Miguel Ángel nació en Durango, México. Su padre era originario de Zacatecas y sólo concluyó sus estudios básicos; sin embargo, su capacidad de aprender lo llevó a trabajar como corrector de estilo en la Editorial Trillas, directamente con su fundador y dueño, el Sr. Trillas. Además fue también publicista de las editoriales Limusa e Imagen y produjo comerciales e incluso tres discos propios con poesía, invitando a su hijo Miguel como locutor y narrador, respectivamente. “Fue cuando mi voz se empezó a hacer gruesa”, comenta Miguel. Margarita Botello, su hermana, es mezzosoprano del Coro de Bellas Artes y del grupo Saen; su hermano Arturo Botello tiene una banda de rock con la que ha tocado en el extranjero; otra de sus hermanas, Lourdes Botello, es escultora y pintora reconocida en México y su hermano Óscar Botello es compositor y guitarrista egresado de la Escuela Nacional de Música, así que, con todo ese talento, decidieron armar una banda de Jazz, en la que Miguel tocaba la batería.

La razón de ser

Alrededor de 1984, Miguel trabajó con actores famosos en Televisa como Frank Moro, en una obra escrita por su padre y donde bailaba, hacía comedia y pantomima; definitivamente su talento, diversidad de capacidades artísticas y creatividad iban en aumento y su voz y actuación vibraban juntas. También trabajó con Dagoberto Guillaumín, director del Teatro de Bellas Artes, con los actores, Raymundo Capetillo y Luis Miranda en teatro —en la obra “Moctezuma II”— y comenta: “Realizamos muchas funciones de esta obra y yo hacía como tres papeles; viajábamos en un tráiler equipado para teatro móvil, recorriendo zonas urbanas vulnerables”. Con la obra de teatro “El diluvio que viene”, participó en un concurso interbancario organizado por la desaparecida Banca Cremi, en la que fue director y al mismo tiempo realizaba el papel de farsa teatral del “alcalde”. Los bancos presentaron las obras finales del concurso en el Deportivo Chapultepec en la Ciudad de México, Miguel ganó el primer lugar en la categoría de dirección, mientras que el primer lugar en la categoría de obra se lo ganó el fallecido locutor de radio Sergio Rod con “El Fantasma de la ópera”.

Sergio Rod falleció en el terremoto de 1985, durante la transmisión de radio en vivo de su programa “Batas, Pijamas y Pantuflas”, cuando se derrumbó el edificio de Radio Fórmula. Miguel se ofreció de voluntario: “Me tocó llevar bolsas de hielo para fallecidos dentro de las camionetas de la Subsecretaría de Cultura de la Secretaría de Educación Pública (después Conaculta), al ahora demolido estadio de béisbol del Parque Deportivo del Seguro Social. Después de eso, más otras vivencias como un asalto y recientemente haber sufrido covid-19, lo ha hecho reflexionar: “Aprendí más aún a pasarla bien, darme cuenta que he recorrido más de la mitad de mi vida y ahora aprovecharé el tiempo porque éste se va y hay que dar el extra siempre compartir con mis seres queridos y con toda persona. Finalmente, cuando en su momento me despedí de mi padre, aprendí mucho más acerca de que lo que no se comparte, no tiene razón de ser”.

Reafirmación en la industria del doblaje

Un día, el reconocido actor de doblaje Alfonso Obregón Inclán (voz de Shrek y Marty, la cebra de Madagascar,) le recomendó que entrara al doblaje, como una especialización de la actuación”. Y así lo hizo: en sus años como gerente del Mesón de la Guitarra, Miguel se relacionó con cantantes, actores y comediantes. En “Moctezuma II” fue compañero de quienes ahora son actores de doblaje, como José Luis Orozco (Buzz Lightyear) y Marina Huerta (Marge y Bart Simpson), quienes también son directores de doblaje. Inició cursos de doblaje con Alfonso Obregón y Rubén Moya (la voz de “Aunque usted no lo crea”), estudió un año técnica de doblaje y cada vez hizo cosas más importantes. Marina Huerta lo invitó a hacer un casting para la voz de Mr. Burns en “Los Simpson” y enviaron las grabaciones a Estados Unidos. Desde la temporada 16, Miguel es, además de la voz del Mr. Burns, la voz de personajes como el Súper Intendente Chalmers, el Capitán McCallister, el Sr. Abeja, el Tejano Millonario y otros personajes del famoso programa. Además, en la cadena HBO tiene voces en series como “Succession”, “Outsiders” de Stephen King, “Chance” de Hugh Laurie, la voz de Boris en “Chernobyl”, en “Vinyl”, la serie de Mick Jagger y Martin Scorsese, para Disney en “Imaginary” y en Netflix en “Medical Police” y “Collateral”.

Sentimientos ajenos en el doblaje

“El doblaje es algo así como la Fórmula 1 en las carreras”, comenta Miguel. “Hay que colocarse en el lenguaje corporal, el tipo de voz, los sentimientos del personaje, leer el texto rápido, escucharlo en el idioma original, meterse en sincronía con el personaje, ver primero el filme en silencio, contar 1, 2, 3 y a grabar; se necesita precisión para coordinar todo bien, es una cadena de profesionales trabajando desde otros países que no se puede alterar. Finalmente actúas, sientes lo que haces”.

Es un trabajo de emociones hacer comedia, drama o acción; por su perfil de voz gruesa, a Miguel le ponen personajes fuertes, por ejemplo, en el enojo. En el doblaje hay que entrar en estados emocionales para ponerse en el personaje, es una forma de la técnica personal de Miguel. Miguel agrega: “El cine es bien pagado y más si es un estreno; la locución es mejor pagada, pero para películas de streaming, por ejemplo, existe un tabulador que es generalmente bajo”.

Con Gino Vanelli

¿Cómo es el proceso de grabación en el estudio?

En el doblaje, generalmente se usa Pro Tools, se trabaja con el director y un ingeniero en cabina, pero con el confinamiento sanitario, se hace de manera virtual. Por ejemplo, un loop tiene alrededor de 28 palabras y se envía el texto por mail con dos links, así como también un contrato de confidencialidad. La sesión virtual se hace a través de un “session link pro” y se envían dos links: en el primero se escucha al director, al ingeniero y el audio original que se va a grabar, mientras que el segundo link es de la imagen. Miguel tiene dos pantallas: “En una veo el material visual de video y en la otra el texto o guión”. Se revisa el nivel de voz y se ajusta para el doblaje;  cuando se graba en doblaje no se pueden usar los dos audífonos, sino uno en una oreja y la otra debe quedar libre para oírse. Otro detalle es que no se puede subir el volumen del audífono porque se mete por el micrófono de voz. Hay ocasiones en las que Miguel, cuando empieza hablar, no oye la referencia en inglés porque su voz es muy gruesa y entonces hacen los ajustes necesarios.

Para profesionales del doblaje, en el time code sólo se dan dos segundos antes de entrar a grabar, mientras que en escuelas de aprendizaje dan más segundos al principiante para que practique. El director compara la sincronización entre la versión en inglés y la nueva doblada por Miguel y determina si se repite o se queda la toma. Otro detalle importante es que los traductores son personas especialistas en doblaje que escriben y traducen correctamente según el país o región. En lugar de decir “llanta” se cambia por “neumático”, por ejemplo, y ellos marcan lo que se dice. Al ser muchos actores de doblaje, el trabajo debe hacerse rápido, ya que se trata de una dinámica profesional compleja que debe quedar como reloj suizo. También depende de que el personaje termine una frase con la boca abierta o cerrada y hay que adaptar lo que se dice. El doblaje es engañar a la mente humana para percibir que están hablando en tu idioma; de eso depende que quede bien o mal doblado. La interpretación y la sincronización es del actor de doblaje. Desde hace décadas, México es primer lugar en el mundo del doblaje debido al grado de exigencia.

Los equipos de Miguel en su estudio 358º

El micrófono AKG es su preferido para doblaje, mientras que el Blue Yeti para audiolibros, ya que se puede grabar solo y operar la computadora. Además de estos micrófonos, Miguel cuenta con el Shure SM57, hardware Apple, software Pro Tools versión 12, consola Behringer, monitores de audio JBL, monitores de video Samsung y sistema de aislamiento de Interaudio con placas Isolteck.

Por otra parte, Eclectic Art México, empresa de Miguel junto con Francisco J. Ramírez y Adrián Trejo, han dado reconocimientos a personalidades del medio del radio, la actuación y la música como Martín Hernández, Luis Gerardo Salas, Ignacio López Tarso, Chic Corea, King Crimson,  Gino Vanelli y Simon Philips. Está pendiente la entrega de un reconocimiento a Rodrigo y Gabriela, Pat Methenny y Richard Bona.

Miguel Botello también ha impartido conferencias, talleres y cursos de doblaje en Colombia, Costa Rica, Bolivia y Argentina.

En las redes sociales se encuentra a Miguel Ángel Botello Flores y los proyectos donde colabora, como Co-Working, Estudio de Grabación 358º y Eclectic Arts México.

*Guitarrista, compositor y productor. Ex-guitarrista del grupo Kerigma (1989 – 1993), grabó el disco “Esquizofrenia”. Como solista, sacó su primer disco instrumental “Horizontes” en sound:check Xpo 2018. Psicólogo educativo, psicoterapeuta corporal y de pareja, conferencista, consultor en sexualidad, cuenta con el Postgrado CORE Institute of New York. Es empresario, filántropo, fundador y director de la fundación Más allá de la Adversidad AC, para apoyo de personas con enfermedades reumáticas.