Lo que nació como inquietud para tejer una red de colaboradores en torno a quienes atienden la radiofrecuencia en proyectos de audio, se convirtió en una asociación de alcance regional que permitirá identificar, reunir, capacitar y homologar en conocimientos, además de brindar un directorio para el contacto laboral. Su nombre es RF Latino y actualmente cuenta con 19 miembros de diez países de Latinoamérica. Carol Galvis, Alfonso Pacora y Alejandro Peralta, comparten los retos, objetivos y visión de la iniciativa.

Retos

A raíz de la complicada situación que está viviendo la industria de la música y el espectáculo, se iniciaron una serie de conversatorios en línea entre técnicos de RF, en los que se intercambiaron ideas y se armó un networking; luego de varias sesiones, quedaron expuestas las primeras inquietudes sobre la labor, quedando claro la relativa novedad del especialista en estos rubros, en un ámbito donde otras posiciones del audio gozan de mayor popularidad, lo que invita a visibilizar la labor y hacerla atractiva para nuevos profesionales, al tiempo de equilibrar el nivel de conocimientos entre los ya existentes: 

“Nos dimos cuenta de que había más gente interesada en el área y eso nos llevó a pensar en tejer esta red de contactos con la finalidad de multiplicar el trabajo y el conocimiento, ese era el principio. Ya con las ideas y experiencias de todos, vimos la factibilidad de armar una asociación profesional, lo cual es lo más alto que hubiéramos podido pensar hacer. Vamos bastante rápido, ya estamos formalizados y con la visión de respaldar completamente al profesional de radiofrecuencia en los diferentes países. Comenzó como un programa de conversación y terminó en una asociación internacional”, comparte Alfonso.

La intención es compartir experiencias y hacer que el perfil se visualice; que exista un diálogo y aportación franco y efectivo con las marcas, proveedores y colegas de audio: “Es importante fomentar un espacio donde las inquietudes y observaciones de mejora respecto al uso de la tecnología y los equipos se dé, sin que haya ataduras o percepción de raspar lo comercial; eso es igual de importante, como el hecho de que ocurra la recomendación directa de los compañeros monitoristas de la banda o artista, que cuando lleguen de país en país en una gira o proyecto puedan recomendar a la gente y se genere un vínculo laboral y de extensión a RF Latino”, amplía Alex. 

Objetivos

Después de una votación, Carol Galvis fue elegida presidenta de la asociación y con ese acto, se plantearon las tareas multipropósito por conseguir: “La más importante es la visibilidad de área, que se valore la importancia de un técnico en la radiofrecuencia, que si bien es como una de las ramas más jóvenes de la industria, en los últimos años, con el uso de todos estos sistemas inalámbricos que cada vez más artistas empiezan a usar, lo que ha hecho crecer su necesidad”.

“Otro objetivo es ver el crecimiento como grupo de profesionales para darnos a conocer en Latinoamérica; que si estás de gira y llegas a Argentina, sepas a quién acudir y pedir técnicos que hacen parte de RF Latino y tener en Latinoamérica esta red que nos ponga en la mirada del artista y la producción. Eso debe ir de la mano de otro objetivo: la formación académica que podamos brindar y la cantidad de soporte para quien vaya uniéndose en el futuro a esta asociación”.

“Un objetivo más es la visibilización de lado femenino. Queremos invitar a un conversatorio sólo de mujeres que se dediquen a RF, ya tenemos un panel de 10 mujeres para atender desde ese lugar y darle importancia a la mujer en la industria”.

Dichas directrices se fueron depurando con entusiasmo y la exigencia de no quedarse en los grupos virtuales, lo que aplaude Alfonso: “Recuerdo que queríamos unos artículos para hacer una revista RF Latino y ahora ya hablamos de eventos, una asociación. Estamos aprendiendo a soltar y delegar tomando responsabilidades compartidas. Esas actividades son muy importantes, tener esta visión de generar ingresos. En el grupo está gente que hace los festivales más importantes de Latinoamérica, y quizás en el mundo, nuestra experiencia es amplia en vivencias que nos va a llevar a ofrecer muchísimos contenidos”.

Educación

Para Alejandro Peralta es contundente: “El nivel en Latinoamérica es muy bajo en RF y lo positivo de esto que estamos haciendo es que hay humildad para exponer nuestras experiencias y ayudar a resolver las cosas en el trabajo. Compartimos con la idea de estandarizar el nivel entre nosotros”.

Respecto a la estandarización en nivel y conocimientos, Carol añade: “Hemos abierto un canal de comunicación con las marcas también; ya hemos tenido entrenamientos con varias. Pienso que para ellos es importante este feedback directo, aprendizaje y crecimiento para ellos. Hay muchas preguntas que no esperaban o planteamientos y críticas a algún equipo, o de pedidos para cierto software y ver cómo se enfrentan a eso nuevo dará un crecimiento para la industria”.

Lo que viene

Entre las actividades que vienen en el ámbito de autogestión para hacer rentabilidad están los  conversatorios pagados, donde los integrantes que trabajan en RF o estudiantes podrán resolver dudas. Será la primera vía de autogestión y podemos sondear cada 15 o 20 días qué público podría atenderse mejor —alumnos o profesionales—, y que al tiempo permita determinar la factibilidad del proyecto.

“La realidad de Latinoamérica es muy distinta a la realidad de Estados Unidos y otros países de primer mundo y estamos supeditados a poder adquirir equipo. Habrá algunos que podrán trabajar con tecnología de punta y otros no y es ahí donde me parece importante la labor de esta asociación, porque varios de los que estamos en RF Latino quizás tenemos acceso tecnología y equipos pero qué pasa con los que no; es bueno saberlo y poder transmitirlo y enseñar cómo laborar y dar herramientas o expresar si no se puede porque las condiciones no están. Tenemos que hacer crecer a la Industria. Ese también es un desafío y un rol que tenemos que jugar en esto”.

En esa dinámica debemos alinearnos todos los participantes de esta fascinante industria.

Entrevista: Nizarindani Sopeña / Redacción: Marisol Pacheco