Leonel García tiene entre manos Amor futuro, su más reciente álbum, una colección de quince temas compuestos, ejecutados y cantados por el propio Leonel con la ayuda de Áureo Baqueiro, quien además ocupó la silla de producción de un plato grabado en los estudios que ambos poseen, uno ubicado en México y el otro en Los Ángeles. “Hacía dos años que no escribía canciones –explica el propio Leonel-, por eso cuando arrancó mi proceso de composición todo fluyó de modo tal que terminé un disco que tiene una personalidad que me gusta, pues su temario es diferente a lo que había hecho antes. Es un buen reflejo de lo que estoy escuchando y sintiendo ahora mismo”.

El proceso de grabación de Amor futuro comenzó cuando su autor decidió internarse en su propio estudio de grabación (Ártico Studio), al lado de su ingeniero de audio, donde escribió la mitad de las canciones del disco. “Tengo un estudio en casa donde me dediqué a generar programaciones –explica Leonel. A nivel rítmico fue bueno contar con una programación desde la base, porque me ayudó a redondear ciertas letras. La otra mitad de las canciones la escribí en Playa del Carmen, así que el disco tiene ambos sabores: la onda folk del cantautor con su guitarra acústica y la parte rythm and blues, con programaciones; un terreno que hacía tiempo no visitaba, desde la época de Sin Bandera”.

 

 

Continua leyendo el artículo completo aquí: