Las nuevas tecnologías sonoras están presentes. Hace algunas semanas, Rocketerías , empresa distribuidora de EAW en nuestro país, llevó a cabo en la Carpa Astros la presentación de una nueva serie de productos a los que denomina Adaptive y que consta de tres altavoces, cuya peculiaridad es adaptar su dispersión de acuerdo al lugar donde son usados.

Como muchos de nuestros lectores saben, durante la última década, el mercado de audio profesional ha estado utilizando arreglos de tipo lineal, mismos que se configuran a través de un software de predicción que por lo general indica la posición y configuración que deben ser usadas para que el arreglo sea lo más efectivo posible. Sin embargo, esta tecnología posee algunos problemas con la cobertura horizontal, ya que muchas veces no se alcanza a cubrir de manera uniforme áreas de 180 grados, por ejemplo. Otro punto débil de los arreglos lineales es que su configuración debe ser mecánica, lo cual requiere tiempo y personal para ajustar cada ángulo.

EAW3Por su parte, los arreglos adaptivos buscan evitar precisamente la configuración mecánica casi en su totalidad. Aún dependen de ser colgados, pero su configuración no es angulada. Son arreglos que se cuelgan de manera vertical y la cobertura se maneja a través de un software que además de predecir, maneja y diseña los patrones direccionales del sistema.

En EAW, esto lo logra la serie Adaptive a través de su altavoz insignia, llamado ANYA. Se trata de una caja que posee 22 componentes internos (dos unidades de 15 pulgadas, 14 unidades de agudos en arreglos de siete y seis unidades de seis pulgadas para medios. Cada una de estas unidades posee un amplificador propio y controlador DSP , lo cual nos da un total de 22 amplificadores, 22 drivers y 22 procesadores dentro  de una caja acústica. El software se encarga de controlar cada uno de estos componentes y de lograr la cobertura deseada, sin necesidad de hacer correcciones mecánicas que muchas veces implican bajar el arreglo y mover ángulos.

Además de esto, cada caja tiene integrado un micrófono de medición de campo difuso que permite la auto evaluación del gabinete. Su alimentación de audio puede ser desde análoga hasta en protocolo DANTE, y es precisamente en este protocolo que las cajas se comunican entre sí y con el software, generando una red redundante que posee una entrada primaria y otra secundaria. La primera caja se puede alimentar por ejemplo, en AES/EBU y de ahí comienza la cadena en DANTE, que utiliza cable de red tipo CAT5E.

Utilizar este tipo de protocolo de audio por red da mucha seguridad, ya que si en algún momento la red llegase a fallar en su primario, inmediatamente entraría la secundaria sin hacer ningún corte o ruido.

En esta presentación, Rocketerías invitó a Bernie Broderick, manager de entrenamiento técnico de EAW, quien realizó un seminario de certificación encabezado por él mismo y auxiliado por Emilio Torres, especialista de producto de la marca.

Alejandro Barbosa, propietario de Rocketerías,  asegura que se harán varios seminarios similares en distintos puntos de la República Mexicana próximamente.

“Esta fue mi primera vez con EAW en México”, señala Bernie; “la audiencia fue muy buena. El primer día del seminario dimos una presentación en términos de acústica, y el segundo día conocimos el software Resolution 2, de modelado y control, y continuamos practicando el ensamblaje y prueba del equipo para saber de qué es capaz”.

EAW2“Tratamos de que el seminario fuera muy práctico. Hablamos también de colgado y del uso del software y sus interfaces, que es algo único. Mostramos la manera de monitorear el sistema y de corregir algunos problemas comunes, y lo escuchamos tanto en vivo como con música grabada”, continúa el manager de entrenamiento técnico.

“Creo que el nivel de la gente que asistió al seminario fue muy alto, estoy muy sorprendido”, opina Bernie. “Los técnicos en México se han informado muy bien y ellos han visto los sistemas funcionando. Me parece que se llevaron una muy buena impresión de lo que hace Anya. Estuvieron muy interesados la habilidad del sistema para cambiar la cobertura sin hacer nada mecánico. El sistema se adapta rápidamente y el software calcula rápidamente esto”.

Bernie también habla acerca de lo que ofrece ANYA: “Tiene muchas características. Cuando se ensambla el sistema y se conecta, se identifica y puede configurarse rápidamente. Si en medio de un show se necesita mejorar algo, el operador puede usar el software para recalcular la directividad y continuar con el show sin problema, lo que es muy útil”.

Para finalizar, Bernie Broderick menciona: “Creo que el crecimiento de la industria del espectáculo en México ha sido muy grande; todavía recuerdo cuando empecé a venir y aún se usaban sistemas tradicionales. Creemos que con Rocketerías vamos a crecer mucho más y a los profesionales del audio les diría que estén atentos a los anuncios que haga Rocketerías porque van a estar muy activos próximamente”.