Concretado como un proyecto personal en este periodo de confinamiento, CompaSStage será una serie de master classes en línea, en las que personalidades como Susana Zabaleta compartirán las experiencias y conocimientos que le han permitido conocer y entrenar su voz, dándole la personalidad que le distingue como cantante, conductora y actriz.

“Dar una master class es una de las cosas más difíciles del mundo te sumerges en todos los conocimientos que has adquirido en la vida y luego, valorar, porque una cosa es cantar y saber dónde poner la voz, y otra cómo explicarlo. Para mí, desarrollar este proyecto fue una gran experiencia porque recordé todas las cosas que me han enseñado y recordé también hacia dónde va mi voz”, menciona la intérprete, que forma parte del trío de profesionales de la música para impartir diversos temas en CompaSStage, junto con Aída Cuevas y Armando Manzanero.

Grabado en Estudio 13, resultado de un ejercicio de introspección que la cantante reconoció como algo rico y revelador pero también muy doloroso, fue la asesoría de su hija la que le permitió adaptar y plantear objetivos, además de inclusión, para todo aquel que desee conocer, entrenar y llevar a niveles únicos su voz, sin ser cantante o estudiante de música: “Me ayudó a definir qué cosas decir y cómo lo iba a tomar la gente; a experimentar y entender que podía ser algo no sólo para cantantes, sino para el ama de casa que tiene voz nasal y quiere quitársela, o el adolescente que se le va la voz, guiarlo hacia dónde puede ponerla; saber dónde está tu voz colocada y, si la tienes bien, dar una plática arriba de un escenario hablando durante una hora y media. ¿Cómo lograr eso? Empezamos a hacer esas valoraciones y así salieron las diez secciones”, detalla la actriz. 

Disponible a partir del 1 de septiembre con un costo de 260 pesos (que aumentará al ponerse en la red en formato on demand), Susana aprovechó las talentosas amistades, instalaciones y recursos del estudio, particularmente el piano, para poder explicar algo tan importante como los rangos de la voz, hacia donde va dirigida, escucharnos y reconocer nuestra voz, además de su proyección: “La gente debe saber primero si es tenor, barítono, soprano u otro. Estuvimos tres días en Estudio 13, grabando con todas las medidas de seguridad y con el piano precioso que tienen invité a un amigo con voz de barítono para que vean la diferencia pues en México las voces que tienen más demanda son los tenores, en Europa es diferente porque allá hay más barítonos y bajos; quise hacer eso para que la gente vea otras formas y modos de cantar”.

Para Susana Zabaleta es muy claro: “Nuestra voz se puede amaestrar, llevarla a donde queramos y de eso se tratarán las clases en CompaSStage: de ayudar a descubrirla, que fluya de una manera increíble y los lleve a algo interesante, en verdad. No sabemos desarrollar nuestra voz, cómo usarla, pero les tengo noticias: ¡Sí se puede!”.

Si se animan, ya saben con quién entrenarse, además de conocer lo que Aída Cuevas y Armando Manzanero tienen para ofrecer, a través de www.compasstage.com