1big

No sabemos si más latino que anglosajón, pero lo que sí podemos asegurar es que KC Porter se ha sabido camuflar perfectamente en ambas culturas. O mejor aún, ha sabido fundir de manera perfecta en su trabajo profesional como productor, todo aquello absorbido por los años vividos en Guatemala en su temprana infancia,  todo aquello que le enseñaban las marimbas que escuchaba en alguna plaza de aquel pequeño país, adonde su padre decidió mudarse siguiendo una gran convicción por la fe Bahai. De todo esto y más accedió el productor a conversar durante la Conferencia AES América Latina, México 2015, en la pasada sound:check Xpo.

Reunión de culturas
El aprendizaje otorgado por la música popular y tradicional latinoamericana y el conocimiento de los grandes hits de los Estados Unidos llevó a KC Porter a desarrollar un estilo único como productor. Tal vez pocos realizadores hubieran podido comprender a Santana o a Ricky Martin mejor que KC para producir discos donde las dos culturas se tenían que hacer una sola. Sin embargo, él confiesa que no fue el primero en hacer eso en su familia: “Mi papá era un tipo muy creativo, siempre tratando de hacer las cosas de manera diferente. Lo recuerdo alguna vez modificando una pieza popular guatemalteca para marimba. Lo que hizo fue tomar la pieza tal cual, pero cambiándole el fraseo y la armonía, dándole un toque de swing. ¡Me quedé impactado!”. El padre de KC era músico.

img11_LEl currículum de KC es simplemente impresionante. Pareciera que no hay un solo artista de talla mundial con el que no haya trabajado, latinos, norteamericanos y de otros países! Luis Miguel, Los Fabulosos Cadillacs, Selena, Gloria Estefan, Bon Jovi, Janet Jackson, Beyonce, Boyz II Men, Celine Dion, la italiana Laura Pausini, el español Alejandro Sanz, el argelino Khaled y… un largo etcétera. Lo tenemos que reconocer, ha sido realmente afortunado; sin embargo, aunque todos los eventos en su carrera se han dado de cierta manera natural, eso no implica que ha sido fácil: “Si hoy tuviera que hacer de nuevo todo lo que he hecho para llegar al punto donde estoy hoy, te juro que no lo volvería hacer”, reconoce KC. No quiero decir que no lo he disfrutado, sino que ha involucrado tal cantidad de energía y de compromiso, que ha sido realmente agotador. Lo que noto de la juventud actual –y que tal vez sea una característica de cualquier persona joven-, es que quieren todo fácil y sin complicaciones. Tal vez desean sólo un tutorial de cómo producir un álbum y ya, sin darse cuenta de que esto involucra todo un proceso de poner muchas piezas juntas en el rompecabezas. Así que si hoy me preguntan si mi carrera ha sido fácil o difícil, yo diría que ha sido afortunada, pero no fácil”.

En la música que KC Porter produce debe haber algo más allá que solo ésta; debe haber algo que pueda dejar, de cierta manera, un legado en la gente que la escucha, algo que los inspire hacia una vida mejor o un mejor momento: “Me gustaría que toda la música fuera como cuando uno ve una buena película, en donde uno sale del cine inspirado, motivado, con ganas de hacer algo nuevo, con ganas de hacer de éste un mundo mejor; eso es lo que me gustaría provocar con la música que hago y produzco. Hoy, cuando un artista se acerca a mí, éstas son definitivamente las características que busco”, cuenta KC. “Por ejemplo, cuando estábamos produciendo la canción Migra de Carlos Santana, que proyecta un sentimiento de dolor de los inmigrantes latinos en Estados Unidos, ese era el mensaje que quería transmitir Santana, ese era el trasfondo y el espíritu de la canción y lo debíamos plasmar fielmente en cada nota”.

La mezcla de los ritmos latinos con los conceptos de música norteamericana no ha sido el único campo que ha explorado KC. Su trabajo con Khaled y con Kazem Al Sahir (super estrellas argelina e iraquí respectivamente) lo demuestra. “A mí siempre me ha gustado salirme de mi zona de confort. Siempre he estado abierto a trabajar otras posibilidades musicales, lo cual no es muy fácil; sin embargo, pienso que esa es una de las ventajas de vivir en Los Angeles, que uno puede encontrar muchas culturas en una misma ciudad y así tener un mejor acercamiento a ellas. El trabajo con ellos dos fue muy interesante, pero recuerdo muy bien y de manera muy especial el momento en que comencé a trabajar con Kazem, que era cuando estaba la guerra de Irak en su punto máximo. Yo traté de producir una música adecuada para ese momento, una música que proyectara un mensaje de unidad en respuesta a toda la violencia e irracionalidad que se estaba viviendo. El resultado fue una música de amor y esperanza que quedó muy bien plasmada en la canción Love and Compassion, grabada junto con Paula Cole”.

_DSC1978Buenos propósitos
La unidad entre los humanos, el amor y la compasión han estado siempre de la mano con lo que hace profesionalmente KC. Estos son los fundamentos de su fe, la Bahai, heredada por su padre. “A veces meter en la radio el tipo de música que habla de esto no es tan fácil; no obstante, cuando un artista, como Carlos Santana, viene y me dice que hagamos algo así, yo siempre estoy dispuesto. Aunque debo decir que a veces sucede que una canción, como la de Primavera, dentro del álbum Supernatural, la vuelve a grabar otro artista dándole otro toque y luego la toca otro más y de repente ya se vuelve muy popular”.

Todos hemos percibido un verdadero cambio en la industria musical. Aunque las posibilidades para hacer música se han expandido de manera impresionante, las oportunidades para crecer en la industria se han disminuido radicalmente. KC comenta al respecto: “Me parece que lo que está sucediendo es que las oportunidades para hacer música están cambiando. A lo que me refiero es que en el presente existen otros campos diversos de acción, como la música para películas o las producciones para comerciales, pero creo que lo más importante ahora es aprender a diversificar nuestras habilidades para que nuestra paleta de oportunidades se abra mucho más. Sin embargo, esto es un arma de dos filos, porque si bien es cierto que ser versátil te abre campos de trabajo, también es cierto que en algunos niveles es absolutamente necesario ser especialista en algo, ser el mejor, ya sea como músico, ingeniero de grabación, arreglista y demás, así que es difícil decir qué es lo correcto o la mejor estrategia a seguir”.

KC Porter siempre ha hecho de todo en el mundo de la música y tal vez en ello radica mucho de su éxito. Ha sido ingeniero, ejecutante, cantante, arreglista; precisamente, una de las habilidades de KC es la composición. Más que habilidad, en realidad la deberíamos llamar pasión, que de una u otra forma ha estado guardada dentro de él por casi toda su vida. “En este momento estoy buscando explotar con mayor fuerza ese aspecto. Siempre he hecho arreglos y música para otros y no le he dado la suficiente importancia a lo que yo tengo que decir como músico y como persona. Por fin ahora parece que puedo disponer de tiempo para decir lo que yo quiero”.

Cuando alguien vino a hacer algo importante en esta vida no sólo lo hace en un solo rubro, sino que extiende sus alcances de muchas otras formas. Siendo la música su forma de comunicar y expresar, KC ha decidido que sea también su forma de influir positivamente en la humanidad. Pero también ha decidido no ser el único, no estar solo en esta tarea y es por eso que creado Oneness, una organización no lucrativa con la misión de eliminar el racismo y promover la unidad con el poder de la música. “Hemos hecho muchos eventos muy interesantes, donde grandes compositores y músicos de diversas culturas se han reunido para crear música nueva enfocada a lo que promueve la asociación, que es precisamente la unidad”. Algunos de los grandes que se han unido y han contribuido con esta causa son Carlos Santana, BB King (Q.E.P.D.), Macy Gray, Sarah McLachlan, Luther Vandross, Brian McKnight, Angelique Kidjo, Quincy Jones, Ricky Martin y Jimmy Jam, entre otros.

Después de tantos éxitos en su vida, es difícil pensar que podría faltar algo por hacer a KC; sin embargo: “Música de mí y para mí es lo que me falta por hacer. He dedicado mucho tiempo y energía a otros… ahora es mi tiempo. Ya lancé un álbum que expresa una buena parte de mi interior, pero el más reciente en el que estoy trabajando puede considerarse como una producción más en forma. Por otro lado, también quisiera hacer videos”, dice Karl Cameron Porter a quien algunos amigos como Bon Jovi y Eliades Ochoa lo llaman “Kase”.

_DSC1978