Más de cuatrocientos músicos en ocho años han desfilado por el escenario del Teatro Ángela Peralta en la Ciudad de México, en las ediciones del Festival de Jazz de Polanco que produce Eddie Schwarz. La edición del 2019 ha debido postergarse por efecto del confinamiento sanitario, naciendo en el ínter productos de valor agregado que han mantenido presente al festival, como el concepto Estrellas del Festival de Jazz de Polanco y las grabaciones especiales de sus ediciones anteriores, adaptándose al reto que para todos ha implicado la emergencia sanitaria.

“El festival tiene una estacionalidad muy corta porque, al ser al aire libre, dependes, para empezar,  del clima. Con la situación actual, lo que ocurrió fue que en agosto del 2020 surgió la oportunidad de hacer un show cuando la gente de Total Play realizó los eventos “Drive To Fun” en el Parque Bicentenario. Estuvimos con la banda Myst y realizamos el show Estrellas del Festival de Jazz de Polanco, lo que marcó el primer paso hacia un regreso. Nos fue muy bien, hubo una producción muy grande, pero duró poco, porque el costo era muy elevado y los que estuvimos hicimos el esfuerzo, porque de lo que se trataba era poder volver a trabajar y mover al equipo”, relata Eddie. 

Conforme se ha ampliado la movilidad en la capital del país, la producción del festival ha anunciado la realización de su edición 2021 —ahora el 1 y 2 de mayo—, haciendo ajuste en su elenco, además del tiempo y horario de su realización: “Por tema visual y para tener a la gente con sana distancia, considerando que serán las primeras veces que la gente vuelva a salir, tenemos que estar atentos a su control.

Con duración de dos días, sábado y domingo, las presentaciones consideradas están a cargo de Natalia Marroquín con su nuevo show y Chacho Gaytán, también estrenando proyecto y disco; el segundo día, Matías Carbajal Cuarteto y el Show de Estrellas que se presentó en el Drive to Fun, donde participaron músicos como Alex Mercado, Louise Phelan, Ricardo Benítez, Joe D’Etienne, Alberto García, Omar Blancas, Omar Garduño, Enrique Nativitas, Rafa Berruete, Oscarito Sánchez y Jaime Ferrada.

Ha sido la participación de compañías como Pro Show, Yamaha, Avid y ahora Meyer Sound las que en materia de producción técnica han dado cimiento al Festival: “Todo el mundo está en la disposición de apoyarse en la situación que vivimos, aunque para los patrocinadores es difícil, porque no pueden gastar en extras, si lo que están tratando es salvar su operación. Sin embargo, están las alianzas estratégicas que nos ayudan”, expone el director.

Los programas especiales que refiere Eddie Schwarz son dos, uno con Dannah Garay, donde la lente en video y fotografía de Heriberto Cabrera dirige la grabación, Alex Noya en los controles de audio y Pepe Guzmán haciendo luces, cuando esto se requiere. Los materiales grabados han sido bien recibidos por la comunidad que ya sigue al Festival: “Quería darle algo a la gente que ya tenía sus boletos desde diciembre del 2019 y, como teníamos material de otros festivales, armamos un programa que quedó muy padre”.

“Tenemos muchos temas en mente, combinando material que tenemos de archivo con cosas nuevas. Nuestro target es gente que no es conocedora de jazz y que se acerca por esta mezcla de soul, funk, blues y las tendencias en torno al género. Tiene ya su nicho el festival, buscamos darle un precio bastante accesible, con talento de buen nivel para acercar a los jóvenes, quienes ya miran lo que estamos haciendo. Ya suena el Festival de Jazz de Polanco en muchos lugares”, expone entusiasta y para concluir, Eddie.

Entrevista: Nizarindani Sopeña / Redacción: Marisol Pacheco