“Siempre he estado a la par de trabajar con artistas y creando”, comenta Daniel. Su papá es cantante, estuvo en grupos de Irapuato, Guanajuato, de donde son originarios, y Daniel conoció músicos estatales debido a que en Irapuato se unen varias ciudades y pudo, estratégicamente, conocer músicos y tecladistas. Su formación fue una mezcla de tips de aquellos músicos; se ganó el cariño de ellos por ser el niño que preguntaba, hablaba de teclados y marcas, como el N264 y el Korg Trinity. Daniel tocaba boleros y les aprendía todo lo que podía en vivo, y creció entre los doce y trece años de edad tocando en grupos locales versátiles. Su maestro, Marcelo Cortizo, lo adentró en el jazz y conoció también al Maestro Mario Patrón Jr, a quien vio tocar en un grupo llamado Densidad 6, así que a los quince años aprendió a tocar jazz, con ambos maestros como mentores. “El jazz ha sido mi norte o dirección” agrega Daniel con agradecimiento.

Humildad, solidaridad y trabajo musical en equipo

Daniel se desarrolló tocando a nivel estatal en un grupo llamado “5”, tocando también en cuartillos y sextetos. Sin embargo, las complicaciones de la inseguridad en Guanajuato lo abrigaron a viajar a la Ciudad de México para estudiar en la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM). Se hospedó en casa de muchos músicos e hizo buena amistad con Sajith Regalado, (baterista de Alejandra Guzmán), quien lo invitó a su primer trabajo, sustituyendo al Maestro Mateo Aguilar, a quien Daniel aprecia mucho. Después de Alejandra Guzmán, conoció a Tito Ruelas, guitarrista director, quién lo recomendó para Río Roma y obtuvo el patrocinio de la marca Kurzweil. Así continuó Daniel hasta cumplir también ciclos con Alex Ubago y Juan Gabriel.

Desarrollo a gran escala en la escena internacional de la música y el espectáculo

Después de Río Roma, Daniel se tomó un descanso y regresó a Irapuato. “De la nada, el guitarrista Oscar Galván me hizo el honor de recomendarme con Juan Gabriel”, agrega. A puerta cerrada, hizo la audición mas seria de su vida. Le hicieron evaluaciones de lectura, sonido y sincronización. Pasaron semanas y finalmente le hablaron para hacer el tour en Estados Unidos con Juan Gabriel entre los años 2014 y 2015; tocó en las arenas más grandes de aquel país, como el Madison Square Garden en Nueva York, que era su máximo a realizar y posteriormente, firmó con Yamaha en patrocinio.

Con Juan Gabriel, Daniel tocaba en vivo entre 35 y 38 temas por concierto; eran horas enteras de show y repetir canciones. Federico Barragán Rocha, bajista de David Bisbal, invitó a Daniel a tocar y crecieron juntos profesionalmente con una bonita amistad. Daniel también hizo gira internacional con David Bisbal en el tour “Hijos del Mar” y aprendió bastante de la dirección de Ludovicco Vagnone en dirección musical. Una diferencia entre los directores de Juan Gabriel y David Bisbal era que con el primero usaban consolas Yamaha grandes y monitores de piso, más al estilo clásico en equipos, mientras que con David Bisbal era más pop, con más tecnología en el uso de in ears. Las recompensas venían en aumento y en los momentos de viajes y conciertos pidió permiso para estar en el nacimiento de su hijo al Maestro Maestro Alberto Aguilera, quien lo apoyó para estar con su hijo el 8 de diciembre 2015. Le dijo a Daniel: “La felicidad es primero”, gesto del cual Daniel está siempre agradecido.

Jazz fusión y producciones propias

El disco “División” es la primera producción de Daniel Perri, grabado a trío en estilo jazz fusión, con Iván Nuñez en la batería, Iván Barrera en contrabajo y Miguel Rodríguez, “Chuck” en el bajo. Posteriormente, acuñó el disco “Artiato”. “Desde los quince años he tenido un gusto muy especial por el arreglo musical y eso me abrió una gran puerta al área de producción musical”, comenta con entusiasmo. Daniel inició grabando sus propios arreglos musicales, experimentando diversos programas de grabación.

Su padrino Jorge Blanco y su tío Lalo, quienes en ese entonces ya eran músicos profesionales, usaban el programa Cakewalk, donde se empezó a formar. Años más tarde, con mucho esfuerzo compró el estudio virtual Reason, el cual usó durante diez años aproximadamente, hasta que conoció Logic Pro X. Los teclados han sido una herramienta fundamental a lo largo de su vida: lo acompañaron durante mucho tiempo los teclados Kurzweil Pc3K8 y Yamaha Motif y actualmente usa el Studiologic de Roland, aunque en realidad, todas las marcas que ha usado llevan un lugar especial en él.

El acercamiento con la producción musical de parte de Daniel fue grabando su propia música, con ideas jazzísticas que se le vinieron a la cabeza y que más tarde llevó a la realidad, con la ayuda de sus amigos Iván Nuñez, Giovanni Figueroa, Iván Barrera, Marco Rentería, Miguel Rodríguez Chuck, Paco Herrejón, Jorge Servín y Alberto López, (QEPD), entre muchos otros amigos que le hicieron el honor de grabar su música. En sus discos “División y Artiato” de jazz, expresa totalmente su esencia.

Su álbum “División” es mucho más orgánico, grabado de una manera tradicional, con tres personas grabando en un mismo estudio y al mismo tiempo. Este álbum lo grabó en los estudios del TEC de Monterrey en la Ciudad de México en mayo de 2014, gracias a Ulises Tello. Por otro lado, “Artiato” fue un álbum experimental con sintetizadores y eso lo hace totalmente electrónico, pero lleno de improvisación jazzística.

Actualidad y superación ante tiempos difíciles

Daniel Perri se encuentra patrocinado por Roland y también lo apoya Karma Music, tienda de música, y siente un profundo agradecimiento por su apoyo. Ahora se convirtió en el director musical de Raúl di Blasio, supliendo al Maestro Nando Hernández. Con el confinamiento sanitario se canceló la gira de Raul Di Blasio; sin embargo, ya están retomando actividades. Acaba de estrenarse también como empresario con la marca de ropa y calzado DPN Daniel Perri Navarro, junto a su esposa Sara León, y su otro negocio es su estudio “Cerebro de Música Brava”, de producción musical, arreglos y cantantes.

Como filosofía para nuevos tecladistas, Daniel concluye: “Estudien para cuando la oportunidad aparezca. Mi frase espartana es: “derrama más sudor en el entrenamiento y sangrarás menos en la guerra”.

Pueden seguir a Daniel en sus redes sociales. Facebook: Daniel Perri Navarro. Instagram: @danielperrinavarro.

*Guitarrista, compositor y productor. Ex-guitarrista del grupo Kerigma (1989 – 1993), grabó el disco “Esquizofrenia”. Como solista, sacó su primer disco instrumental “Horizontes” en sound:check Xpo 2018. Psicólogo educativo, psicoterapeuta corporal y de pareja, conferencista, consultor en sexualidad, cuenta con el Postgrado CORE Institute of New York. Es empresario, filántropo, fundador y director de la fundación Más allá de la Adversidad AC, para apoyo de personas con enfermedades reumáticas.