En México la igualdad de género es asunto que al paso de los años se ha complicado y la falta de ella ha causado un daño irreparable en nuestro tejido social. Las acciones tomadas por diversas esferas son nulas para generar un mejoramiento y pese a que las mujeres constituyen en nuestro país más de la mitad de la población, en muchos casos aún no pueden recibir respeto hacia sus derechos y dignidad.

Arte para hacer conciencia

La música no guarda silencio ante lo que ocurre, y para comprobarlo, recientemente se llevó a cabo el Festival Voces de Mujeres, evento en el que participaron figuras del calibre de Cecilia Toussaint, Lila Downs, Ely Guerra, María Daniela y su Sonido Lasser, y Caña Dulce y Caña Brava, quienes a través de su arte alzaron su voz en defensa de la igualdad y respeto hacia todas las féminas.

El Zócalo de la Ciudad de México fue la sede para este espectáculo, mismo que contó con la dirección de Roberto Collío, quien estuvo a cargo de la producción técnica. También participaron empresas como Rec Works, Representaciones de Audio, Meridian Pro Audio y Audio Power RED (generadores eléctricos), entre otras más, quienes sumaron su experiencia y procesos de trabajo para que todo tuviera un exitoso desarrollo.

En punto de las cuatro de la tarde inició el Festival con la entonación del Himno Nacional en náhuatl por parte de Flora García Galicia, posteriormente la agrupación Caña Dulce y Caña Brava, con su ritmo tropical, pusieron a los asistentes a bailar frente al Palacio Nacional, ya que ahí se colocó el escenario y no en el lado de la Catedral.

Tocó el turno a María Daniela y su Sonido Láser quien son su estilo electro pop también puso a bailar a las personas que ya comenzaban a llenar la plancha del Zócalo. Temas como son “Miedo”, “Auto cósmico”, “Tú sombra”, entre otros más tuvieron un cálido recibimiento. La tercera en subir al escenario fue Ely Guerra, acompañada del pianista y jazzista Nicolás Santella, para interpretar diversos temas románticos que han posicionado a la cantautora en la música, como “Quiéreme mucho”, “Peligro”, “Para ti”, “Mi playa”, entre otros más fueron algunos temas que hicieron perderse entre sus letras a todos los presentes. La cantante neoleonesa se despidió luego de hora y media de show, dejando todo listo para la llegada de Cecilia Toussant, quien protagonizó uno de los momentos más significativos del festival, cuando le fue entregado el reconocimiento por su trayectoria de más de cuarenta años en la música. Clásicos como “Carretera”, “Prendedor”, “Me siento bien pero me siento mal” inundaron de blues el Zócalo capitalino, para despedirse de la audiencia con la canción “Viuda Negra”.

Lila Downs fue la encargada de cerrar este Festival, con un sorprendente vestuario y una gran producción, la cantante de origen oaxaqueño pidió respeto a todas las mujeres y urgió a todas las personas a luchar por la equidad de género. Las voces de todos los asistentes, los cuales sumaron más de 40 mil, se unieron para entonar “Humito de Copal”, “Dignificada”, “Clandestino” y “Cielito Lindo”. Tras  más de una hora de show, Lila Downs terminó su participación en el evento que tuvo un ambiente de concientización ante lo que ocurre con las mujeres mexicanas día con día.

El trabajo de producción, encabezado por Roberto Collío, ofreció un espectáculo bien planeado; “la preproducción tomó poco más de cuatro meses, entre ideas y bosquejos; tardamos dos meses y medio para pasar del papel a la acción. El montaje se logró en una semana y hubo que cuidar muchos detalles: el Zócalo tiene muchas restricciones, para prevenir el hundimiento de la Catedral Metropolitana y cuidar el Palacio Nacional y los edificios de Gobierno. Uno de los retos principales fue el ruido que se genera mientras se hacen las pruebas, hay oficinas, esto requirió un diseño y direccionalidad muy exacta”, comentó Roberto Collío.

Una vez que el elenco se confirmó, Roberto recibió los riders para que le entregaran los diseños específicos a cada una de las cantantes.

“Es la primera vez que participo en el Zócalo en un espectáculo de tal magnitud; estoy muy contento con lo que se logró. Nosotros apoyamos y por supuesto nos sumamos al objetivo del festival a través de nuestros procesos de trabajo de todo nuestro staff, que se compone de más de 130 personas, quienes logramos que todo saliera como se planeó. Nuestros especialistas en iluminación, monitoreo y audio ofrecieron diseños de gran nivel para los ingenieros de cada cantante”, añade Roberto.

El encargado de sala nos cuenta su experiencia: “Fue un gran trabajo en equipo, la distribución de audio tuvo un correcto diseño y no presentó ninguna complicación; el hecho de que se cambiara de posición el escenario no causó mayor problema”.

“Colocamos un delay para tener una mayor cobertura, algo que se hace siempre y funcionó con normalidad. Se hizo una escena base donde ya venía el input list general. Ayudó mucho que yo ya había trabajado con los talentos, así que fue muy intuitivo llegar y darles la escena que requerían”, expresa Gustavo. El diseño de audio lo realizó Mario Rabadan.

Producción y sonido

En lo que respecta a monitores, esta área contó con el uso de tres consolas: el sistema Allen&Heat dLive S5000 fue el que llevó prácticamente todo el festival, mientras que la microfonía que se ocupó fue Shure. En cuanto a las mezclas que se utilizaron, fueron 16 en mono e in ears con ocho mezclas en estéreo y se ocuparon ocho equipos Shure PSM1000. El principal reto fue lograr que las cantantes tuvieran una adecuada presión y que se sintieran cómodas.

En cuanto a radiofrecuencias, tampoco hubo alguna complicación, ya que se mantuvieron estables: “Ocupamos alrededor de 16 y ocho como respaldo. La preparación y ejecución fue buena y afortunadamente entregamos inputs y outputs bien parchadas. Quince días antes recibimos los inputs y los riders, lo que fue de gran ayuda”, señala Arturo León.

La iluminación también destacó en esta producción. El evento inició a las cuatro de la tarde y en ese horario hubo poca participación de luces, de manera que fue con la presentación de Ely Guerra cuando los asistentes disfrutaron del diseño lumínico. Se buscó cuidar la armonía y diferenciar los conceptos de cada una de las artistas, para lo que se utilizaron páneles y telas de gran tamaño para cubrir los espacios. Gastón Forti, ingeniero de iluminación y encargado de esta área para el festival, comenta:

“Tratamos con un escenario grande, entonces decidimos realizar coberturas en diversas zonas para volver más armónico el espacio. Ya conozco y había trabajado con los demás iluminadores y eso facilitó las cosas; sabía lo que requerían. La mayoría me pedía luces de piso y texturas, y me tomó menos de un día armar el diseño; fue una gran experiencia”.

La consola que se utilizó en iluminación fue GrandMA, de la que se ocuparon cinco universos y más de 85 luces. Los tonos que se utilizaron fueron variados y dependieron del estilo de cada cantante. Ely Guerra optó por tonos fríos, dado su estilo romántico e íntimo; Cecilia Toussaint jugó con los tonos cálidos y fríos acordes al blues, mientras que Lila Downs ocupó colores más cálidos, destacando el rojo, naranja y amarillo. En cuanto al uso de pantallas LED, éstas fueron cuatro: la primera de ocho metros por cinco, que fue colocada detrás del escenario, y otras dos laterales de cinco por tres metros, en las que se transmitió circuito cerrado y diferentes gráficos para ambientar los sets de cada artista.

El mensaje fue claro. La exigencia fue de respeto, justicia y el derecho de las mujeres a ser visibilizadas. La producción encabezada por Roberto Collío tuvo un desarrollo pleno, en el que se logró plasmar todo lo planificado. Sin duda, los procesos de trabajo de todo el staff coadyuvaron para el desempeño de los talentos de este espectáculo y el disfrute de los asistentes.

De la mano de melodías electrónicas, blues, rock y música de fusión, las participantes de este festival, mujeres destacadas en la música, alzaron la voz para ser escuchadas y hacer conciencia acerca de la necesaria equidad de oportunidades entre hombres y mujeres en todos los ámbitos. Ojalá sea así en toda la sociedad.

El sonido de las voces femeninas

PA main

  • (32) Altavoces L-Acoustics K2 (16 por lado)
  • (12) Subwoofers L-Acoustics SB-218
  • (04) Racks de amplificación LA-48
  • Procesador Meyer Sound Galileo Galaxy

Delay

  • (24) Altavoces Meyer Sound Lyon (12 por lado)
  • (12) Subwoofers Meyer Sound HP 1100

Out-fill

  • (24) Altavoces Meyer Sound MINA (6 por lado)
  • (01) Procesador Meyer Sound Galileo Calisto 616
  • Torre de Layher para delay
  • (01) Torre de Layher de 2.50 por 2.50 por 10 metros de alto
  • (08) Bidones para anclaje de 1000 litros

Side-fill

  • (12) Altavoces Meyer Sound Melodie (6 por lado)
  • (04) Subwoofers Meyer Sound HP 700 (2 por lado)

Microfonía

  • (08) Micrófonos Shure inalámbrico SM58 UHFR, sistema completo, (06) SM58, (06) SM57, (04) KSM109
  • (20) Cajas directas
  • (60) Bases para micrófono con boom
  • (06) Subsnake 12 Ch de Multipin

Microfonía adicional

  • (04) Micrófonos Shure Beta 91, (04) Beta 52, (12) SM 57, (10) SM58, (04) Beta 57A, (06) Beta 58, (04) KSM109, (04) KSM 137, (04) KSM 32, (04) Beta 98 HC

Consolas

  • (01) Consola Digital Allen & Heat dLive S5000 a 64×32 (Sala), (01) dLive S5000 a 64×32 (Monitores), (01) SQ5 (Multitrack Cecilia Toussaint)
  • (01) Consola Digital Digico SD10 (monitores Ely Guerra)
  • (01) Consola Avid Venue Profile (monitores Lila Downs)

Monitores

  • (129 Sistemas In Ear Shure PSM900, sistema completo
  • (08) Monitor de piso Meyer Sound MJF 212
  • (01) Altavoces Meyer Sound UPJ / Sub Meyer Sound

Iluminación

  • (12) Luminarias Beam 7R
  • (08) Next 1
  • (12) Luminarias Vari-lite VL3000 Spot
  • (12) Luminarias Martin MAC Aura Wash, (22) MAC 101 Wash LED
  • (06) Atomic 3000
  • (12) Leekos
  • (04) Minibrutos
  • (02) Seguidores
  • (01) Sistema de Intercoms
  • (02) Máquinas de humo
  • (01) Dimmer 24 ch
  • (06) Cue Pix
  • (01) Consola MA Light GrandMA

Video

  • (01) Pantalla LED de back de escenario de 8 por 5 metros
  • (02) Pantallas LEDS laterales de 5 por 3 metros
  • (01) Circuito cerrado a 3 cámaras (control de video en sala)