Robe-Vina-del-Mar-Festival-2014-Carlos-Vives-DSCN4011El Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar en Chile es un concurso musical anual que se realiza cada febrero desde 1960 y está considerado como uno de los mayores festivales del continente americano. Gracias a los enormes niveles de asistencia (más de 15 mil personas), la audiencia televisiva que alcanza y a las grandes cantidades monetarias involucradas en él, por concepto de publicidad y turismo, es el evento más trascendente para la industria del espectáculo en el país sudamericano.

Aunque el origen del festival estuvo centrado en música popular y folclórica, al pasar de los años se ha convertido en un foro muy importante para los artistas invitados, en todo género musical. Para su edición más reciente, la número 55, el Festival Viña del Mar, que duró seis noches, contó con la participación de artistas locales e internacionales como Ricky Martin, Laura Pausini, La Ley, Ana Gabriel, Carlos Vives, Rod Stewart y muchos otros, por lo que su producción resultó estratégica en todas las áreas. Para la parte de iluminación, soporte de servidores de medios, diseño de iluminación y operación, la empresa Producciones Órbita, de la ciudad de Santiago, fue la responsable de suministrar los equipos deseados, esto por cuarto año consecutivo.

Recrear la historia

Luis Pastor, diseñador de iluminación en el Festival Viña del Mar desde 2011, explica que el proceso creativo para los shows comenzó en el canal local de televisión Chilevisión, que ha sido transmisor oficial del festival en los últimos cuatro años. Este año, la producción del evento enfatizó el espíritu histórico del evento, recreando la forma de concha acústica original de la estructura del escenario que data de 1960. Para lograrlo, las luces elegidas fueron Robe ROBIN Pointe.

La disposición del montaje fue la siguiente: en el centro del escenario fueron ubicadas ocho estructuras triangulares de trusses con elevadores de velocidad variable que contenían seis luminarias ROBIN Pointe cada una y que fueron ideadas por Luis para agregar más dinamismo para proveer a la audiencia y ofrecer algo distinto en cada acto, además de aprovechar al máximo todas las capacidades de las luminarias. Las estructuras fueron “voladas” con un sistema de automatización y así fue como pudieron moverse para crear distintas formas sobre el escenario, que medía 60 metros de ancho y 25 metros de profundidad.

Por otro lado, la escenografía, elemento básico para la transmisión del festival a través de la televisión, fue creada por Marcelo Rojas, de la compañía chilena Madis, también necesitaba ser iluminada de manera apropiada y creativa. De esta manera, un total de cincuenta Pointe fueron adquiridos por Órbita específicamente para el festival de este año, a través del nuevo distribuidor de Robe en Chile, la empresa VGL, con base también en la capital chilena. Es Alicia Lawner, una de las directoras de Producciones Órbita, quien comenta: “Luis Pastor nos sugirió Pointe, ya que él lo había usado anteriormente y su impresión fue muy buena”.

Robe-Vina-del-Mar-Festival-2014-Carlos-Vives-DSCN4005Opciones versátiles

Por supuesto, uno de los objetivos fundamentales de la producción del Festival Viña del Mar fue brindar a cada iluminador de las bandas participantes el espacio apropiado para programar sus propios shows con el equipamiento disponible y que luciera bien para televisión, de modo que todo debía ser cubierto de la mejor manera. Además, para tener efectos en los triángulos hechos con trusses, fueron agregados con seis luces Pointe, más una luminaria wash LED y un estrobo en cada uno.

Luis comenta: “Trabajamos a 5,600 grados kelvin porque esta era una temperatura de color que nos permitía obtener todo el espectro de color para las cámaras de televisión, como azul y las diferentes gamas de magenta. Las luces de frente son más cálidas, entre 5 100 K y 5 300 K para que las tonalidades de piel se vieran más naturales. Los beams estaban a 7000 K para lograr un blanco puro”.

“Los Pointe son unos aparatos muy versátiles – pueden ser usados como beam, spot o wash y también crear efectos sorprendentes. Tienen un movimiento suave, buena difusión, su foco es muy bueno para las cámaras y son rápidos. Además, su tamaño y peso son excelentes y todos los iluminadores estaban muy contentos”.

Durante el festival, Steve Eastham, jefe de atención al cliente internacional de Robe, estuvo presente en la Quinta Vergara para dar soporte técnico y también proveyó una sesión de entrenamiento sobre los nuevos equipos para los técnicos de Órbita y de Chilevisión. También se dio un tiempo para comentar: “Fue fantástico estar invitado al festival. Entre Órbita, Chilevisión y VGL produjeron una serie extraordinaria de shows con transmisión simultánea en vivo por televisión. Las Pointe, en las estructuras móviles, entregaron haces luminosos extraordinarios a través de las pantallas de video, creando una enorme variedad de looks a lo largo de la semana”.

“Tuve el privilegio de presentar un seminario a los técnicos del show, quienes quedaron muy impresionados con los equipos Robe. Además, todos los diseñadores de iluminación que nos visitaron resaltaron la flexibilidad de Pointe y expresaron que quieren usarlos en un futuro próximo”.

Los iluminadores hablan

Las opiniones de los iluminadores que llegaron a trabajar a Viña del Mar coincidieron en el gusto por las luces Pointe. Ricky Martin fue el primer artista en subir al escenario y su diseñador de iluminación, Federico “Churry” Lafuente estuvo complacido con Pointe: “¡Me encantaron! Ya había trabajado con otros equipo de Robe pero ésta fue mi primera vez con Pointe y me impresionaron”.

Francesco De Cave, iluminador de Laura Pausini, también quedó satisfecho con las luminarias: “Cuentan con muy buenos efectos! Sólo tuve tres horas para programar nuestro show y todo fue muy bien, además de que el staff técnico del festival fue muy bueno”.

Robe-Vina-del-Mar-Festival-2014-Ana-Gabriel-DSCN3852Christopher Penso, diseñador lumínico del colombiano Carlos Vives, reportó: “Nunca había visto al Pointe antes… ¡y realmente me encantó! Para mí, es el mejor equipo que he tenido la oportunidad de usar. Su zoom, la velocidad y el prisma lineal son las características que más me gustaron”.

Cabe mencionar que la programación de iluminación fue realizada entre Luis Pastor y el brasileño Paulo Lebrão, quienes echaron mano de sistemas de red, a través de cuatro consolas MA Lighting grandMA 2 (una light como master de sesión, otra light para luces de televisión y dos grandMA 2 full size) para toda la programación y control de la iluminación del escenario.

Con 25 años de trayectoria, Producciones Órbita es dirigida por los tres socios Alicia Lawner, Gladys Hervia y Eduardo Alemany, quien es especialista en ingeniería de estructuras y fue quien creó e instaló el techo utilizado este año en el Festival de Viña del Mar. Además, 25 técnicos de la empresa trabajaron durante seis días en el montaje técnico del evento.