Nacida en Delicias, Chihuahua, Janeth Valenzuela encausó desde la adolescencia el impulso por la música regional mexicana. Con su EP “Mis norteñas favoritas” y el sencillo “En peligro de extinción” de su nuevo disco, da continuidad a su proyecto y renueva la estrategia de su difusión ante la contingencia sanitaria que estamos viviendo. 

“Mi papá es de Sinaloa y creció escuchando banda y norteño”, comienza Janeth; “fue él quien me regaló mi primer acordeón. Yo le tenía miedo a ese instrumento y no conocía muchas mujeres que lo tocaran, pero él me dijo: ‘es un instrumento que está catalogado para hombres y podrías ser la motivación de muchas mujeres’, y así lo asumí. Es un instrumento muy retador y eso me gusta, fue lo que me hizo enamorarme de él”.

En 2015 se calzó profesionalmente su instrumento e incursionó de manera profesional en un género donde las mujeres todavía lidian con posturas machistas: “Sigue siendo mi principal obstáculo”, señala Janeth; “pero mi papá me ha guiado en eso para que el recibimiento del público sea bueno”.

El trabajo de Janeth en el estudio incluye sesiones en Natura Records, Remex Music en Monterrey y el de Hermes Music en McAllen: “Ahí hicimos la última producción con gente como Andrés Medina, productor de Reyli, quien tocó uno de los temas que es una rumba flamenca con acordeón. En un productor busco sentirme en confianza, plena, para que el resultado sea lo más parecido posible a lo que tienes en mente; su conocimiento musical y experiencia que me dejan saber que estoy en buenas manos. Mis compañeros del grupo norteño son: Kevin Ruiz, bajo quinto; Alejandro Rodríguez, batería; Alexis Carreón, segunda voz; Abraham Urquidi, percusiones; Emir Castillo, bajo eléctrico y Jesús Navarro en la tuba. Son mi grupo en vivo también, jóvenes con mucho talento”.

Janeth completa su visión del proceso de producción, su retroalimentación y supervisión en la mezcla y masterización: “Dejo que el productor e ingenieros hagan su trabajo e intervengo si siento que algo le falta; por lo regular son mínimas correcciones, pido que conozcan el género porque, como todo, lleva su toque y su volumen, como en el bajo quinto, se debe notar cierto feeling.

 Aliados creativos en grabación y en vivo: “Mi acordeón es un Cantabella, marca italiana, que tiene un sonido muy lindo, agudo, que le da un toque bello al norteño. Es un modelo Rustica y tengo dos más. En cuanto a los micrófonos que uso, estos son Audio-Technica AT4050 en estudio para la voz; en el acordeón el ATM350 y otro más que tengo es el de diadema BP894xcH-TH y su kit de in ears”.

Aunque a Janeth también le afectó la pausa en los conciertos, aprovechó para cambiar los planes de promoción de su disco y la gira con fechas confirmadas en Monterrey y Ciudad de México: “lanzamos un EP de covers de mis canciones norteñas favoritas para que la gente me siga teniendo presente o me conozca y estamos muy presentes en las plataformas digitales. Son tiempos para mejorar: la creatividad, cuando estás relajado sale más fácil; no haces las canciones aprisa; podemos convivir con la familia y valorar más lo que tenemos. Ojalá cambié la actitud de los artistas y la humildad para relacionarnos con quienes hacen nuestros sueños posibles: el público”.