Sergio Naranjo es un productor, músico e ingeniero de grabación con base en Guadalajara, cuya versatilidad le ha permitido incursionar en diversas áreas de la industria. Su carrera ha evolucionado a la par de la tecnología, la cual ha aplicado concienzudamente a su base de operaciones, Mix Estudios del cual han nacido importantes producciones tapatías. Su producción en el mundo de la publicidad ha generado más de quinientos jingles para el mercado nacional, los Estados Unidos y Sudamérica. Más recientemente, Sergio Naranjo ha incursionado de manera exitosa en el mundo del publishing musical, colocando su música en el mercado de la televisión y el cine internacionales.

Los inicios del proceso profesional

Sergio narra su historia: “Nací en un rancho pequeñito llamado El Chavarín, en Colima. Mi padre se dedicaba de manera exitosa a la agricultura y la ganadería. Aproximadamente a los seis años descubrí una guitarra en un rincón, perteneciente a mi hermana. Desde que me acuerdo, no la solté, y fui aprendiendo de manera autodidacta. Poco después nos mudamos a Guadalajara. Tenía un vecino que tocaba la guitarra y me introdujo a la música de Los Beatles. Estos dos hechos me incentivaron para dedicarme a la música. Tendría unos trece años cuando pude hacerme de mi primer amplificador y guitarra. Fue divertidísimo y una gran emoción en mi vida. Empezamos a tocar en fiestas familiares y de amigos”. Sergio Naranjo nos describe sus primeras experiencias en la grabación y en la composición: “Desde que recuerdo, me gustaba empalmar grabadoras y componer, en una etapa muy joven de mi vida. A raíz de eso me interese mucho en la grabación. Mi nivel como instrumentista fue mejorando, ya que no hacía otra cosa más que ir a la escuela y tocar guitarra. A partir de eso monté un estudio inicial, bien armado, en mi casa. Inicié haciendo un jingle por encargo, y pude darme cuenta de que se podía vivir de esto dignamente, además de que me gustó el reto y el proceso”.

El Personal en casa

La creación del estudio en una ciudad con escasos centros de producción, atrajo a los músicos locales: “En un momento hice una actualización a un equipo compacto Fostex de E16 de media pulgada y una consola Yamaha RM1608. Yo ya tenía mi primer sistema MIDI bien organizado, alrededor de una Macintosh  Plus con la primera versión del secuenciador Performer, una máquina rítmica Yamaha RX5, un sampler Akai S900, y un Ensoniq ESQ 1. Así también había contado con los teclados Yamaha DX7 y DX21, que fueron los que hicieron la revolución digital de estos instrumentos. Teniendo esta infraestructura, un día me llamó el cantante, compositor y locutor Julio Haro, ya que quería hacer una grabación con su banda, llamada El Personal y decidieron grabar conmigo. Fueron unas sesiones muy divertidas, con mucho humor y emoción por lo que estaban haciendo. La mezcla se hizo en este nuevo sistema y quedó muy a nuestro gusto. El productor reflexiona sobre “No me hallo” y su peso histórico: “En ese momento, no tenía la menor idea de que fuera a trascender de esa manera. Me da mucho gusto haber participado, y que haya tenido tal influencia hasta nuestros días”.

Nace Mix Estudios

Las buenas decisiones se sucedieron: “Inmediatamente después de esta grabación, alguien me compró el sistema de grabación. En ese tiempo no había internet y no era tan sencillo obtener el conocimiento de tecnologías de grabación. Yo tenía el deseo de tener una experiencia con mentores de un peso específico, y decidí enrolarme en LA Recording Worskshop, una de las entidades más prestigiadas para aprender grabación en Los Angeles, California. En este periodo pude conocer y tener prácticas en estudios como Ocean Way y otros muy prestigiosos. A mi regreso, decidí junto con otros socios fundar Mix Estudios, ya con una estructura más completa y más conocimiento y recursos, suficientes para hacer buenos productos. Fue una etapa muy exitosa en la que el boom de mi carrera en los jingles se disparó. A mí me gusta la música per se. Eso me ha facilitado ser un compositor muy versátil, del género que sea. Los jingles calzaron muy bien con esa forma de pensar. Además de hacer música para marcas y empresas, también hago jingles de identificación para radio, los cuales son muy exigentes en el aspecto de producción musical y vocal”.

Entre la pena, el gozo y la tecnología

La génesis de otro disco clásico se fraguó en esta etapa: “Un día me buscó el músico y productor Alfredo Sánchez –quien ya había trabajado conmigo como miembro de El Personal–, con su esposa, la también cantante Jaramar Soto, a contratar el estudio para el primer proyecto de esta última. De esta negociación, se grabó un disco hermoso, con detalles muy cuidados; la mayor parte con instrumentos antiguos, y sintetizadores. En aquel tiempo contábamos con un combo Tascam que recientemente había salido al mercado y era una grabadora MSR24 y una consola 3500, amarrados por time code a mi sistema MIDI. “Entre la pena y el gozo” de Jaramar fue de los primeros proyectos que hicimos con ese set. Casi todos los instrumentos que se utilizaron, como zanfonas, cromornos, rebeles y flautas se microfonearon con micrófonos AKG-414, debido a su delicada sonoridad. La mezcla se hizo con mucho cuidado y quedo un producto muy bonito que fue muy bien recibido por la crítica y el público nacionales”.

Mix Records

Sergio narra el proceso de creación del sello discográfico derivado del éxito de Mix Estudios : “En 1993, varios factores confluyeron para realizarlo. Uno: teníamos la infraestructura. Otra, la experiencia haber hecho discos exitosos. En una ocasión, en una plática con Juan Carlos Flores, quien era colaborador en el estudio, nació la iniciativa de fundar una  disquera con grupos meramente de Guadalajara, e históricamente, fuimos la primera disquera de rock en Guadalajara. De ahí se desprendieron algunos buenos productos, como un disco en vivo de Los Spiders y La Fachada de Piedra, grupos emblemáticos del rock tapatío de los setentas, grabación que fue un reto técnico, ya que mudamos el estudio al escenario y fue una grabación muy exitosa. Asimismo editamos a los punks de Sedición, una banda muy importante en el género y otras bandas fuertes en el área de Guadalajara. De esta manera  logramos constituir un catálogo de doce producciones, y para el cual construimos una distribución nacional en tiendas especializadas. Fue una experiencia muy bonita que con el entusiasmo y empuje de Juan Carlos se logró que la compañía tuviera su eco en ese momento. Actualmente estamos en el proceso de rescatar todas esas producciones y colocarlas en plataformas”.

Los himnos del futbol

Otros importantes logros para Sergio Naranjo han sido haber sido el compositor de los himnos de dos grandes equipos de futbol: Los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara, y el Atlas. Las anécdotas fluyen: “En 1989, el equipo de Los Leones Negros eran la sensación nacional, ya que la universidad había hecho una gran inversión en el equipo. Dentro de los eventos que estaban haciendo, fue hacer un concurso nacional para componer el himno del equipo, el cual gané. En el jurado estaban los maestros Hermilio Hernández y Carmen Peredo, célebres músicos y compositores jaliscienses”. Sergio continúa con la historia del cómo se hizo con la autoría del tema musical del Club Atlas: “En 2000, gracias a un contacto con un entrenador del club, me solicitaron un demo. Yo hice una investigación profunda de la historia del Atlas, elaboré una letra adecuada y afortunadamente gustó y fue el elegido. Previamente, fui al estadio y me senté con la Barra 51, a quienes llevé a grabar como parte de los coros. Aún recuerdo la presentación del himno en el Estadio Jalisco completamente lleno, en una semifinal. Se produjo en el año 2000, combinando el sistema analógico de dos pulgadas y el sistema digital, al que yo ya estaba migrando, y se logró un producto muy potente, el cual sigue sonando en los partidos, veinte años después”.

El mundo de la composición para series de televisión

La necesidad de seguir explorando nuevos caminos llevo al productor al congreso TAXI, realizado anualmente en los Estados Unidos: “Yo no conocía nada de la industria de la sincronización para la televisión y el cine. En 2010 llegué a esa conferencia y se me abrió un mundo de aspectos desconocidos para mí. Mi primer publisher a la postre me firmó alrededor de cien canciones para diferentes shows y ahora mi música está dándole la vuelta al mundo, en programas de televisión de Estados Unidos, Israel, y parte de Europa y Asia”.

Sergio Naranjo finaliza con una síntesis de su trayectoria: “Mis papeles como ingeniero, productor y músico se han entrelazado de una manera en que una cosa ha llevado a la otra, pero creo que para tener éxito en cualquiera de estas facetas, debes tener pasión por lo que haces”.

Por Jordi Talamantes

 

Entre los trabajos de Sergio:

  • Jingles
  • Univisión
  • Video Rola
  • Uniradio
  • Churchill Media
  • Promomedios
  • Hershey´s
  • Tequila Orendáin
  • Televisa
  • Cemex
  • Dulces De la Rosa
  • Black Coffee
  • Mr. Lucky
  • The Home Store
  • Inova
  • Shows
  • Punk´d
  • The Fosters
  • Dr. Oz
  • E News
  • Breaking Homicide
  • Grudge Match
  • Queen of the South
  • Coyote
  • Graves
  • NCIS LA
  • American Crime
  • DC´s Legends of Tomorrow
  • Ink Master
  • Party of Five
  • Master Chef
  • Artistas y p royectos
  • Edith González
  • Carmín
  • Peerless
  • Musart
  • Sony Music
  • Gerardo Enciso
  • El Personal
  • Jaramar
  • Azul Violeta
  • Facundo Cabral
  • Dulce
  • Adriana Barraza
  • Sonora Tropicana