La selección de altavoces amplificados por parte de los usuarios de audio profesional no debe ser tomada a la ligera, sobre todo habiendo tantas opciones en el mercado. Por esa razón, los diseñadores de Gibson Pro Audio desarrollaron en Chatsworth, California, la línea CVE de Cerwin Vega, misma que ofrece el mejor diseño de su clase, sin importar si las necesidades de cobertura en cuestión son pequeñas, medianas o grandes.

La gama CVE ofrece tres alternativas en gabinetes de rango completo: diez, doce y quince pulgadas, construidos con polímero de alta resistencia que garantizan durabilidad y ligereza, así como un subwoofer robusto de 18 pulgadas. Construida en un recinto de madera, esta familia de altavoces es ideal para lugares de tamaño pequeño a mediano, donde la portabilidad y calidad sonora es primordial, como clubes nocturnos o donde los DJs son los encargados de amenizar noche tras noche.

Usos principales

En principio, una de las características más importantes de la línea es que su panel de control es intuitivo y eficaz, ya que permite una configuración rápida y efectiva, incluso para los usuarios que no están tan familiarizados con este tipo de equipo. Cuenta con cinco modos de escucha (DSP), fácilmente seleccionables con un solo botón y sin displays complicados, dos entradas balanceadas con conectores combo y un link de salida marca Neutrik que ofrece una solución integral para cualquier requerimiento, ya sea para DJs o clubes nocturnos. La familia CVE se adaptará a diferentes entornos acústicos y aplicaciones, ya que los gabinetes de rango completo cuentan con opciones como: inserto para poste o tripié, puntos de colgado y corte a 45 grados para utilizarlos como monitores de piso, amén de que para mayor practicidad de algunos usuarios, es capaz de recibir audio desde un smartphone o tablet a través de su receptor Bluetooth, ya sea en modo estéreo o monaural. Dicha solución está presente inclusive en el subwoofer, ofreciendo así la posibilidad de actualizar el sistema de audio que el usuario posea.

La familia de altavoces CVE cuenta con amplificadores clase D de 1000 watts de potencia, mismos que generan altos niveles de presión sonora, un rango dinámico notable y una claridad excepcional. Su diseño es capaz de brindar una amplia dispersión del sonido, así como frecuencias graves profundas. Para altavoces de este tipo, puede afirmarse que la serie CVE cuenta con una óptima relación costo – beneficio.

Con más de 65 años de experiencia de Cerwin Vega desarrollando equipos profesionales, la línea CVE se revela como una solución integral para las necesidades de sonido de DJs móviles, clubes nocturnos y mucho más. Junto con las gamas CVX y CVXL, fue lanzada a principios de este año, con distintos niveles de precio, pero una estética similar.

Los modelos

La gama CVE cuenta con cuatro modelos: CVE-10 (con woofer de diez pulgadas y recinto plástico, al igual que el resto de modelos de gama completa de la línea CVE); CVE-12 (con woofer de doce pulgadas), y CVE-15 (con un woofer de quince pulgadas), capaz de operar como monitor o sistema de refuerzo sonoro, y el subwoofer CVE-18s (con altavoz de 18 pulgadas). Gracias a su tamaño compacto, la serie representa los sistemas de refuerzo sonoro más compactos de la línea CV, adecuada para aplicaciones en las que la movilidad y peso ligero sean prioritarios.

La CVE-10 ofrece mil watts de potencia Clase D, woofer de diez pulgadas y un driver compresión de altas frecuencias de una pulgada, además de salidas XLR/TRS y una salida XLR y cinco modos DSP para ajustar el sonido. El gabinete está diseñado en polímero y entrega 124 dB de headroom.

Como el modelo anterior, el CVE-12 también ofrece mil watts de potencia, woofer de doce pulgadas y un driver de compresión de una pulgadas. Se diferencia con el CVE-10 en que entrega 126 dB de headroom.

El CVE-15 incluye un woofer de quince pulgadas, driver de compresión de una pulgada entradas XLR/TRS, salida XLR, cinco modos DSP y entrega 128 dB de headroom en un recinto diseñado en polímero.

El subwoofer CVE-18S integra un woofer de 18 pulgadas, mil watts de potencia Clase D, entradas XLR/TRS y una salida XLR, además de dos modos DSP. Como todos los miembros de la serie CVE, el CVE-18S permite el streaming de audio vía Bluetooth, desde cualquier smartphone o tablet, mono y estéreo. Entrega 126 dB de headroom.

Para terminar, cabe mencionar que para colgado y montaje en pared, todos los modelos de la gama CVE incluyen puntos y soporte. Además de Bluetooth, la gama cuenta con DSP con cinco presets (vivo, DJ, monitor, plano y voz). En cuanto a entradas, disponen de dos conectores combo (XLR más un cuarto de pulgada), con control de nivel (que se suma al Bluetooth, que también tiene control de nivel y que permite emparejar dos cajas para reproducir estéreo), así como una salida XLR de mezcla.

Related Posts