de satisfacer sus requerimientos técnicos.

Un escenario digno de cualquier capital. “Si te platicara que hace cuatro años era la mitad de tamaño, el equipo era la mitad de lo que traemos ahora y de marcas totalmente diferentes”. El fundador de Show MGT, Renato de La Rosa, describe: “eso quiere decir que el proveedor local ha creído en el proyecto de mejorar la industria y eso fue lo primero que tuvimos que lograr: una aceptación, para darles confianza a los jefes de producción e ingenieros que vienen a trabajar con gente y equipo profesionales”, asegura; “creo que valió la pena que nos apoyáramos entre todos”.

Proveedor oficial. “Fuimos quienes generamos el proyecto y nos apoyamos con otra empresa, que es Cover Producciones de Julio César Covarrubias, en Los Cabos; ellos tienen la responsabilidad de poner los equipos. Afortunadamente, fue de las primeras personas que tuve la oportunidad de conocer en La Paz y nos hemos hecho buenos aliados”, concluye Renato de la Rosa; “a mí me deja controlar su equipo. Es recíproco, porque se trata de que todos ganemos”.

IMG_2114Mano firme en el timón

Asistiendo al director de la empresa, como enlace entre Show MGT y Cover Producciones, encontramos a Raúl Contreras Espejel coordinando la producción del escenario. Raúl comenzó a trabajar hace veinte años en la industria del espectáculo, atendiendo grupos de rock (Aurora y la Academia, Riesgo de Contagio) y escalando hasta tener clientes como Christian Castro, Paulina Rubio, Gloria Trevi y La Quinta Estación.

“El escenario es de lo que me encargo”, precisa Raúl Contreras; “el que se armó esta vez quedó de doce metros de alto por trece de boca y doce de fondo. Contamos con áreas de trabajo, un sistema de “volado” para audio, dos pantallas LED de circuito cerrado y otra pantalla central”, matiza; “en verdad, La Paz ha hecho el esfuerzo de mejorar y éste es un escenario bastante grande, con equipos bien montados. Los artistas que ya han venido se fueron con buen sabor de boca y queriendo regresar”.

Yuri, Moderatto y El Recodo, sueño dorado de cualquier festival. “Claro que sí”, indica el jefe de escenario; “exactamente: al ser grupos de primer nivel, el reto es cumplir sus necesidades técnicas y condiciones, para que ofrezcan lo mismo que en las principales ciudades y que no se demerite su espectáculo sólo por ser una ciudad pequeña, a la que no vienen con el show grande. Ese es el reto”, determina Raúl Contreras.

Cover Producciones, al abordaje

Almirante del sonido. Para Julio César Covarrubias Verdugo, la travesía ha sido larga. “Nuestra empresa tiene 35 años. Empezamos siendo una compañía de luz y sonido. Ahora, estamos en producciones más grandes; enfocadas a eventos masivos”, hace historia; “desde pequeño, mi papá empezó con esto y poco a poco, fuimos creciendo y comprando más equipo. Ya hemos trabajado con Benny, Sasha y Erik, Ha-Ash y otros artistas como Rayito Colombiano, con los que estamos ahora. Mañana, nos toca con Yuri. Y ahí vamos”.

Buena pesca. “Tenemos para el carnaval un arreglo lineal d&b audiotechnik con veinte gabinetes T12 para el sistema principal, mientras que en outfill, aplicamos 24 cajas T4, con ocho subwoofers S20 y otros tantos S30”; Julio mira su rider: “las dos consolas de sala son Yamaha: una M7CL y la otra, PM5D, para los elencos abridores”.

Sobre los altavoces d&b audiotechnik T12, Julio César explica que son el siguiente paso en la evolución del exitoso line array T4; “pero con mayor potencia y un rango de frecuencias más amplio. Además, el T12 ofrece la libertad de ensamblar arreglos de cualquier tamaño, operar como una configuración secuencial de segmentos y otras novedosas ventajas, como las de presentar un tablero dotado de un controlador digital High-End (DSP), más un puerto RDNet, listo para enlazar el altavoz a una red. En monitores, también tenemos d&b: son 12 cajas autoamplificadas DM15”, el proveedor se alegra; “además de otros cuatro monitores de piso d&b DM15 HP”.

IMG_8715En curso. “Alineamos todos los sistemas y el PA con procesamiento Meyer Sound. Con ellos, ajustamos; gracias al apoyo de los ingenieros Jorge Soto (un amigo de la empresa desde hace años), Diego Alberto (mi hermano) y Alejandro Castañeda, otro técnico de Cabo San Lucas, con el que contamos para esta producción”, acredita finalmente Julio César Covarrubias.

“En el caso del bajo de cumbia, nosotros lo usamos con profundidad, pesado y con mucha sensación”.

Académicamente, es músico. “Estudié en la Escuela Nacional de Música de la UNAM, pero en el audio siempre he sido autodidacta”. Él es Guillermo Estrada, ingeniero de sala en Rayito Colombiano; “afortunadamente, cuento con amistades entre los diferentes distribuidores, como Estuardo Zárate (Representaciones de Audio), que nos brinda sus capacitaciones, o Hermes Music, cuando hay entrenamiento de los arreglos JBL VerTec. Ahora, también Yamaha nos invita a todos sus eventos”.

Microfoneando la conga desde 1994. “Siempre me he dedicado al medio grupero y comencé con un conjunto muy famoso, Los Pedernales, que tocaba La del Moño Colorado”, recuerda Guillermo; “con ellos salí por primera vez al extranjero y viajamos desde los Estados Unidos hasta Paraguay, Argentina y Bolivia”.

Un rayito feliz. “En lo particular, mis consolas favoritas son Yamaha y para el carnaval de La Paz tuvimos la opción de escoger entre una PM5D y la M7CL”, profundiza el ingeniero; “por una cuestión de practicidad, escogí la M7CL, porque me gusta su versatilidad”. A decir del jefe de audio, la superficie digital tiene múltiples ventajas, como la de un eficiente índice de señal a ruido y una sólida red de sonido con la calidad Yamaha.

“Es muy grande la accesibilidad que con el pánel táctil logramos en todas las herramientas de la M7CL”, expone Guillermo; “yo utilizo mucho el compresor multibanda interno que trae la consola, pero he visto que pocos compañeros lo usan”, destaca; “nosotros también tenemos cierta experiencia en estudio y personalmente, correlaciono el compresor multibanda de la M7CL con el Finalizer de TC Electronic, que antes usaba para grabar”.

Muro de sonido. “Me gustaría agregar que desafortunadamente, hay una gran barrera entre los ingenieros que nos dedicamos a la música grupera y los que trabajan con pop”, lamenta; “pero es un límite impuesto por empresas y artistas, porque los cursos que tomamos los gruperos, son los mismos que toman los de pop, impartidos por las mismas personas, en los mismos establecimientos y sobre los mismos equipos”, contrasta Guillermo Estrada al final; “el hecho de que un compañero no esté perfectamente capacitado no estereotipa el género. Por eso, he estado defendiendo que también en la música grupera hay calidad”.

“El calor afecta mucho el sonido”

Jefe de monitores. Los familiares de Diego Covarrubias comenzaron estableciendo un prestigio como proveedores de audio, por lo que su entrenamiento antes de entrar a Cover Producciones era importante. “Tuve capacitaciones y cursos y estuve en la escuela Sónicos Audio Industry de Guadalajara”, acredita recargado en un rack de equipo inalámbrico; “mi familia empezó con esto pero no me metí aquí a fuerzas, siempre me ha gustado”.

Al servicio del artista. “Esta es una mezcladora Yamaha M7CL igual a la que tenemos en sala”, el monitorista visualiza; “es una consola digital muy comercial, de buena calidad, porque sus preamplificadores siempre funcionan. Aquí tenemos 16 salidas y para este evento, pusimos dos slots, con los que expandimos a 24 canales, lo que es algo muy práctico, porque podemos dar 24 mezclas para monitores, aparte del estéreo para sidefill”, se muestra seguro; “esta consola nos ayuda, porque, desde las entradas de ganancia, tenemos todo digital. Así es: tenemos procesadores dinámicos por canal, ecualizador y muchas herramientas que nos ayudan a controlar el sonido y la dinámica de los instrumentos”.

“Hicimos cambios de escenas para los diferentes temas, porque antes del artista estelar, cada día tuvimos entre seis y ocho grupos abridores”, Diego Covarrubias recuenta al cerrar; “hicimos la prueba de audio, fuimos cambiando de escena y ajustando pequeños detalles. Nada más: cada músico de Rayito nos pidió un poco de su instrumento, pero lo que siempre estará presente en los monitores de este género son la conga, el bajo y los teclados, que forman la base rítmica de la cumbia”.

IMG_7554¿Es ella más que yo?

Trabajo de avanzada. Frente a una de las consolas de luces, encontramos a Roberto Cruz, desde hace doce años diseñador de iluminación para la popular Yuri. Dueño de una brillante trayectoria, Roberto acaba de cumplir 28 años en la industria del espectáculo.

Veteranazo. “Antes, desde la ciudad de México teníamos que llevar equipo a todos lados. Ahora, ya en muchos lugares hay equipo, gente interesada en este trabajo, hay varios modelos y mucha competencia”, pone el ejemplo; “he visto el cambio de la iluminación convencional, a las primeras móviles y robots que hubo en México. Ahora, ya hay muchas marcas. Antes no, sólo pocas”.

Superficie inteligente. “Para la señora Yuri manejamos la programación de luces con el software de una consola de iluminación Avolites Titan”, confiesa el lightman; “es la primera vez que usé la Titan, pero está muy bien; es un poco parecida a la Tiger (serie touch de la marca)”.

Sin el apagón. “En el carnaval tuvieron muy buen equipo, suficiente para hacer un gran concierto”, dice el diseñador levantando la mirada; “en los planos de iluminación hay: veinte par LED, ocho washes LED y doce estrobos, todos de Showco. Hubo 14 washes Conic PPC30 y otros cuatro LED washes más, DTS 1200. Esos spots también son de DTS: los 700 Spot. De beams, usamos doce Conic 230 y ocho Sharpy 200. Fueron aproximadamente 60 móviles, para todas las fechas”, remata señalando Roberto Cruz.

La música continúa, llega una nueva ola. Ambas sirenas disfrutan del buen rato; sienten paz, bailan solas, sin descanso, terminan sus últimas bebidas y a tropezones, vuelven al mar. Las veremos otra vez, el año que entra.

Así son los carnavales aquí.