Cuando pensamos en sonido, pocas veces nos detenemos a reflexionar en la manera en la que puede ser un factor determinante en la resolución de otro tipo de situaciones. Sin embargo, puede llegar a ser tan esencial como en la acústica forense, especialidad que engloba la aplicación de técnicas desarrolladas por la ingeniería en audio y la acústica para el esclarecimiento de los delitos y la averiguación de la identidad de quienes los cometen. En Estados Unidos, Francia, Japón y España se han desarrollado asociaciones dedicadas por completo a su estudio y aplicación, mientras que en nuestro país es algo relativamente reciente y en muchos de los casos se desconoce su aplicación legal.

El tema es por demás interesante y fue el que se trató en el más reciente evento organizado por AES México, en las instalaciones de Sala de Audio. Quienes deseen avocarse a esta profesión deben tener un amplio conocimiento tanto del audio y la acústica, como el sistema de fonación humano, sistema auditivo, la lingüística, fonología y fonética, para que sea posible la identificación de una persona a través de sus emisiones habladas.

De estos temas y otros igualmente importantes para el desarrollo de la justicia en nuestro país, habló el ingeniero Carlos Gerardo Ríos Zúñiga, miembro de AES desde 2007, especializado en Acústica y Producción musical, con licenciatura en Acústica y control de ruido por McGill University. Desde hace ocho años es académico en el Instituto Tecnológico de Estudios en Audio, S. C. y logró certificarse como Ingeniero perito auxiliar del Poder Judicial del Estado de Coahuila en Reconocimiento de voz y control de audio en marzo de 2014. Sus conocimientos fueron compartidos con los asistentes al evento, para darse cuenta de que en el sonido, las aplicaciones son infinitas.

Related Posts