El Festival Estéreo Picnic (FEP) se ha convertido en una cita imperdible para los colombianos amantes del rock. En seis años de vida del festín musical, han desfilado por sus escenarios importantes figuras anglo e hispanoparlantes como New Order, Nine Inch Nails, The Killers, Die Antwoord, Kings of Leon, Café Tacvba, Aterciopelados, Andrés Calamaro, Draco Rosa y Zoé, entre muchos otros. Este año, el Parque 222 de Bogotá recibió a sesenta mil asistentes a lo largo de los tres días de duración del encuentro musical, realizado en marzo pasado y cuyo cartel encabezaron Florence + The Machine, Snoop Dogg, Noel Gallagher’s High Flying Birds, The Flaming Lips, Alabama Shakes, Mumford and Sons y Tame Impala.

festivalPasión musical

Considerado como uno de acontecimientos musicales más importantes en Latinoamérica, el FEP es organizado por la promotora Sueño Estéreo, empresa que resultó de la fusión entre las compañías T310 y Absent Papa.

“Sueño Estéreo es la fusión de dos compañías promotoras que competían entre sí y a través del FEP nos unimos y ahora somos una misma”, dice Juan David Shool, director operativo de la empresa organizadora del FEP, en entrevista.

El gestor musical señala también que en catorce años de actividades de ambas promotoras se generó una relación muy importante con agencias de representación internacionales, hecho que ayudó a que desde el inicio se pensara en el FEP como un evento de talla mundial. “Comenzamos a generar relación con absolutamente todas las agencias de representación tanto en Estados Unidos como en Europa, México, Argentina y Chile, a las cuales, un producto como FEP les pareció interesante. Creo que las bandas, cuando llegan acá, tienen un trato muy bonito, el lugar es espectacular y la calidez de la gente es tal que quedan encantados”, menciona Juan David.

De acuerdo con el director operativo de Sueño Estéreo, de profesión abogado, la preparación para el FEP debe hacerse y cumplirse de manera minuciosa, desde los estándares de producción hasta el cumplimiento de requisitos estrictos que solicitan las bandas. Para su séptima edición trabajaron casi tres mil personas durante 17 días de montaje y tres días de duración del festival. “Hemos creado un mundo distinto a través de la música y la cultura y en ésta, la séptima edición del evento, llegamos a reunir sesenta mil asistentes en sus tres días de duración. Realmente algo está cambiando; contar con más de cincuenta bandas durante tres días, sobre tres escenarios, es un ejemplo de que la cultura del país está cambiando y de la región también”, indica.

Para Juan David Shool es interesante el hecho de que Colombia aproveche la cercanía con Estados Unidos, geográficamente hablando, como una ventaja que no poseen países como Argentina y Chile. “Con estas siete versiones del festival, hemos puesto la bandera colombiana en la industria del entretenimiento a nivel global y nos sentimos muy felices con eso”, agrega.

El ejecutivo de Sueño Estéreo considera que el reto como productora es que el público salga satisfecho y espere con ansia la próxima edición; aunque este año, la lluvia que azotó Bogotá durante los tres días de festival significó un desafío para la producción: “Cualquier evento que haces al aire libre te expone a las condiciones climáticas; lo único que nos demostró después de que llovió sin parar es que todo el equipo técnico está muy preparado para poder entregarle a la gente estos tres días de fiesta”, apunta Juan David, y finaliza comentando acerca de su confianza en este festival musical: “Espero que el Festival Estéreo Picnic, al ser un producto de exportación, llegue pronto a otros países de la región como un proyecto cien por ciento colombiano. Lo haremos de manera gradual, no creo que en otros lugares sea un festival que arranque con tantas bandas, tal como inició en Bogotá, sino que lo iremos creciendo de a poco. Lo más importante es irse ganando la confianza de los patrocinadores, que son piezas fundamentales en el festival. De aquí a los próximos cinco años queremos colocar la bandera de Estéreo Picnic en un país cercano”.

Trayectorias hacia la consolidaciónfestival4

Como parte de lo que es específicamente la producción técnica del FEP, Manuel González narra su experiencia en este importante evento. Hace un par de años, este profesional trabajaba en el Festival Iberoamericano de Teatro, montó un bar de una marca el cual era muy concurrido y a ese lugar asistió el manager de la banda Sidestepper, Cedric David, un fránces radicado en Colombia. Se conocieron y se convirtió en su asistente, con muchas ganas de trabajar en la música, pues Manuel estudió batería desde muy pequeño.

“Así fui metiéndome en la parte de producción y poco a poco me volví jefe de producción y de gira”, menciona Manuel; “a raíz de esto conocí a la agencia Absent Papa; sabía quiénes eran y los había visto, pero no éramos amigos. Empezamos a coincidir en los mismos bares, restaurantes y lugares, y así empezó nuestra relación. A esas alturas, yo ya había corrido giras, shows y festivales”.

Manuel habla acerca de los requerimientos técnicos a cubrir en Estéreo Picnic: “Tuvimos tres escenarios: el principal, con capacidad de veinte mil personas, un segundo escenario para diez mil y un tercero para seis mil. Los sistemas sonoros fueron desde db audiotechnik, Meyer Sound y Nexo, y en iluminación hubo más de trescientas cabezas móviles de marcas como Vari-Lite, más de quince generadores de electricidad, techos, carpas, ocho consolas de audio de firmas como Avid y Yamaha, y seis de consolas de luces de marcas como GrandMA, entre otras muchas cosas”.

“Traemos artistas de primer nivel mundial, así que sus riders están muy actualizados con tecnología de último nivel; tratamos de negociar, sin embargo, hay muchos requerimientos que debemos cumplir”, señala Manuel; “hacemos que nuestros proveedores siempre estén buscando lo último de la mano de nosotros, para siempre tener opciones en todas las áreas”.

“En cuanto a la selección de equipos, esto depende de varias aspectos, entre los que se encuentran los riders de bandas y la capacidad que tenemos. Se hace un balance general y ahí salimos a escoger”, menciona el productor; “casi siempre, lo más complejo es el ping pong de consolas de audio, tanto sala como monitores y la carga y descarga de bandas internacionales, pero siempre lo solucionamos hablando con ellos, haciendo un  contra rider y estableciendo compromisos. Siempre es complejo para nosotros el tema de lásers, por ejemplo, y en ese caso pedimos que los traigan”.


festival6Lo esencial: el apoyo del público

“Nuestra locación son canchas de fútbol”, explica Manuel González”; “y nos toca crear todo de cero, entramos a la producción general alrededor de un mes antes y la técnica entra quince días antes. Las pruebas de sonido las hacemos para el headliner y hacemos otros más. Además, siempre hacemos un linecheck -prueba con el primer concierto del día”.

En cuanto a la evolución del festival en términos técnicos desde las primeras ediciones, Manuel comenta: “Realmente evolucionamos en todos los aspectos, en cantidad de escenarios y personal, así como su capacitación. Ahora sólo trabajamos con la última tecnología que existe en Colombia y tratamos de solucionar los pedidos más difíciles de las bandas. Antes casi siempre había un gran contra rider y ahora ya nuestros proveedores y nosotros mismos somos más conscientes del funcionamiento del festival, las áreas de trabajo son robustas y la zona de FOH es cada vez mejor. Los elementos más importantes han sido ir creciendo con los artistas e ir visitando otros festivales alrededor del mundo. Cada vez las bandas son más importantes y sus riders son mas complejos, así que nos toca esforzarnos para poder atender a todos”.

El encargado de la producción del FEP menciona acerca de la situación de la industria en la nación colombiana: “La producción de eventos cada vez es mas profesional, por ejemplo, la misma semana del Estéreo Picnic también tocaron los Rolling Stones y el festival de teatro más grande del mundo. Esto significa que nuestra ciudad está preparada para recibir las producciones más grandes del mundo al mismo tiempo, con montajes similares. Hace diez años, vender una fecha de un artista local era muy difícil, hacíamos un show cada mes. Ahora hacemos casi un show por semana, corremos más de tres festivales y otros tres fuera de la ciudad. Tenemos artistas locales girando y tocando locamente. Yo diría que estamos en el periodo de la adolescencia, y ya casi llegamos a ser adultos jóvenes en este sentido”.

“Ahora lo que más necesitamos es el apoyo del público, pues desde todas las áreas necesarias para correr un concierto ya estamos listos; todas las productoras y promotoras tenemos un buen nivel. Sólo falta que la gente siga asistiendo a los shows, sin importar si es una banda inmensa o una en un bar”, concluye Manuel.

Fernando Meléndez: Nexo en festival estéreo Picnicfestival3

Para uno de los escenarios, específicamente el nombrado Pepsi, la producción del Festival Estéreo Picnic seleccionó un sistema sonoro Nexo. Éste fue el debut de la marca en el evento, y fue Francisco Meléndez, de la compañía Sound Logics y distribuidora de la marca en Colombia, el encargado de supervisar el montaje. Francisco, mejor conocido como “Pacho”, comenzó en la industria del espectáculo a mediados de los ochenta. Fundamentalmente, él quería hacer música: “En esos momentos, en Colombia no había nada de cultura de audio, todo era muy cerrado. No teníamos a la mano las herramientas que ahora sí. Mi primera necesidad era materializar música. Todo fue evolucionando, con los años tuve más información y a mediados de los noventa comencé a trabajar con Yamaha, hasta que se abrió una nueva tienda especializada en audio de la marca. Tuve la oportunidad de administrar la tienda y ahí comencé en esta área. Más adelante me capacité en estos temas gracias a Yamaha en los Estados Unidos y tiempo después comencé con mi propia compañía, dando asesoría en la configuración de estudios de grabación. Posteriormente se dio la oportunidad de conocer al ingeniero Celso Papadopoulos, de Nexo, y comencé a conocer más de este medio y de otras marcas”.

“En este momento soy el distribuidor oficial de Nexofestival5 en Colombia y vendimos un equipo a una compañía de nombre Árbol Naranja, que a su vez tuvo conexión con otra compañía de nombre Audio Nexo y de esa forma participamos este año en el Stage Pepsi del festival. De esa forma se colgó el equipo con todas las configuraciones técnicas para que saliera lo mejor posible, teniendo en cuenta que estábamos en el centro. Nuestra preocupación era la contaminación sonora a la que estaríamos expuestos, debido a los otros dos escenarios”, menciona Pacho. “Afortunadamente el equipo Nexo se comportó perfectamente, tal como se predijo”.

“En el escenario Pepsi del festival”, cuenta Francisco; “estuvieron presentes cerca de ocho mil personas y continúa diciendo: “Este evento se llevó a cabo al norte de la ciudad Bogotá, un lugar donde hay espacios muy abiertos de área verde. El lugar fue bastante adecuado para los días que duró el evento. Creo que el tema de la producción fue exitosa”.

Montaje y pruebas técnicas

“El montaje se hizo aproximadamente con tres días de anticipación para el escenario donde estuvimos. Estuvo

Roberto Tschopp, encargado de soporte técnico para América Latina de Nexo. Él dio sus aportes e hizo un arreglo cardiode en los subwoofers bastante interesante, poco usual. Un arreglo que nunca había visto en mi experiencia, pero esperé a que sonara y quedé impresionado”, menciona Francisco Meléndez.

festival2El montaje de Nexo en el Escenario Pepsi del FEP constó de su sistema lineal modular insignia, la serie STM , con gabinetes M28 dobles de ocho pulgadas. Se usó el software propietario de modelado y predicción NS-1 de la marca. Se ubicaron nueve M28 por lado volados, con seis subwoofers STM S118 por lado, reforzados por doce subwoofers RS18 en el piso, corriendo en modo cardioide.

Además, fueron instalados los altavoces Geo T para delay, además de monitores PS de campo cercano, N-12,  PS15-R2 y RS18. El sistema se operó sobre una red Dante.

“Yo trabajo con Nexo desde el 2007. Estamos trabajando directamente con la marca ahora; en sus comienzos sólo estábamos haciendo soporte comercial a la marca, pero al no encontrar nada, me propusieron manejarla y dejar de buscar. Básicamente Nexo es la marca con la que hacemos los eventos importantes para la compañía, esto junto a otras marcas importantes como Radial y Beyerdynamic. Inicialmente comenzamos a venderle a compañías pequeñas como estrategia de que si las compañías pequeñas comienzan a crecer con la marca, yo también comenzaría a crecer y así sucedió. Los últimos años nos hemos involucrado en instalaciones fijas, especialmente en auditorios y teatros. Esto es un aspecto muy positivo a nivel técnico”, continúa Francisco.

En Sound Logics, Francisco trabaja con Hugo Villegas, ingeniero que funge en la compañía como director de soporte técnico. Entre los dos realizan los diseños y la configuración de sus sistemas”.

Sobre el panorama de la industria, Pacho opina: “La mayoría de los países latinoamericanos tenemos y vivimos con muchos problemas, pero somos sin duda países musicales; nos gusta el baile, la música y el espectáculo. Independientemente de nuestras condiciones, somos países que hemos aprendido a vivir en crisis y sabemos cómo sobrellevarlas y seguir adelante. Colombia es uno de esos país en los que cuando hay crisis grandes se generan soluciones grandes”. Finalmente, el profesional opina: “En la industria del espectáculo, últimamente han surgido marcas que antes no se esperaban y se ha generado un gran potencial. Si existe la presencia de grandes competidores y marcas es porque hay algo aquí. La competencia nos ayuda a crecer y es interesante que ésta sea sana siempre”.

Con un éxito cada vez mayor, el Festival Estéreo Picnic es el ejemplo de que hay un gran futuro en nuestra región en la industria del espectáculo. Sí, se trata principalmente de música, pero todo lo que la rodea sea en beneficio de un sociedad que requiere siempre de más oferta artística y cultural.

Redacción: Michel Loeza