Los conciertos del cantante italiano suelen ser una experiencia emocionante y atrapante por la sensación de movimiento en el escenario. El diseñador de iluminación, Giovanni Pinna, el escenógrafo Claudio Santucci, de la compañía Gioforma, el operador de d3 Marco Piva y otros miembros clave del equipo creativo de Vasco, incluyendo el director de cámara en vivo, Peppe Romano, fueron fundamentales en la implementación del sistema Kinesys para maximizar el dinamismo que querían como parte de este concepto.

El sistema comprendió 16 motores ApexHOISTS completos de media tonelada de Kinesys en combinación con ApexDRIVES, que se utilizaron para volar el equipo. Se movieron cuatro pantallas de video “satélite” (módulos) de iluminación situados por encima del escenario.

“Apex fue seleccionado para esta tarea, así que tuvimos la última tecnología Kinesys, con todas las características de seguridad necesarias para volar los equipos por encima de los artistas”, confirma Giovanni. Mencionó que las capacidades de velocidad de treinta metros por minuto y de velocidad nula de los elevadores Apex también fueron excelentes”.

Los trusses pesaban 850 kilogramos cada uno y se movieron utilizando ocho dispositivos Yale, que funcionan con unidades Kinesys Elevation 1+.

Los shows de Vasco Rossi se identifican por sus diseños de estética industrial y éste no fue la excepción: se usaron tres pantallas de video grandes al centro, izquierda y derecha, divididas horizontalmente en dos. Todo fue movido utilizando un total de veinte motores Liftket de una tonelada guiados por Kinesys, equipados con grilletes de monitoreo de carga LibraCELL para garantizar la retroalimentación de seguridad precisa y vital, que se envió al controlador Kinesys K2.

Además, con la función de mapeo de video en K2 se pudo vincular al servidor d3, por lo que las imágenes que aparecían en las pantallas podían alinearse con las superficies individuales mientras se movían, por lo que tanto el video de reproducción como la mezcla IMAG permanecieron en su lugar y en proporción a lo ocurrido en las pantallas móviles.

También se tuvieron cuatro controles DigiHoist de doce vías y juegos manuales para hacer levantamiento en general. Para las entradas y desmontajes de equipo, se usó una  PC Kinesys Vector para un control directo y más sencillo de los motores.

En opinión de Giovanni Pinna, tener el sistema Kinesys aseguraba que la creatividad realmente se pudiera maximizar: “La capacidad de cambiar y el entorno a lo largo del show fue fantástica”, comenta. He usado otros sistemas de automatización en el camino antes, pero ésta fue la primera vez que ocupé Kinesys y quedé impresionado con su estabilidad. “Es sin duda, un producto premium”, concluye.