Nacida en Ocean Beach, en las afueras de San Diego, Slightly Stoopid es una banda que ha mezclado géneros durante 25 años y esa combinación de estilos se presta para imaginar y hacer posible un espectáculo ecléctico en términos visuales, como el concebido para la gira por su  álbum Everyday Life, Everyday People, realizado previo al confinamiento que vivimos actualmente.

La banda recurrió a la empresa Pulse Lighting y su staff  para dicha misión y estos indicaron equipo Avolites para la encomienda, destacándose la consola Sapphire Touch, el software Ai y el sistema Synergy.

Mikey Cummings, responsable del diseño, detalla los motivos: “Usamos Sapphire Touch, Arena o Tiger Touch II con proyectos donde tenemos gran cantidad de videos, rayos láser de mezcla de colores y LEDs en el diseño, como el de Slightly Stoopid. Sabíamos que ésta sería una gran oportunidad para añadir el nuevo software Synergy de Avolites, junto al programa Ai que ya estábamos planeando usar”.

“Los usamos en un diseño para un festival en México y les encantó”, comenta Mikey. “Después nos pidieron que hiciéramos diseños únicos para festivales y espectáculos de su gira. Creamos diseños de iluminación independientes para cada espectáculo, basados en lo que los proveedores locales podían proporcionar”.

Para el responsable del diseño, así como el director de programación e iluminación Dan Grabus, se armó la configuración soñada con el software Ai y el nuevo paquete Synergy, integrado con la consola Avolites Sapphire Touch para el control.

“El sistema Synergy funciona muy bien con los rayos láser, algo que no esperábamos. Teníamos cuatro de ellos de 30 watts en la parte superior del escenario y seis Phenoms en la parte de bajada. Eso nos permitió lograr una apariencia 3D, entre los rayos láser y el video, que proyectaron los mismos patrones de color e intensidad, creando mucha profundidad. Algo que también nos gusta de Ai fue lo fácil que es de manipular y fusionar con clips dentro de una capa. En lugar de tener que recortar cosas en un software externo y luego traerlo de vuelta, podemos manipular imágenes estáticas y contenido directamente guardado”, explica Mikey Cummings.

Lo anterior evitó usar servidores físicos, lo que además facilitó el transporte de equipo a cualquier concierto: “Lo mejor de Ai es que puedes parchear 256 universos de pixeles, una increíble cantidad de luminarias añadidas”, menciona el responsable del diseño. “Usar Synergy se volvió una parte virtual del motor de efectos, como si fuera un complemento en su mapeador de pixeles. Es perfecto y funcionó absolutamente fantástico. Todo está en la consola: puedes ver todos los videoclips y demás. Si deseo agregar contenido, puedo hacerlo desde la consola”.

Al final, todo se trata de integración, algo que seguramente veremos, más otras sorpresas más, cuando retornen esas producciones poco a poco a los escenarios.