Tras un año inmersos en la crisis pandémica durante 2020, 2021 se perfiló para ser un año de gradual recuperación para las Industrias Culturales y Creativas (ICC). Al respecto, la empresa consultora PwC, en su “Global Entertainment & Media Outlook 2021–2025”, estimó para México una caída en ingresos de -8.4 por ciento en 2020, pero proyectó un repunte de 6.5 puntos porcentuales para 2021 para las ICC.

Concretamente, en el mercado de Música a nivel global, Radio y Podcast, se calculó una generación de ingresos de 815.6 mil millones de dólares estadounidenses (USD) en 2021. Estas cifras advierten la importancia de la industria de audio para la economía nacional.

En lo que toca al consumo de audio por streaming, se ha convertido en la principal vía de acceso a contenidos musicales. En el último año, se registró un crecimiento de 4.8 por ciento en la base de consumidores que acceden a plataformas digitales y realizan un pago de manera periódica a éstas, para alcanzar una contabilidad de 13 millones de suscripciones, de acuerdo con cifras de The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

Esta trayectoria ascendente en el acceso a plataformas digitales de música se acompaña de una sofisticación y mayor diversidad de preferencias y hábitos de los consumidores, ante un ecosistema de oferentes cada vez más competitivo. Al respecto, las diferentes plataformas han buscado competir con diferentes esquemas de empaquetamiento con otros servicios, precios atractivos, contenidos y producciones exclusivas y modelos de negocio de acceso gratuito, entre otros diferenciadores, para atraer a nuevos usuarios.

Es así como las distintas plataformas buscan hacerse de un pedazo de un pastel cada vez más grande. Por tanto, resulta relevante presentar una fotografía de los hábitos de consumo, configuración del mercado durante 2021 y presentar algunas prospectivas para 2022.

Spotify continúa ostentando el primer lugar como plataforma de acceso a contenidos digitales de audio, al contabilizar más de cuatro quintas partes del total de las suscripciones (85.8 por ciento).

Hábitos de acceso a música digital

El consumo de contenidos musicales vía streaming registra un comportamiento similar al de 2020. Específicamente, la frecuencia de acceso a plataformas digitales de música por suscripción registró el mismo valor que el año previo, un promedio de 5.6 días a la semana. Sin embargo, 67 por ciento ingresa todos los días (71 por ciento en 2020), mientras que 26 por ciento lo hace dos veces por semana (20 por ciento en 2020), 6 por ciento únicamente una vez a la semana (8 por ciento en 2020) y 1 por ciento cada dos semanas.

Esta dinámica de consumo revela la marcada preferencia por los contenidos musicales, así como la continuidad en la intensificación en la frecuencia de acceso a las plataformas, resultado del confinamiento y la mayor disponibilidad de tiempo para el ocio en casa.

Por su parte, al segmentar por tipo de dispositivos utilizados para acceder a estas aplicaciones, destacan los smartphones, con 90 por ciento de preferencia, seguido por las computadoras (escritorio y laptops) y Smart TV con 14 por ciento cada una, tabletas con 4 por ciento y iPod con 2 por ciento.

Claramente, la masificación en la tenencia de los dispositivos móviles entre los usuarios mexicanos, así como la accesibilidad en la descarga y acceso a plataformas digitales, los coloca como los de mayor preferencia para hacer uso de éstas, por encima del resto de los dispositivos.

En México, la base de consumidores de contenidos de audio que acceden a plataformas digitales y realizan un pago de manera periódica a éstas asciende a una contabilidad de 13.0 millones de suscripciones, de acuerdo con cifras de The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

Ecosistema competitivo de plataformas digitales

Spotify continúa ostentando el primer lugar como plataforma de acceso a contenidos digitales de audio, al contabilizar más de cuatro quintas partes del total de las suscripciones (85.8 por ciento). Esto se explica por su abundante oferta de contenidos y la posibilidad de escuchar música con anuncios, así como su incursión al mercado en su etapa de desarrollo temprano.

Muy por debajo de Spotify en términos de suscripciones, le siguen Google Play Music/YouTube Music con 3.1 por ciento, Apple Music con 3.0 por ciento y Amazon Prime Music con 1.7 por ciento del total, con el restante (6.4 por ciento) dividido entre una gran variedad de jugadores, entre los que destaca Deeezer, con 1.6 por ciento del total.

Como se evidencia en lo anterior, el consumo de contenidos de audio por streaming se ha intensificado e incluso ha aumentado su frecuencia de consumo en años recientes. Se anticipa que ante la recuperación económica y el creciente acceso a internet, se detone aún más el acceso a plataformas digitales de música durante 2020 y años venideros. La continuada expansión en el acceso y uso de internet móvil son y serán un índice importante para el consumo de música y podcasts en línea.

Por su parte, las directrices que tome la política pública en materia de conectividad, estimularán aún más la migración hacia una economía digital que posibilite la recuperación de la economía mexicana en su conjunto.

Finalmente, si bien se anticipa un dinámica positiva en este mercado, la competencia entre plataformas de streaming de audio aún se encuentra en una etapa incipiente, con un actor predominante y otros pequeños competidores. En la medida que estos jugadores respaldados por grandes empresas como Google, Amazon y Apple compitan vis a vis con Spotify, podría detonarse una evolución de esta industria. Para ello será importante no perder de vista el ejercicio de inversiones en materia de publicidad y la calidad de los contenidos provistos, así como su oferta con otros servicios.

La frecuencia de acceso a plataformas digitales de música por suscripción registra un promedio de 5.6 días a la semana y 67 por ciento ingresa todos los días.

Por Daniel Cabrera*

*Colaborador en The Competitive Intelligence Unit  (The CIU).