En una gira donde la única constante es la incertidumbre sobre el equipo de iluminación del día tras día, las ventajas como la facilidad de uso, flexibilidad y rápida programación son el as bajo la manga. Los diseñadores de iluminación Danny Sinclair y Alex Furlan dependen de las consolas Avolites y servidores de medios para proporcionar dichas características, un hecho perfectamente demostrado en su reciente gira con el guitarrista Joe Walsh, quien trabaja con una consola de iluminación Avolites Quartz, compacta y a la par con un software Titan Mobile Wing más servidores de medios Avolites Ai Media para los videos de los shows.

La carrera de Joe Walsh ha sido larga; sin embargo, siempre ha cubierto todas las bases en términos de producción. Ha sido líder de banda (James Gang), artista en solitario y miembro de quizás la mayor banda de rock clásico de todos los tiempos: The Eagles. En esta encarnación posterior a The Eagles (la banda dejó de existir con la muerte del co-fundador Glenn Frey a principios del año pasado), los tours han sido literalmente por todo el mundo

“Hemos tenido desde los lugares más grandes hasta los clubes más pequeños”, explica Danny. “A principios de este año trabajamos con Bad Company y eso nos permitió expandir la producción. Comenzamos a utilizar una pared de video, por ejemplo. En esta etapa de la gira, conocida como Walsh Toor 2016, literalmente no sabíamos sobre qué estábamos caminando o qué tipo de equipo utilizaríamos; solamente podíamos saberlo hasta llegar y ver el recinto donde estaríamos trabajando. A la fecha, en casi todos los conciertos hay algún tipo de complicación que tenemos que solucionar, ya sea la altura del recinto, la profundidad del escenario o la plataforma en sí, lo que significa que terminamos reprogramando una gran parte del espectáculo a diario. Afortunadamente, el sistema Avolites hace que sea mucho más fácil todo, más de lo que uno podría pensar”.

“Tenemos una idea consistente de lo que queremos transmitir, pero añadimos y nos ponemos de acuerdo con el espectáculo y el lugar”, dice Alex. Debido a que la gira no está llevando la producción completa, el tamaño -como en los recintos compactos- es clave, y las dos superficies de control de Avolites encajan perfectamente para esos casos. ·Se trata de hacer grandes cosas con pequeñas cosas”, dice Alex. Ambos diseñadores señalan que están haciendo un show completo con iluminación y controladores de video desde la misma consola, con sólo 12 faders. “A pesar de que sólo tenemos esta cantidad, la Avolites es capaz de hacer todo lo que queremos. Con Avolites Quartz y el Titan Wing, podemos hacer cualquier tipo de espectáculo”, dice Danny.

Ambos diseñadores son fanáticos de las consolas Avolites. “Comencé a usarlas hace años en el House of Blues”, dice Danny; “y apreciamos los avances logrados con Quartz. “Las pantallas táctiles son muy sensibles y los generadores de efectos son hermosos. Me encantó la consola Pearl, pero con el software Titan, Quartz es aún más intuitiva”.