Ely Guerra: “Más allá del performance”.

Podemos afirmar que Ely Guerra tuvo en esta plática un apartado especial dentro de las actividades que la cantante y compositora lleva a cabo para celebrar sus treinta años de carrera. Abrir su bitácora de trabajo y diario personal para compartir cómo ha hecho para mantenerse en los escenarios desde la independencia, con credibilidad y compromiso, se resume en el detalle para exponer lo que implica “la oportunidad de la diversidad que también genera acervo cultural”.

Yendo de la manera en que organiza su oficina y atiende las áreas administrativas, de producción técnica y management, hasta su instinto innovador para hacer cosas más allá del show -como crear perfumes- y ser visionaria de las relaciones, juiciosa y agradecida, Ely dejó en claro que en la carrera de la música, el dinero toma un sentido de responsabilidad que no está peleado con el arte: “Para mí, las cosas van de cómo me administro para continuar siendo realista, porque ser innovador es ir casi solo; entender cuál es el valor de tu trabajo por hora, cómo cobrar… eso es un reto que se debe asumir como artista, porque hay que prepararse para poder involucrar a otros en nuestro proyecto y convencerlos, seducirlos: desarrollo mi proyecto, tengo ensayos y muestro de alguna forma estos materiales que he venido creando para que los demás equipos de producción puedan involucrarse con lo mío”.

También hay un aspecto de administración que para Ely es muy importante: “Soy una artista que desde hace ya 18 años me manejo completamente independiente: soy mi propio sello disquero, mi propia editorial y también nuestros propios administradores de lo que ocurre cuando tenemos shows, así que somos nuestra propia promotora. Hay que entender que una administración no sólo es la coordinación de aspectos donde se involucran dineros, sino que va desde coordinar equipo humano y sus recursos de talento que pueden liderear desde su capacidad”.

Toby Scott: Multitrack de “Born in the USA” de Bruce Springsteen

Ingeniero de grabación de cabecera durante muchos años de Bruce Springsteen, Toby Scott, tomó la iniciativa de John Krivit, ex presidente de Audio Engineering Society (AES), para realizar esta plática en la que se relató cómo fue grabada la sesión multitrack del emblemático álbum de El Jefe Springsteen en las cabinas del Power Station Studios en Berklee, Estados Unidos. Desde el demo hasta el tracking en Pro Tools, el también ingeniero de mezcla y productor musical, reveló la microfonía usada, la disposición de los músicos en los cuartos y los factores de ambiente y química entre los músicos que quedaron plasmados en la grabación.

Para Scott, la clave sigue siendo capturar el desempeño y tener el micro correcto para cada instrumento. “No es una pelea entre lo digital y lo análogo sino entender que el principio es una correcta captura y el carácter y ánimo que tienen los artistas al momento de grabarlo. Sigo siendo una persona que quiere aprender y por eso acepto colaborar con distintos músicos”, afirmó. Con la intervención de John Krivit, el desmenuzado de esa jornada que dejó un máster tras 9 tomas, fascinó a los asistentes, que maravillados pudieron conocer en crudo, el origen de una canción que sólo tenía guitarra y la voz de Springsteen para luego escucharla como se le conoce en discos y la radio de todo el mundo: “Born In the USA”.

Paulina Villarreal: Procesos de batería

Baterista de la banda The Warning, que fundó junto a sus hermanas Daniela y Alejandra en el 2013 en Nuevo León, Monterrey, Paulina hizo una pausa veloz en la agenda de conciertos que las ha tenido sonando en la Unión Americana para contarle al público sus influencias, técnicas y procesos de composición, armada con su batería DW, su computadora y su controlador Akai MPK Mini.

Desde que la música fue para ella y sus hermanas un estímulo motriz y de sensibilización artística, hasta el instinto lúdico y de competencia que les dejó ser expertas en videojuegos de música que luego se formalizó con instrucción particular en música, Pau relató entusiasta el camino de progreso y los desafíos que ha enfrentado desde su instrumento para dar solidez al grupo que fue abridor de los Foo Fighters en el Foro Sol y que tuvo una destacada participación en el disco tributo al “Black Album” de Metallica.

“Sigue siendo divertido, pero claro, hay una responsabilidad por mantener el rol que me toca. Hay cosas que sigo mejorando, como me pasó al descubrir que no lograba amarrarme a un clic de 140 BPMs o cómo cantar y tocar simultáneamente; tener la paciencia y claridad para que en los shows en vivo, las cosas que tengo que disparar desde mi posición en la batería, ocurran. He tenido la ayuda de gente para simplificar o mejorar esas programaciones que lanzo desde el iPad y la computadora, sin que eso me estrese demás y pueda ocuparme de lo mío y disfrutarlo”.

Al momento de interactuar con el público para armar una idea de canción, Pau demostró que las habilidades que brindan recursos como Garage Band, los videojuegos, controladores e interfaces de audio están al servicio de la creatividad, la portabilidad y el tiempo. Sin duda, los fans se fueron felices tras escucharla sonar en vivo, marcando poderosa sus aptitudes con el canto y la batería.

Así aconteció el regreso al Auditorio Harman, donde el expertise abandona lo privado para hacerse público y dejar que los consejos, prácticas e innovación sean parte de una comunidad ávida en aprender y seguir marcando pauta en nuestra industria.