Siempre vigente. La gira Us + Them, de Roger Waters, ha demostrado ser uno de los espectáculos más importantes que comenzaron el año pasado. Armado con una banda de diez miembros, el bajista y ex miembro de Pink Floyd ha girado por el mundo desde hace ya un buen tiempo con shows que integran canciones épicas del catálogo de la banda, de discos como Dark Side of The Moon, The Wall, Animals y Wish You Were Here, por nombrar solo algunos. Para este nuevo tour, el músico deposita la confianza de su sonido en sala del ingeniero de monitores Matt Napier, quien tiene a su consola Digico SD7 como uno de los pilares de su trabajo.

Herencias enormes

Matt Napier comenzó a colaborar con Roger Waters en 2016 para sus shows en nuestro país y los conciertos Desert Trip en California. Su ingeniero de monitores anterior, Ian Newton, desafortunadamente falleció hace unos años, por lo que fue un honor para Matt Napier llenar esos zapatos, así como un gran compromiso.

“Sentí mucha responsabilidad de hacer justicia a la memoria de Ian y hacer que el sonido en esta gira funcionara tan bien como fuera posible”, dice Matt. “No tuvimos mucho tiempo de ensayo, así que fue intenso, pero los shows han ido muy bien. Creo que es necesario ser justo con este tipo de música”.

La producción para el tour Us + Them es épica, por decir lo menos, ya que existe un fuerte énfasis en la sinergia entre la música y la experiencia audiovisual. “El sistema de sonido envolvente instalado en cada recinto hace que la experiencia auditiva sea muy sensible para el público”, señala Matt Napier; “y las imágenes son absolutamente impresionantes. Roger realmente es el capitán de la nave y dirige su rumbo, pero les permite a los músicos explorar su creatividad y agregar su propio sabor. Él siempre es justo y muy profesional; si hay un problema técnico, siempre y cuando seas honesto, él lo comprende”.

Con diez músicos en el escenario, el asunto de los monitores se vuelve algo muy delicado, lo que significa que Matt necesita un conteo de canales grande. Aquí es donde entra la SD7, ya que el ingeniero ejecuta 130 entradas (muchas de las cuales son estéreo), 21 auxiliares mono, 16 auxiliares estéreo, tres grupos mono, siete grupos estéreo, 32 entradas de matriz, 14 salidas de matriz y 24 grupos de control.

“Utilizo a menudo otras consolas, pero la SD7 sigue siendo la opción viable para un espectáculo de esta complejidad; en realidad, no se trata solamente del conteo de canales”, explica Matt. “La Serie SD suena fantástico; la flexibilidad de los SD Racks y SD-Mini Racks, la redundancia y flexibilidad de uso también son muy buenas características de ella. Tengo dos SD Racks que se ocupan de entradas de escenario y salidas de sistemas de monitoreo personal (IEM) y un Mini Rack, que se encarga de algunas inserciones analógicas”.

Además de los músicos, hay varios técnicos bajo el escenario y es ahí donde la mayoría de las mezclas de IEM se consumen: “La mayoría de los músicos son multi instrumentistas y también cantan, así que suceden muchas cosas; en el último recuento, teníamos alrededor de setenta guitarras diferentes en juego”, menciona Matt. “También tenemos algunos monitores de piso discretos alrededor del escenario y necesitamos un poco de volumen adicional para cuando llegamos a “Another Brick In The Wall”; tenemos un grupo local de niños que se nos une en el escenario y ellos también necesitan escuchar”.

Para manejar esta gran configuración, Matt Napier usa snapshots en su SD7 de manera muy extensa. 53, para ser precisos.

“Los ejecuto en modo ‘relativo’ para que cualquier cambio en la prueba de sonido se pueda ajustar en general”, explica el ingeniero de monitores. “Todos los snapshots se disparan a través de SMPTE. Toda la música es en vivo, pero también tenemos una gran cantidad de efectos de sonido para el audio en surround, que también introduzco en el sistema de monitoreo personal. Debido a la gran cantidad de elementos visuales y de video, el SMPTE siempre se está ejecutando. Esto es muy bueno para mí, ya que una vez programado, puedo permitir que las capturas/SMPTE controlen todos los silencios, cambios de niveles principales, cambios de guitarra y micrófonos vocales, lo que me libera para realmente escuchar y mezclar activamente el show para Roger. ¡Es algo excelente, pero se necesitaron horas de programación en las madrugadas para que todo funcionara tan bien!”.

La parte de la gira Us + Them por América del Norte se extendió hasta finales de octubre del año pasado y visitará Reino Unido y Europa este año. En América Latina y concretamente México, este tour llegará a finales de este año, en lo que promete ser unos conciertos a los que Roger Waters nos tiene acostumbrados, llenos de intensidad.