La flexibilidad en el cable es sumamente importante, ya sea que nos dediquemos a la instalación o eventos móviles como festivales y conciertos; cuando instalamos es bueno tener un cable con mayor flexibilidad porque nos ayuda a pasar por tuberías o espacios complicados con facilidad sin poner en riesgo nuestro cable, mientras que en eventos en vivo necesitamos un cable que sea altamente flexible para una buena manipulación, ya que necesitamos enrutar, enrollar y empacar.

Conductores. Es mucho más fácil doblar varios conductores pequeños que doblar uno más grande; mientras más hilos de cobre tenga un cable, éste será mucho más flexible. En las hojas de especificaciones encontraremos descripciones como 26 AWG (19×40), lo que significa que tenemos un cable con un conductor total calibre 26 compuesto por 19 hilos de calibre 40. Pueden existir cables con más de 200 hilos de cobre, siendo altamente flexibles, pero esto causa un aumento de costos de fabricación y tiempo de producción. Por eso los cables más flexibles son más caros.

Blindaje. Existen dos tipos de blindaje y dependiendo cuál utilicemos puede afectar nuestra flexibilidad, ya que blindajes como el laminado pueden tener la característica de cubrir al cable un cien por ciento, pero hace perder la flexibilidad por su rigidez y puede romperse cuando lo flexionamos, dejando espacios o perdiendo la continuidad por completo. El blindaje tipo malla que está construido por varios hilos pequeños trenzados de cobre ayuda a la flexibilidad de nuestro cable, pero también pierde inmunidad, ya que no puede cubrirlo completamente. Se pueden aplicar varias capas de trenzados y así llegar un recubrimiento del 98 por ciento, dando flexibilidad y blindaje óptimos. Existen cables con la combinación de trenzado y lámina y ésta puede ser una buena opción si se desea aprovechar la cobertura del aluminio y la flexibilidad del trenzado (aunque se pierde un poco de flexibilidad).

Compuestos. Algunos compuestos utilizados en la construcción de aislantes y forros ofrecen una mayor flexibilidad que otros, como los forros de tipo goma o caucho (TPE o EPDM), que pueden llegar a tener mayores ventajas, como una mayor flexibilidad y dureza para eventos en vivo, pero mayor grado de combustión; sin embargo, compuestos como el PVC pueden llegar a tener un grado de combustión que puede pasar requisitos de seguridad del código de incendios local y también pueden ser muy flexibles y delgados para un óptimo deslizamiento en instalaciones en tuberías y espacios complicados.

Ojalá que estas breves y concisas sugerencias hagan de su búsqueda de cables algo más certero y útil. ¡Hasta la siguiente ocasión!

*Desarrollador de marca en Representaciones de Audio

Por Pablo Erick López Ortega*