En enero pasado, Yamaha de México entregó una importante cantidad de flautas dulces a distintas comunidades del estado oaxaqueño a través del proyecto “La flauta escolar visita tu comunidad”, con objetivo de impulsar la educación musical y artística en los alumnos y maestros para que después pudieran mostrar lo aprendido en un concierto escolar. Dos meses más tarde, la hora llegó y en el centro de dicha entidad se realizó el Encuentro Musical Yamaha, espacio que reforzó el aprecio que la infancia puede tener en la música.

El evento contó con la participación de Hirofumi Yamashita, presidente de Yamaha México, además de Javier Muñoz, director administrativo de la compañía, quienes regresaron para ser testigos de la capacidad, esfuerzo y entusiasmo de todos los niños a quienes meses antes les entregaron flautas con la premisa de que aprenderían a tocarlas.

“Estamos muy emocionados, confiamos plenamente en las capacidades de cada niño y por supuesto de sus maestros; valoramos el apoyo que les brindaron sus familiares. Este concierto es se debe a su esfuerzo y sus ganas de aprender. En Yamaha estamos convencidos de que la educación musical forma mejores personas y ayuda a tener un desarrollo más humano. Este espectáculo es una muestra de todo lo que se puede hacer con el talento infantil en México y el mundo”, expresó Hirofumi Yamashita.

Javier Muñoz, quien tuvo la idea de llevar a cabo no sólo la entrega de flautas dulces a comunidades de escasos recursos, sino en llevar a cabo este concierto, mencionó: “Para Yamaha es una gran satisfacción apoyar la educación musical y con ello contribuir a una mejor calidad de vida de los niños y jóvenes. Para muchos de ellos la situación es difícil, lo sabemos, pero también reconocemos las ganas que tienen cada uno para levantarse día con día y hacer lo mejor pese a todo. El Encuentro Musical Yamaha es una experiencia que los marcará toda su vida, no sólo a ellos, sino también a sus maestros y familiares, ya que fueron testigos del esfuerzo que pusieron; aprender a tocar una flauta en tan poco tiempo no es fácil, pero ellos lo lograron, sin duda son un gran ejemplo”.

Otra compañía que destacó por el gran apoyo brindado a los alumnos fue Musicales Doris, distribuidor oficial Yamaha en Oaxaca Centro, encabezado por el ingeniero Armando Sosa. Su equipo de trabajo destacó por su logística y coordinación y logró ser una pieza clave desde la entrega de flautas hasta la realización del concierto.

La preparación de los alumnos tomó cerca de dos meses y medio, tiempo en el que aprendieron a tocar la flauta dulce diariamente con el apoyo de sus profesores, quienes tuvieron en todo momento el soporte del maestro David Oviedo, quien enseñó las principales herramientas para que los maestros lograran que los niños tocaran la flauta en ese lapso.

El 21 de marzo es una fecha especial para todos los mexicanos ya que se conmemora el natalicio del ex presidente Benito Juárez, figura emblemática, no sólo para las personas nacidas en Oaxaca, sino para todos los mexicanos. Este día coincidió con la realización del concierto Encuentro Musical Yamaha. Un día antes, los directivos de Yamaha de México visitaron las comunidades de San José El Mogote, Tierra Colorada, y Oaxaca Centro para pulir los últimos detalles del evento.

Las escuelas primarias Triunfo de la Revolución, de Tierra Colorada y Miguel Hidalgo de San José el Mogote fueron las escuelas invitadas y las que fueron recibidas por la escuela Benito Juárez como participante y sede de este gran evento. Poco a poco ingresaron al plantel más de noventa niños acompañados por sus familias.

El profesor de la escuela Benito Juárez, Miguel Barragán, fue el encargado de dar el banderazo oficial al concierto Encuentro Musical Yamaha. La escuela Miguel Hidalgo fue la primera en participar y los alumnos de esta institución interpretaron las canciones “Las cuatro milpas” y “Viva México”, dirigidos por los maestros Virginia Sosa y Armando Sosa. Momentos después, los alumnos de la escuela Triunfo de la Revolución aparecieron para tocar “Mosquito serrano” y “La canción mixteca”, estuvieron dirigidos por el maestro David Guzmán. Por último, los estudiantes de la escuela sede interpretaron “Nieve” y “My Heart Will Go On”.

Para finalizar el concierto, se llevó a cabo un ensamble entre alumnos de las tres escuelas y tocaron “Cielito lindo”, “Flauta de pan” y el “Himno a la alegría”, todo esto dirigido por el maestro David Oviedo, quien emocionado por lo enseñado a los alumnos y profesores comentó: “Es una experiencia increíble estar aquí y ver el esfuerzo de los alumnos”.

Al finalizar, Hirofumi Yamashita y Javier Muñoz entregaron sus respectivos reconocimientos a maestros y alumnos, destacando el esfuerzo y entrega de cada uno para que el Encuentro Musical Yamaha fuera un éxito, agradecieron a todos quienes lo hicieron posible este evento y mencionaron que la compañía continuará, como desde hace sesenta años, apoyando la educación musical en nuestro país.