Grabado en el estudio de la estación radiofónica Aire Libre, se trata de un compilado en vinil con 16 proyectos de la escena musical emergente mexicana. Iniciativa de la estación que primero recibió a los grupos en sus ya conocidas live sessions, fue el trabajo desde el control room de Martín Delgado y Febe Esquerra, quienes dieron alma a este álbum.

“Cuando empezó el proyecto radiofónico de Aire Libre, quisimos hacer un estudio de grabación profesional para grabar música, con la idea de tener estas sesiones en vivo y que los músicos se sintieran cien por ciento en confianza de que su sonido sería respetado con las máximas condiciones. Necesitábamos un ingeniero y conocí a Fede, quien tomó la batuta como ingeniero en jefe en el estudio. Conforme consolidamos este flujo de trabajo, pensamos en un sueño: editar un día un disco, grabarlo en el estudio con bandas independientes mexicanas, que fuera una buena muestra de lo que está sucediendo en México. Lo empezamos a hacer y tardamos dos años en tener las 16 canciones”, comparte emocionado Martín.

De manera orgánica, la visita de las bandas y la propuesta de ser parte de la grabación continuó, siendo importante la petición de tener una canción original: “El proyecto fue tomando su propio rumbo y personalidad;  fue muy orgánico por lo que veníamos haciendo en la estación. Primero lo pensamos con bandas independientes y luego nos clavamos en una escena subterránea; había bandas de fuera que sólo tenían dos días para hacer la sesión en vivo en la estación, más la grabación y entrevistas”, describe por su parte Febe.

Con la selección de las bandas lista, las sesiones de grabación destacaron por preservar la emoción de registrar en un álbum la propuesta de cada banda, además de dar el sonido del estudio al compilado, como expone Febe: “La prioridad fue defender el sonido de los grupos, ser lo más transparente en eso y que, como sonido del estudio, pudiera jugar como común denominador la forma en la que capturamos la batería y la calidez de lo análogo”.

Ese registro análogo lo marca la consola SSL con módulos 500 y algunos micrófonos de listón, principalmente. Las condiciones de espacio del estudio se adecuaron para tener a bandas donde todos pudieron tocar juntos o bien jugar incluso con los horarios de la emisora y así convertir el control room y las oficinas en cabinas para grabar. “Tenían que ser tracks inéditos que los grupos compusieron específicamente para esta colección y eso me parece increíble. Con varias de las bandas tuvimos más tiempo para producir y agendar, pero con otras, las foráneas principalmente, debimos ajustarnos”, relata Martín Delgado.

La suma del sello Devil in The Woods para la distribución del vinilo en los Estados Unidos, incluyó la masterización por parte de Harris Neumann; así, entre Febe y cada una de las bandas se hizo el proceso de mezcla, con un entendimiento mutuo de cómo sonar las cosas: “Fue milagrosamente más sencillo de lo que pensamos, porque teníamos claro que había que echar esto para adelante. Nos tomó dos años grabar y al final escuchar todo el disco y retocar lo que se requería fue crucial”, afirma Febe Esquerra.

Al final, tener el proyecto en un vinil, un álbum doble, dio colofón a la importancia musical ahí capturada, como expone Martín: “Es una emoción brutal llegar a la tienda y ver el disco. Está en Bandcamp y en todas las tiendas asociadas al Record Store Day, como la Roma Records. Para mí lo más bonito fue ver la colaboración. La  disposición humana fue brutal, más allá de que todas las bandas grabaron música extraordinaria. Ese es el gran valor de este proyecto: un punto en la historia de la música mexicana que si no estuviera en un lugar tan potente como en el que está, este disco no hubiera sido posible”.

“Llama la atención esta sociedad entre los grupos, que si bien tocaban géneros diferentes, se respetan. Tener la oportunidad de hacer una radiografía de esta escena en este momento y de este modo, es muy gratificante. No creo que haya una sola persona que esté inconforme con el resultado final”, concluye Febe, lanzando la invitación a escuchar este proyecto tan particular y que ofrece un rico panorama de la música independiente en nuestro país.

Entrevista: Nizarindani Sopeña / Redacción: Marisol Pacheco