Como una novedad para el registro de la voz, la cápsula del micrófono vocal inalámbrico KSM11 de la firma fundada en 1925 por Sidney Shure redefine el rendimiento vocal al proporcionar una adecuada combinación de bajos plenos, medios claros y agudos detallados, sin necesidad de una amplia ecualización. El KSM11 es un micrófono de condensador cardioide diseñado específicamente para actuaciones en vivo, grabación de eventos y transmisión de alta calidad y permite que los sistemas inalámbricos digitales transmitan voces en vivo de forma extraordinaria.

Algunos detalles

Con los requerimientos que la transición a la tecnología digital han impuesto a los escenarios para espectáculos en vivo en la actualidad, el micrófono de condensador cardioide KSM11 fue desarrollado para aprovechar la alta linealidad del audio digital; es decir, la misma salida en toda la gama de frecuencias. El dispositivo ofrece un equilibrio de gama baja completa, gama media rica, detalles esenciales de agudos y un importante rechazo de los sonidos fuera del eje, ofreciendo a los usuarios una excelente representación de la interpretación vocal para construir sus mezclas, ecualizando por elección y no por default, todo esto de una manera inalámbrica. A continuación, un listado breve de sus características:

·La cápsula de condensador inalámbrica patentada del KSM11 utiliza un diafragma de oro de tres cuartos de pulgada y una electrónica de primera calidad para un rango dinámico excepcional.

·Su patrón polar cardioide profundo y altamente uniforme reduce la distorsión de fase fuera del eje y logra una reproducción vocal impecable y concentrada.

·El diseño rigurosamente perfeccionado hace que la cápsula ocupe un espacio más pequeño y ligero en comparación con las cápsulas inalámbricas convencionales.

·Cuenta con un avanzado sistema de aislamiento suspendido que elimina casi completamente el ruido de manipulación.

·Su rejilla de acero templado es resistente a la intemperie e incluye un filtro contra chasquidos, para voces uniformes y libres de efectos.

·Está disponible en acabados negro y níquel.

Si vamos un poco más a profundidad, veremos que el KSM11 cuenta con un condensador TypeElectret, patrón polar cardioide, respuesta en frecuencia de 50 a 20,000 Hz, salida de impedancia (1 kHz) de 250 ohms, sensibilidad a 1 kHz y un voltaje de circuito abierto de 46.5 dBV/Pa.

El nivel de presión sonora del KSM11 es de 151 dB, su relación señal a ruido es de 71.5 dBs y su rango dinámico es de 128.5 dB. Su nivel de clipping es de 10 dBV y la presión positiva en su diafragma produce un voltaje positivo en el transmisor con respecto a tierra.

Finalmente, con un peso de 150 gramos y dimensiones de 4.8 por 7.6 centímetros, este lanzamiento de Shure se integra a la gama de opciones que la marca pone a disposición de la Industria de la Música y el Espectáculo para responder a los retos de hoy, de una manera sencilla y efectiva. ¡A probarlo!