El festival Atlas Weekend, que se celebra anualmente en Kiev, capital de Ucrania, es el evento de música y arte más grande de Europa del Este, atrayendo a más de 500 mil personas en las instalaciones del Expocenter del país.

Posterior al confinamiento sanitario que tuvo al mundo entero sin eventos masivos el año pasado y parte de éste, hace unas semanas se llevó a cabo este festival durante 7 días, con la presencia del comediante y cantante pop ucraniano Andriy Danylko, mejor conocido como su alter ego drag Verka Serduchka, quien saltó a la fama en el Festival de la Canción de Eurovisión 2007 y que encabezó el evento, con la compañía de renta de equipos Ginza como proveedor de las consolas dLive tanto para sala como para monitores.

El ingeniero de sala, Andrew Zistan, optó por una superficie de control dLive S7000 de 36 faders, junto con un MixRack DM64, además de una tarjeta superMADI de 128 canales para la grabación multipista e integración UAD. Para los monitores, el ingeniero Pavel Mineyev utilizó una superficie de control compacta dLive C1500 asociada con un DM64 MixRack. Por su parte, el protocolo gigaACE patentado de Allen & Heath se utilizó para facilitar una división digital de latencia ultrabaja a través de un par de tarjetas de este tipo, con 128 canales de audio de 96 kHz entre los sistemas.

“He estado mezclando en dLive durante 4 años. Es la solución más flexible hasta la fecha con óptimas características y sonido de estilo analógico”, explica Zistan. “Para el rendimiento de Verka Serduchka hice un buen uso de los compresores DEEP integrados como OptTronik, Peak Limiter 76 y Opto. También soy fanático del procesador multibanda Dyn8 y de la unidad Hypabass FX”.

Después de que el festival Atlas Weekend llegó a su fin, Zistan invirtió más en el ecosistema dLive. “Con la compra de 32 canales de preamplificadores PRIME, he llevado mi sistema a un nivel aún mayor de calidad de sonido”, menciona, con el entusiasmo de ver reactivadas sus actividades en la Industria de la Música y el Espectáculo en Europa.

En primer plano, la dLive S7000

Esta consola es la superficie de control más grande de la familia dLive de Allen & Heath, con 216 tiras de faders asignables. Cuenta con 36 faders en 6 capas, pantallas táctiles capacitivas duales de 12 pulgadas y la innovadora interfaz de usuario Harmony para el flujo de trabajo más rápido de la industria.

Donde muchas consolas digitales intentan recrear la experiencia de usar una mezcladora analógica, dLive es un verdadero nativo digital, que se basa en su familiaridad con los teléfonos inteligentes y tabletas que todos usamos.

A medida que los sistemas se vuelven cada vez más complejos y las entradas y salidas aumentan exponencialmente, los ingenieros pueden sentirse cada vez más alejados de la acción en el escenario a medida que se sienten cada vez más atraídos por la gestión del arsenal de tecnologías a su disposición, situación que la dLive S700 equilibra para hacer sentir al usuario con una consola accesible y eficiente. Además, todas las consolas dLive han sido diseñadas para ofrecer el equilibrio óptimo entre resistencia y peso, empleando metal de mayor calidad en los lados y acero doblado en puntos clave para mayor robustez.