Con cinco años de planeación, bajo la producción artística de Dorio Ferreira, “Entre Amigos” es un disco que celebra el gusto por la música popular de Armando Báez y el poder del vínculo entre colegas músicos. “Quería hacer un disco cantando temas que interpreté durante mi juventud, cuando participé en la Orquesta de Pepe González; son canciones que canté muchos años en vivo y se me hacía muy interesante poderlas tener en un disco”, comparte de inicio el también presidente de la sociedad Eje Ejecutantes.

Con arreglos y guitarras del propio Ferreira, los músicos que participaron fueron los de “casa”, los afiliados en Eje Ejecutantes, como Luis Robledo Corona (piano), Iván Barrera (bajo), Miguel Peña (guitarra), Enrique Nativitas (batería), Felipe Sanabria (clarinete),  Los Panchos de Gaby Vargas, además de participaciones especiales en la voz con Armando Manzanero y un poema de Sergio Esquivel: “Lo fuimos haciendo con mucho tiempo, grabé la voz hace cuatro años y luego tuve un problema de disfonía de las cuerdas vocales y paramos… Chucho López Hernández, quien es parte del consejo directivo de Eje, me dijo que retomara y tratara de acabar el disco. Hicimos una parte de la grabación en el estudio Río Récords de Dorio Ferreira y después en el estudio de Eje Ejecutantes y lo mezclamos, una parte en Eje a cargo de Ángel Martínez y otra en Estudio 19 por Fernando Roldán, haciendo la masterización en Los Ángeles, en Columbia Records”.

“El proceso guía de grabación fue la voz ya grabada de Armando y luego se capturaron los instrumentos en vivo, bajo, guitarra y piano, a lo que siguieron las percusiones y batería y al final las cuerdas. El sax de Jaco González, además de flautas, también se agregó y todo esto le aportaron una calidad interpretativa muy importante al disco. Lo tuvimos listo en febrero, pero con la contingencia sanitaria vinieron muchos retrasos, hasta ahora que ya lo tenemos en todas las plataformas digitales”.

“Me di cuenta lo difícil que es ser músico de grabación, de estudio, se hace una radiografía de lo que se toca y no puede haber mentiras o engaños. Reconozco a todos los que participaron porque lo hicieron muy bien, incluso algunos a la primera toma, que a veces es la más bonita. Nos divertimos mucho y me sentí muy halagado porque uno ve la calidad y talento de los compañeros músicos y quieres estar a la altura. Dorio me dirigió la voz y creo que lo hizo muy bien. Mi intención también es mostrar la calidad de músicos que tenemos”, comparte Armando.

Sin distraerse de su labor al frente de Eje Ejecutantes y ante la crisis en la que el gremio musical se encuentra, la labor social de la institución se ha hecho presente distribuyendo diversas ayudas y haciendo la gestión ante el Gobierno de la Ciudad de México para activar el apoyo de desempleo emergente, además de entregar las regalías de forma adelantada y conseguir apoyo médico para algunos agremiados ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Con más de 350 mil canciones desglosadas que están nutriendo una sólida base de datos de los agremiados, Eje Ejecutantes mantiene su compromiso de ser la entidad que vela por los derechos y regalías de los músicos que graban y someten su trabajo a explotación, “es importante que sepan que si tienen manera de comprobar lo que han grabado, se acerquen a nosotros, se hagan socios de Eje y podamos cobrar las regalías”, concluye Armando Báez, entusiasmado por todas las acciones que se encuentra realizando y ofrecer este disco, con una gran pasión por su carrera musical.

Entrevista: Nizarindani Sopeña / Redacción: Marisol Pacheco