Para su gira por Reino Unido, la compañía de renta y producción dispuso de sus servicios de diseño, iluminación, audio, cortinas personalizadas y elementos de escenografía para enmarcar los conciertos del combo The Specials, que hizo propias las inquietudes políticas de los años setenta y ochenta con su fusión de rock y ska; una presentación que requería un set dinámico de aspecto teatral.

Los elementos escénicos fueron el punto de partida. Así, para la iluminación y los ocho músicos en el escenario, Simon Pettit, diseñador de iluminación del show, buscó presentar la fuerza de las canciones de la banda: “Si los efectos lumínicos superfluos distraen a la gente de esta música, no estoy sirviendo el espectáculo, así que opté por sólo presentar cada canción y dejar que la música hable por sí sola”.

La teatralidad de la que habla Simon fue conseguida con tonos pastel y el trabajo de un obturador sobre la cortina dispuesta en torno al escenario, así como en el piso, y enfatizar elementos centrales desde diferentes ángulos, mediante lavados angulares de la luz lateral, el piso y la luz superior, intercalados con los haces de luz en movimientos cónicos tradicionales, todo con las luces Martin Mac Viper distribuidas en la parte frontal, media y trasera; wash LED Mac Aura XB en la parte posterior y cuatro wash Viper en el medio más cuatro adelante. Equipos GLP X4 Bar 20 se distribuyeron en los trusses traseras y medios, además de ocho Par LED Prolight StudioCob WW en una truss delantera. Sobre el piso, luminarias Aura XB, Viper Washes, Chauvet Strike4 LED y nueve StudioCob, controladas desde una consola MA Lighting grandMA 3.

Respeto al audio, se optó por un sistema L-Acoustics K2 y altavoces KARA volados por cada lado, al que se añadieron subwoofers KS28 por lado. Como complemento se ubicaron también altavoces KARA, ARCS II y X8. El procesamiento del sistema se realizó mediante un sistema LA Network Manager 2 de L-Acoustics, con un control Lake estándar que comprendió dos LM44 y dos LM26 para el control frontal. La consola en sala que usó el ingeniero Marcos Ferrari fue una Midas PRO X, con un procesador de efectos digitales Yamaha SPX2000, reverberaciones Lexicon PCM91 y 480L y un Roland Space Echo. Los amplificadores LA12X alimentaron el sistema principal.

En monitores se usaron altavoces Adlib MP4 con amplificadores Lab Gruppen PLM10K; , micrófonos Sennheiser G3 IEM para los músicos y teclado más un subwoofer Adlib MP4 para la batería. Los rellenos laterales se armaron con gabinetes ARCS y un KS28 por lado, y todo fue gestionado desde la mesa Digico SD10 por Marina Martinez Sebastian

El director de Adlib, Phil Stoker, comentó: “Fue genial volver a trabajar con una de las bandas más legendarias. Confiaron en nosotros y eso ha llevado nuestra participación en shows en vivo a puntos impresionantes”.