El cierre de la gira que hizo sonar en vivo el disco “Wonderful Wonderful” de The Killers tuvo dos veladas en la elogiada Arena O2 de la capital británica, donde la banda sonó con una instalación sonora que les es familiar, conformada por Martin Audio a petición de Kenny Kaiser, ingeniero de sala, y el técnico de sistemas, Toby Donovan, de Capital Sound.

La configuración base estuvo integrada con dos arreglos lineales conformado por 17 altavoces MLA, más un par de MLD como downfill por lado, a la que se agregaron dos arreglos volados con doce cajas MLA más una MLD por costado. Esto se reforzó con arreglos secundarios en los flancos con diez altavoces MLA Compact, configuración pensada para garantizar la cobertura principal de entre 24 y treinta metros del escenario y los arreglos secundarios para cubrir completamente los asientos de los costados con una buena calidad de audio.

Para las bajas frecuencias se dispuso de cinco subwoofers MLX volados por lado en un ángulo de 45 grados entre el arreglo principal y los secundarios; en adición, se dispuso de una hilera de 21 cajas MLX al frente, apiladas en combos de siete por tres subwoofers, con el gabinete inferior invertido. Volar los subs en este ángulo garantizó un adecuado refuerzo de altas y bajas frecuencias alrededor del escenario y le permitió a Toby Donovan mantener la dispersión electrónica de estos arreglos de subs bajo control, con un mínimo de retardo y conseguir un sonido fuerte sin distorsión. Finalmente, para no omitir ningún punto en la cobertura, se agregaron seis altavoces DD12 como front-fill.

En esta gira, relata Kenny Kaiser, “mi principal objetivo es la claridad y la tonalidad, el segundo.  Estas cajas consiguen cubrir cualquier arena. Puedes sonorizar la que sea. En cuanto a potencia es muy bueno, he estado con niveles de 108 dB y he tenido picos de 112 dB en una de las noches en la Arena O2, de manera que son toneladas de potencia en estas cajas y apenas llegué a los indicadores verdes”, expresa sorprendido.

Impresiones similares compartió su mano derecha, Toby Donovan, otro de los fieles del staff con The Killers. “Me fascina trabajar en la gira del grupo; he estado ya por un par de años en varias posiciones como jefe de audio, técnico de sala en festivales y como ingeniero de sistemas ahora”, expone. “Kenny es un gran ingeniero de sala, su mezcla tiene tal impacto que es un verdadero placer trabajar con él, porque los resultados son realmente superiores”.

El técnico de sistemas atribuye esto al hecho de que Martin Audio está constantemente mejorando la optimización de su software: “Estamos ocupando la última versión del programa para generar los presets que con algunos comandos nos permite conseguir la cobertura del PA que buscamos en cada foro, además de controlar factores como los niveles de presión sonora o restringir ciertas áreas; incluso sonar el escenario más tranquilo. Basta acomodar la mayoría de los niveles en orden para alcanzar un matiz de presión homogéneo en toda la arena”, concluyó Donovan.