Uno de los grupos que tomado mucha fuerza en la escena del hip hop latinoamericano son los colombianos Crew Peligrosos. El colectivo, integrado por Henry Arteaga, mejor conocido como el JKE (Jeque, fundador y MC), P. Flavor (MC y DJ), RatRace(DJ) y Hunter (productor y DJ), se ha posicionado en este controvertido género, no sólo por su talento, sino por el apoyo social que con su música y filosofía brindan a la comunidad de Comuna Cuatro, en el barrio de Aranjuez, en la ciudad de Medellín.

Música, identidad, superación

Con más de diez años en la escena musical y cultural, Crew Peligrosos nace en 1999 como una alternativa real e incluyente, a la cual no le basta presentar solamente su música y estilo, sino ofrecer apoyo cultural, educativo y social a todo aquel que esté interesado en adentrarse en el mundo del hip hop. Los miembros de la banda han logrado transformar su barrio gracias a la escuela artística que crearon y a la que nombran Cuatro Elementos Eskuela, creada para brindar arte a una población juvenil azotada por la violencia que en su ciudad se vivía en aquellos años.

“Entre 2000 y 2001 inició el proyecto Cuatro Elementos Eskuela, donde comenzamos trabajando trece personas, las cuales nos dimos a la tarea de demostrar que en nuestro barrio había algo más que violencia. En lo personal, siempre he tenido el gusto por la danza y el break dance, lo que me ayudó a integrar mejor la idea de este proyecto. Cuando empezamos con el hip hop, éramos la sensación en el lugar. Los jóvenes se sentían identificados, tanto con las canciones, como con el trabajo artístico que realizábamos. Nuestras letras estaban acompañadas de break dance y expresiones como el grafiti; así logramos que muchos jóvenes miraran hacia el arte y lo tomaran como la mejor opción para emplear su tiempo libre, dejando de lado la violencia y marginación social”, menciona JKE, líder de Crew Peligrosos.

En la actualidad, el proyecto Cuatro Elementos Eskuela es ya una realidad; recibe a más de cuatrocientos niños, niñas y jóvenes por semana y en ella aprenden los elementos básicos del hip hop, como el baile, la percusión, música, grafiti y DJ. La filosofía de la escuela es como indican los propios músicos, compartir los conocimientos a cada vez más personas, con la disciplina y motivación como valores principales que han logrado consolidar.

“Nosotros tenemos una especie de mini familia en esta estructura educativa, nos sentimos muy bien, allá el arte es lo que importa, no una nota o calificación. La familia es lo primordial para que eso se establezca y construyamos una columna vertebral, donde todos nos apoyemos y podamos ser garantes de respirar bien y tener un propósito en la vida. Nos hace sentir vivos saber que hay gente a la que le gusta hacer esto”, agrega por su parte Hunter. Cabe señalar que la Eskuela formada por Crew Peligrosos no recibe apoyo oficial y es un proyecto totalmente autosustentable, que a través del apoyo y aliado estratégico de la Fundación ABC es que se ha logrado mantener la auto sustentabilidad y crecimiento de la escuela.

Peligrosos trabajando

Crew Peligrosos cuenta con dos producciones discográficas: la primera salió al mercado en 2013 con el nombre de Medayork, bajo el sello de Polen Records, mientras que en 2015 salió a la venta su más reciente material, Madafunkies, el cual fue producido por ellos mismos, luego de la creación de su sello discográfico Medayork Music.

Hunter fue el encargado de producir el segundo disco y para conocer un poco más del proceso de producción y grabación, él mismo cuenta: “Madafunkies incluye sonidos oscuros, densos, folklóricos y electrónicos cargados de vivencias. Quisimos integrar diversos estilos, fue un encierro de casi seis meses en lo que todos los días teníamos muchas anécdotas  e historias y logramos identificar un sonido que identificara cada canción. El disco no tenía una línea, buscábamos plasmar lo que habíamos visto en cada país en el que nos presentamos y conocimos durante la gira del primer disco. Cada lugar  tiene su propia cultura y vivirlo fue una gran experiencia. Cuando montábamos un show interactuábamos cada vez más con el público, su reacción era de felicidad, tristeza o reflexión, de manera que les generábamos vivencias intensas”.

En el mismo sentido, Hunter señala que la parte de la dirección artística de Madafunkies fue dura en un inicio, ya que lograr una dinámica fue complicado. A veces él no sabía expresar lo que quería y en ocasiones tampoco podían entenderlo: “Al paso del tiempo entendimos la manera de trabajar y se hizo más fácil. Siempre hemos buscado un sonido profesional y de gran calidad que se entendiera. Hemos trabajo con superficies de control como una Digidesign 003, Pro Tools y micrófonos Shure KSM27, pero seguimos familiarizándonos y equipando nuestro estudio; no es fácil, pero ocupamos al máximo nuestros recursos”.

El hip hop, desde sus orígenes a finales de los años setenta, está construido para que cualquiera pueda participar. Tiene una estrecha relación con lo que pasa en el barrio o en la calle y por supuesto, está lleno de crítica y cambio social. Su ritmo permite aprender fácilmente a través de la experiencia de quien lo interpreta.

Lo realizado por Crew Peligrosos no sólo es un ejemplo de cambio y apoyo social dentro de su comunidad, sino que a través de su free style al cantar, muestra que este género encuentra un espacio en la música que cada vez gana más adeptos y respeto. Reúne patrones rítmicos, educación musical alternativa y por supuesto, es una expresión cultural.

La agrupación se ha consolidado y escalado peldaños en el mundo del hip hop. Se han presentado en festivales como el South by Southwest en Austin Texas, Festival Estéreo Picnic, en su natal Colombia y el Festival Hip Hop en Paris, mientras que en México tocaron en el Festival Vive Latino celebrado el año pasado.

Crew Peligrosos cerró 2017 con excelente resultados; su gira “Vengo con to´ “, los llevó a países como Brasil, México y Francia; en este último alternaron con el rapero Youssoupha, quien es considerado como uno de los mejores artistas de este género en Europa. En 2018, la banda ha dispuesto el lanzamiento de su tercer material discográfico, en el que seguirán con la búsqueda de nuevos sonidos y estilos.

El estilo y concepto de Crew Peligros los ha impulsado no sólo a expresar su arte y música, sino también a transformar su lugar de origen con su proyecto Eskuela, que los convierte en una banda como pocas en el hip hop. Ojalá muchos otros cantantes o músicos aportaran su granito de arena para fomentar el desarrollo social y la educación artística que hace tanta falta.