Uno de los equipos lanzados recientemente por la firma, la mezcladora digital M-200i, forma parte de la familia V-Mixer, que han llamado la atención gracias a su calidad de sonido, operación y capacidad de expansión, funciones condensadas en un dispositivo compacto. A grandes rasgos, se trata de una mezcladora con 24 entradas y 12 salidas analógicas y una salida estéreo digital AES/EBU en la parte trasera. Además, gracias al puerto REAC, propietario de Roland, se puede ampliar fácilmente para obtener siete entradas y salidas remotas.

De acuerdo con la firma, la M-200i tiene como usuarios potenciales a bandas musicales, templos religiosos, auditorios y foros pequeños, y tiene como elemento más importante de integración la habilidad para conectar un iPad vía conexión inalámbrica o LAN o Ad-Hoc; sin embargo, su control también es posible desde la mezcladora misma, gracias a su pantalla y potenciómetros dedicados.

Funciones principales

M-200i también puede ampliarse con cualquier otro sistema REAC, incluyendo los monitores personales M-48 de Roland y la grabadora multipista R-1000. La espina dorsal de los sistemas V-Mixing está basada en este protocolo de comunicación de audio Ethernet propietario de Roland, de baja latencia y alta calidad.

La grabadora está equipada con 32 canales más LR, ocho auxiliares, cuatro matrix y ocho grupos DCA. También incluye cuatro procesadores multiefectos que pueden ser insertados en cualquier canal de entrada, bus auxiliar, matrix o master. El tipo de efecto puede ser seleccionado de entre 15 diferentes tipos de proceso, incluyendo reverbs y delays, como tres efectos vintage clásicos de Roland. Además, incluye otras funciones como grabación y reproducción de archivos WAV desde una llave USB y control remoto desde una PC o Mac y estaciones de trabajo digitales (DAWs).

Para una corrección más exacta del sonido, cuatro ecualizadores gráficos de 31 bandas están incluidos en la M-200i. Combinados con el delay en los buses de salida, pueden lograrse correcciones muy precisas. En un recinto que requiera incluso más modificaciones, ocho ecualizadores gráficos pueden ser usados seleccionándolos desde los cuatro procesadores multiefectos.

Sin límites. Para una producción de audio más completa, la M-200i cuenta con una capacidad de mezcla de 32 canales de entrada más main, ocho auxiliares y cuatro salidas matrix. Cualquiera de las 24 entradas incorporadas, los retornos de efectos y la grabadora desde el puerto USB puede ser asignado a los 32 canales.

Omnipresencia digital

El iPad es ya un elemento importante para el control de equipos profesionales en la actualidad. En el caso de la M-200i, ésta puede ser operada en una gran variedad de estilos para adaptarse a cualquier situación. De esta forma, las pruebas de sonido pueden ser hechas desde el escenario o cualquier butaca de la sala. Además, los circuitos internos y remotos de los preamplificadores, están digitalmente controlados para un full recall de las escenas previamente programadas. Con el solo toque de un botón todos los parámetros como ganancia de entrada, PAD y Phantom pueden ser guardados o cargados instantáneamente.

No sólo algunas funciones, sino un control total del dispositivo da a la M-200i nuevas maneras de mezclar cualquier evento en vivo en una sala. Así, pueden controlarse remotamente todos los aspectos de una mezcla desde el iPad y obtener una buena respuesta con una operación cómoda, ya que es posible tener una superficie con faders y potenciómetros totalmente integrados con las pantallas mostradas en la tableta. La conexión inalámbrica se puede establecer conectando el adaptador inalámbrico USB WNA1100-RL o vía un punto de acceso wireless, permitiendo el control inalámbrico desde el iPad en el escenario o cualquier otro lugar del recinto.

Sabedores de que la grabación de eventos en vivo es otro requerimiento importante en las producciones actuales, Roland da a la M-200i la capacidad de registrar el audio en calidad WAV sin compresión. Además, la memoria USB puede ser usada para guardar y cargar archivos de configuración en la mezcladora y es fácil lograr una grabación multicanal de alta calidad de hasta 40 canales directamente en el software Cakewalk SONAR Producer, conectando la mezcladora a un puerto de red vía Cat5 o 6 al puerto REAC y editando y mezclando inmediatamente después de la grabación. Ahora bien, cuando la grabadora y reproductora de 48 pistas R-1000 de Roland se conecta, se habilita una grabación y reproducción total, con lo que además es posible realizar ensayos virtuales. Para entornos broadcast es posible grabar en cualquier DAW o grabador que use el protocolo de audio S-Madi.

Más y mejores opciones aparecen para las nuevas condiciones de sonorización en vivo, con amplias capacidades. Sigamos conociéndolas y aprendamos todo lo que pueden hacer por nosotros, en cualquier tipo de evento o producción.