Actualmente estamos acostumbrados a que toda producción integre elementos de altos niveles, tanto en audio como en video y por supuesto, iluminación. Es por eso que en esta ocasión nos complace echar un vistazo breve pero sustancioso a la esperada consola M6 de los daneses de Martin Professional, diseñada para controlar todo tipo de luminarias, desde las convencionales hasta los más sofisticados servidores de medios, lo que la encamina hacia la satisfacción de las necesidades multimedia de hoy y los retos de mañana.

Sus antecedentes: basada en la plataforma de software de la serie M de la marca, la M6 proporciona a los usuarios recursos muy recientes para garantizar una rápida programación y un control de playback extenso; todo desde la misma consola. Lo anterior está complementado con un procesador industrial multinúcleo, pantallas táctiles de estado sólido y alto brillo. Es capaz de entregar hasta 64 universos DMX directamente desde sus puertos de red sin necesidad de usar procesadores externos.

Funciones avanzadas como LiveBlender T-Bar, codificadores FastDialy y botones Paired Playback hacen de la M6 una de las consolas con diseño más avanzado, según sus creadores en Martin Professional. Ofrece un total de 44 playbacks, incluyendo secciones duales llamadas Main Go, diez faders motorizados y 12 adicionales, así como un total de 17 codificadores para acceso a distintos parámetros.

Una caja de sorpresas
En eventos en vivo, la rapidez de respuesta es esencial. Así, empleando un procesador quad-core i7 con 16 GB de memoria RAM, la M6 no sólo opera rápidamente en cualquier circunstancia, sino que el hardware utiliza los más recientes componentes del sistema, lo que hace al dispositivo muy confiable y a prueba del futuro.

La construcción modular es otra de las características de la nueva consola. Diseñada sobre un cuadro de aluminio rígido pero ligero a la vez, la M6 es una de los equipos más ligeros de su categoría. La máxima atención está puesta en su ergonomía y que el flujo de trabajo sea eficiente, incluyendo un frente más bajo para mantener la programación y operación al nivel más cómodo posible. A todo esto ayuda su diseño modular, para dar como resultado total una mejora en la flexibilidad de uso, permitiendo al usuario adaptar la consola a sus necesidades. Para una visualización sin obstáculos, la M6 está equipada con dos pantallas táctiles BriteTouch personalizadas de 15.6 pulgadas y además permite que dos monitores adicionales sean conectados a sus puertos DisplayPort.

Más módulos. El módulo de programador de la M6 comparte las mismas características que los demás sistemas de la línea M de la firma danesa, pero su nuevo diseño ofrece cuatro codificadores lineales FastTrack para un control de parámetros más confiable e intuitivo, con retroalimentación LED. Una rueda de control, asignada para ajustes de intensidad de dispositivos, también sirve como control timeline de video. 12 claves de usuario pueden ser asignadas a cualquiera de los cientos de funciones predefinidas y su trackball con luz de fondo puede usarse como un cursor de control de pan y tilt. El módulo también está equipado con la sección Main Go, para acceso directo a la lista maestras de cues, asignada por el usuario.

Por su parte, el nuevo módulo de playback ofrece faders de alta calidad motorizados y cuatro controles clave asociados con cinco PlayPairs, lo que brinda una fácil organización de los playbacks más usados de alternamiento de colores, posiciones e intensidades. Las pantallas digitales están provistas para todos ellos para una fácil identificación, mientras una pantalla de tres pulgadas identifica el número de banco que se está usando, mismo que puede ser cambiado empleando botones de navegación. Cinco claves de usuario están disponibles para dar acceso rápido a los bancos, así como cualquier función deseada desde la extensa biblioteca de características clave personalizables. El módulo de playback también integra una sección Main Go, para tener la lista de cues maestra a la mano.

Ahora bien, ubicada de manera central se encuentra en la M6 un módulo submaestro de 24 playbacks, con 12 pares de faders y botones y 12 botones de playback separados con el mismo layout, como en el caso de la consola M1 de Martin. Estos llamados subplaybacks son asignables a cualquier función.

Para una operación más cómoda en vivo, la M6 incluye un módulo más. Se trata de LiveBlender, que ofrece una transición con características innovadoras y brinda control discreto para mezcla de medios, controles de iluminación en vivo y crossfades, así como ajustes de rango y tiempo.

Por último pero no menos importante, el split T-Bar brinda retroalimentación y su diseño personalizado ofrece transiciones visuales discretas mientras permite que dos elementos puedan ser ajustados separadamente o al unísono. Para asegurar su correcta sincronización, los ajustes pueden asegurarse juntos para un perfecto crossfade de iluminación y elementos de medios, a la vez que los codificadores adicionales y ocho botones RGB permiten que este módulo se convierta en una parte integral de complejos sistemas visuales. Cuando conozcan a la M6 no duden en probarla; los expertos respaldan su operación para ofrecer un desempeño eficiente, veloz y confiable.