Con un título que nos hace pensar en distintos momentos de la vida, la banda proveniente de Guadalajara presentó recientemente su álbum debut con un concierto en la Ciudad de México. Aunque tienen un año de existir como agrupación, los integrantes de Feral tienen una amplia experiencia en los escenarios Que el poco tiempo de su existencia no los engañe: Feral es una banda con mucho qué ofrecer y poseedora de un sonido bien pensado y mejor logrado. Su premisa para crearlo fue simple: dar cabida a todas las influencias musicales de sus miembros. Sobre una base del más tradicional rock, guitarra, bajo y batería, Feral deja fluir el lenguaje del punk, el rockabilly, el ska y el swing de los años cincuenta, con su respectiva sección de metales.

Hasta el momento, Feral ha publicado cuatro adelantos de su álbum debut, los sencillos titulados “Angora”, “Whiskey al fin”, “Vivir morir” y “Turbulencia”, cada uno acompañado por videos de una estética vintage, pero recreando un ánimo muy contemporáneo.

Con estas premisas, Adrián Nava (trombón), hace memoria y relata las circunstancias en las que el disco Vivir Morir fue producido: “Luego de definir el presupuesto para la grabación, decidimos invertirlo en equipo para realizarlo en el estudio que tenemos Carlos Torres (guitarra) y yo, para hacerlo de acuerdo a nuestros tiempos y a detalle para no estar presionados”.

Después de la grabación, Adrián comenta que la mezcla fue realizada por él mismo y Carlos, porque los demás miembros de Feral se integraron justo para el registro del material. Para la banda, vivir y tener un proyecto musical en Guadalajara tiene muchas aristas: “Es una de las ciudades fuertes de México en cuanto a producción, con estudios muy buenos, pero también hay productos no muy buenos. En cuanto a los conciertos, creo que los grupos lo tienen un poco difícil, porque hay muchos festivales actualmente y el público piensa mucho para invertir en escuchar en un recinto pequeño a un grupo local; sin embargo, hay apertura. Esta ciudad puede ser una plaza difícil, pero cuando se logra, la gente responde muy bien”.

Posterior a la presentación oficial de Vivir Morir, Feral tiene muy claros sus objetivos en el medio musical: “El objetivo que tenemos ahora es no parar y darle continuidad al proyecto; presentarnos donde se pueda para darnos a conocer y seguir grabando material”, finaliza Adrián. Pongamos atención a estas bandas que no sólo cuentan con entusiasmo, sino también con las actitudes y las aptitudes para ofrecer una buena experiencia en el escenario.