Buble-21Aprincipios de milenio, el joven canadiense Michael Bublé cantó en la boda de la hija del ex ministro canadiense Brian Mulroney y ahí fue escuchado por el productor David Foster, quien después de pensarlo mucho y de condicionar la producción del disco a que el cantante reuniera el dinero necesario, terminó produciendo el álbum en su propio sello. Pero no fue sino hasta que lanzó su segundo álbum, a propósito de las fiestas navideñas de 2004, que el artista comenzó a ganarse un lugar en el mundo musical.

Diez años parecen poco, pero para Michael Bublé han sido de trabajo sin parar. Cuando lanzó su segundo disco en 2005, It´s time, su trabajo alcanzó los primeros lugares de popularidad en Italia Japón, Australia, Suiza, Noruega, Austria, Suecia y por supuesto, su país natal, poniendo en boca de muchos el talento que el joven treintañero desplegaba tanto en sus grabaciones como en sus shows en vivo, que comenzaron a redefinir el concepto de crooner.

La sencillez de Michael Bublé es notable tanto arriba como abajo del escenario. Para su tercer álbum de estudio, Call Me Irresponsible, de 2007, el éxito era imparable, llegando a vender cerca de dos millones de copias sólo en los Estados Unidos, con una gira internacional igualmente exitosa que fue seguida por el tour Crazy Love.

Para el 2013, nuestro chico canadiense, con un estilo más maduro pero fresco al mismo tiempo, lanzó el CD To Be Loved, con el que ha consolidado su carrera en todo el mundo. Desde los Estados Unidos hasta Australia, Europa, Asia y por supuesto Latinoamérica, la carrera de este astro canadiense está coronada siempre por un estilo personal suave, discreto y elegante, consiguiendo cada día más seguidoras a su legión. En esta ocasión, a propósito de su concierto en la Arena Ciudad de México, la conversación con su ingeniero de audio en sala, Craig Doubet, fue posible, dándonos un paseo por las entretelas sonoras del cantante canadiense favorito.

Talento versátil

Con un apellido que pareciera francés pero que en realidad proviene de Chicago, Craig Doubet se presenta como el ingeniero de audio en sala del crooner canadiense, quien ha llevado a otra dimensión el concepto. Craig comenzó su carrera en el audio profesional como ingeniero de grabación en Chicago, en los estudios Universal Recording a mediados de la década de los ochenta, y pasó los siguientes diez años grabando docenas de artistas y músicos de todo tipo, o colaborando como jefe de estudio y técnico de mantenimiento. Así, ha grabado o mezclado álbums de Faith No More, Nirvana, Ozzy Osbourne e incluso Maná, entre muchos otros.

Desde 1995, Craig ha fungido como ingeniero de sala y de sistemas en giras de importantes artistas como KD Lang, Sergio Mendes, Monica Mancini y Luis Miguel, hasta que Michael Bublé apareció en su camino y se especializó en trabajar con grandes voces.

Craig también ha colaborado con fabricantes de la industria del audio como Yamaha y Avid, y tiene una gran experiencia en el diseño e instalación de sistemas de audio en lugares como el Teatro Kodak, la sala Bass Performance y el Centro de Arte y Cultura Maui en Hawai. También fue ingeniero de proyecto en el Staples Center y Home Depot Center, además de jefe de sitio para la instalación de algunos tipos de control en DisneyQuest, en Chicago.

El trabajo de Craig se ha dirigido hacia la medición de sistemas y alineamiento, usando SIM de Meyer Sound o Smaart de Rational Acoustics en una gran cantidad de recintos y aplicaciones, incluyendo teatros, iglesias, arenas deportivas y foros al exterior alrededor del mundo.


Conociendo a Michael

“Comencé a trabajar con Michael hace siete años en el tour Call me irresponsible”, comienza Craig. “Desde entonces he estado haciendo esto por largo tiempo. Hemos trabajado mucho en largos viajes y muchos shows. Probablemente estamos alrededor del concierto número 400 con él en total, y éste será el show ciento y tantos de esta gira. Michael es muy exitoso en todo el mundo y me siento muy afortunado de estar con él viajando y viendo el mundo trabajando”.

Buble-18Como es de esperarse, el sonido del fenómeno musical canadiense ha evolucionado en los años que tiene de carrera. Así lo explica Craig: “Desde mi punto de vista, cuando inicié con él, su sonido era muy tradicional, grande y cálido de big band, redondo para él, pero los años más recientes los he dedicado a darle un sonido más pop: un poco más fuerte, de frente, con más tonos bajos y más golpe. Ese es el audio que se le ha dado en sus discos y es el que ha escogido, entonces el reto es mantener el sonido tradicional de Big Band haciéndolo sonar auténtico, pero que también puede funcionar con una canción pop, así que es más potente y más de frente de lo que fue hace siete años”.

“Por otro lado, la voz de Michael es muy consistente, aunque está tratando de hacer las cosas de manera diferente. De lo que no hay duda es que él siempre ha sido un cantante internacional. Eso ha sido su tarjeta de presentación por los últimos siete años”.

A la pregunta de si Michael Bublé se involucra en el aspecto sonoro de sus shows, su ingeniero de sala responde: “¡Bueno, creo que habría que preguntarle a él mismo! Él no se queja de mí…¡todavía estoy aquí! Creo que él está contento, le dan buenos reportes. Ocasionalmente me dice si está contento o si tengo que cambiar algo, pero en realidad eso es todo lo que discutimos acerca del tema. Al comienzo de una gira escuchamos juntos el nuevo álbum y le comento los elementos que escucho y lo que él quisiera hacer en vivo. Comienzo a pensar cómo hacer que eso funcione, lo discutimos y llegamos a acuerdos. Desde que comenzó este tour, hace un año, creo que estamos muy bien acoplados acerca de lo que funciona en esta área”.

Los ensayos son vitales antes de salir a tour. Craig Doubet explica: “Todas las conversaciones son en los ensayos. Ocasionalmente en los primeros conciertos de la gira me acerco a él y le pregunto su opinión acerca de ciertas cosas que probé, o también él viene y me dice si se puede hacer una u otra cosa, pero sin hacer muchos cambios. En cuanto al equipo, el proceso de selección de PA, micrófonos y demás, ha tenido una larga evolución. Cuando comencé hace siete años, yo traía muchos de mis propios micrófonos que me gustaban y que sabía que funcionaban bien. Traje algunos para el piano y otros para la batería. Su micrófono actual es un Neumann KMS104 y ha sido cuestión de probar, pero no es fácil cambiar de micrófono para un cantante”.

“Puede ser complicada la manera en la que el artista se siente y reacciona con diferentes equipos”, amplía Craig; “como estamos ahora él está contento y yo también, así que nos quedamos con esto. La consola (Avid Venue Profile), es la misma que he usado desde que comencé a trabajar con Michael; suena muy bien y tiene muchas configuraciones de programación, no necesito mucho equipo exterior porque ahí tengo todos los plug-ins. Y por el tamaño de la consola, creo que estoy usando 96 canales, 86 entradas de audio y 10 de retornos de efectos y demás”.

Para su orquesta, “Michael Bublé tiene una sección rítmica de cinco integrantes: bajo acústico y eléctrico, batería, piano y un teclado algunas veces; dos guitarras, una sección de ocho integrantes de metales, otra sección de ocho integrantes de cuerdas y un grupo de siete vocalistas que cantan con él. Así que son muchos músicos. No están siempre juntos en el escenario, pero en total son 26 aproximadamente”, explica Craig”.

Acerca del soundcheck virtual, Craig abunda: “Lo uso algunas veces. Hacemos prueba todos los días, especialmente con las cuerdas, porque por ejemplo, en esta ocasión, son locales y nunca han tocado con nosotros. Lo hacemos para que se suban un poco al escenario y se familiaricen con el espacio. Con Michael hacemos prueba de audio en cada arena, no necesariamente todos los días, pero en cada lugar, sólo para que él se escuche un poco y sepa qué esperar durante el concierto”.

La llegada y permanencia de LEO

“En cuanto a los altavoces, el sistema LEO de Meyer Sound es el que hemos estado usando durante este tour, con una gran respuesta”, comenta Craig. “La fábrica en Berkeley me invitó a conocer este nuevo modelo y las fui a escuchar. Llevé un par de grabaciones que se habían hecho en vivo, las toqué a través de la consola y realmente me convencí de que este era un buen sistema para Michael Bublé”.

Durante algún show de Cirque du Soleil en 2011, Craig escuchó por primera vez el sistema LEO en un entorno real. “Me impresionaron mucho”, comenta, “posteriormente, cuando escuché la voz de Michael  a través de ellas terminé de convencerme, ya que tienen un tono cálido y mucha proyección. Simplemente son para él. Además he trabajado con Meyer Sound desde hace mucho tiempo y cada vez que sacan un nuevo juguete me llaman y me preguntan si quiero probarlo, ¡y por supuesto que siempre quiero! Otra cosa acerca de estos altavoces es que puedo trabajar en un recinto como la Arena Ciudad de México sin ningún retraso de soporte”.

Buble-16Para Craig es importante que en una gira no sea necesario colocar nada adicional en algunos recintos. Él explica: “En el pasado tenía que poner un par de delays en un recinto como éste. Con LEO, de hecho frecuentemente mi asiento favorito es el de atrás, hasta arriba. Ahí se siente que el PA simplemente está hablándote, como si estuviera uno exactamente enfrente del sistema. Funciona muy bien en todos lados y además uno puede usar un diferente número de cajas, ya sea para un recinto pequeño o grande”.

Es desde junio del 2013 que Michael Bublé incorporó el sistema LEO a su gira. En palabras de su ingeniero de sala: “Ha sido muy divertido. Lo coloco y alineo todos los días. Hasta hoy, probablemente lo he alineado cien veces, así que he podido entender qué se puede hacer con ellos y cómo funcionan mejor. Me encargué de que la transición entre los sistemas pasados y éste fuera muy fluida. Realmente lo he disfrutado”.

El arte del diseño de sistemas

La ingeniería del sistema para cada show de la gira To Be Loved la realiza el mismo Craig cuando llega a cada recinto, usando el software MAPP de Meyer Sound. Así es como lo hace: “Tengo un catálogo de foros y normalmente ya sé cómo reaccionará el sistema en uno u otro lugar. La Arena Ciudad de México no lo tenía, así que el día del montaje estuvo movido. Este es un recinto complicado porque es muy grande, es más alto de lo normal y el balcón superior está muy lejos de todos, así que tuve que pensar cuántas cajas iban a estar apuntando hacía arriba, pero bueno, es lo que tengo que hacer casi siempre, así que no hubo problema”. Craig ha usado MAPP durante mucho tiempo: “Lo he usado casi desde que fue lanzado, así que ahora tengo cientos de recintos guardados ahí y es realmente fantástico. Ahora muy rara vez tengo que hacer alguna medición, porque ya todos los datos los tengo en el software, y en realidad en cada gira se visitan casi los mismos lugares, excepto como en esta ocasión, pero ahora ya lo tengo”.

Cabe mencionar que la compañía Solotech, de origen canadiense, fue la seleccionada para proveer los equipos de todos los recintos en los que Michael Bublé se presenta durante la gira To Be Loved, de manera que Leo ha podido escucharse en el tour por los Estados Unidos, México, Sudamérica y por supuesto, la misma Canadá. Al respecto, Craig comenta: “Adoro esa compañía. Hemos trabajado con ellos por seis años y puedo decir que son grandes personas, tienen el mejor equipo de profesionales, trabajan duro y son divertidos. Realmente es la mejor compañía que haya visto. En este tour, son 16 camiones los que están transportando el equipo y es lo mismo en todos los recintos. Lo que se vio en la Arena Ciudad de México también estuvo en la Arena Monterrey y es lo que se va a ir a Sudamérica”. En efecto, después de los conciertos en México, el equipo de producción se dirigió a Chile para presentar allá la gira y los equipos fueron transportados en barco para tal propósito.

Desmontaje, pieza vital de logística

El desmontaje es uno de los aspectos que se dan por sentado en cada producción, pero tiene la misma importancia que el propio montaje en cuestiones de logística. En esos temas, Solotech es también una de las empresas que mayor cuidado pone, tal y como Craig Doubet describe: “Para el desmontaje normalmente se toman dos horas en total. El audio se desmonta en un poco menos de una hora y esa es otra ventaja de LEO, ya que con ellos el montaje y desmontaje es realmente fácil y rápido, además de que Solotech también tiene un muy eficiente sistema de empacado”.

Buble-10Durante el montaje en la Arena Ciudad de México, el equipo de producción luce tranquilo y con pocos pendientes, ya que el escenario está listo y Michael Bublé ya ha subido a hacer su prueba de audio. A decir de Craig, eso es una escena común: “Debo decir que es un equipo maravilloso. Dean Roney es un gran manager y ha conjuntado un excelente grupo de profesionales. Todos saben lo que tienen que hacer y lo hacen muy bien, así que todos mundo está muy tranquilo. Me parece que en total somos 43 personas”.

Además de la Arena Ciudad de México, Michael Bublé se ha presentado en cinco ocasiones en el Distrito Federal con gran éxito y un equipo de producción que como en esta ocasión, sabe lo que tiene que hacer y el momento preciso para llevarlo a cabo. Craig Doubet forma parte de ese equipo y los conciertos del crooner canadiense se suman a su larga lista de tareas que como profesional realiza desde hace ya varios años con él y ahora con el sistema sonoro LEO, convertido en su inseparable acompañante.