El maestro Morricone, uno de los compositores y directores más célebres del mundo, ha escrito hasta la fecha más de quinientas partituras de cine y televisión en una carrera que abarca siete décadas. Como el único compositor de cine que ha recibido el Premio Honorífico de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos por sus logros de toda la vida, esta gran figura de la música se embarcó recientemente en su gira mundial “60 Years of Music”, con un sistema de audio L-Acoustics L-ISA provisto por la empresa italiana de alquiler Agora.

Comparación y aprendizaje

Al principio de la gira, el ingeniero de sala y grabación de Morricone, Fabio Venturi, y el gerente de proyecto de Agora, Giulio Rovelli, escucharon sobre el nuevo sistema de sonido inmersivo L-ISA y visitaron el lugar donde éste se desarrolló en Londres para una presentación y prueba de la plataforma de mezcla con el material grabado de Fabio. “Nuestra configuración normal de L-Acoustics funciona muy bien, pero en lugares como arenas es difícil lograr exactamente lo que queríamos.  Desde el primer concierto buscamos maneras de hacer que el audio fuera aún más natural”, explica; “cuando escuché L-ISA sentí que ofrecía un sonido más detallado. Hablé acerca del sistema con el equipo de producción y decidimos usarlo, en concreto para las fechas de Bolonia y Milán. 

Para conocer un poco más de L-ISA, cabe mencionar que esta división de L-Acoustics fue creada en 2014 por el fundador de la firma, el doctor Christian Heil, como equipo de sonido inmersivo. Involucra una extensa investigación en audio y psicoacústica para desarrollar herramientas de diseño y procesamiento de sonido para shows en vivo, entre otros, y es una solución integral que conforma un diseño sonoro innovador, sistemas de altavoces, hardware de procesamiento patentado y herramientas de audio basadas en software.

En la Arena Unipol, de 8,600 asientos en Bolonia, se llevó a cabo una comparación A / B entre un sistema estéreo convencional que presentó doce altavoces L-Acoustics K2 por lado y un arreglo L-ISA con cinco filas de doce gabinetes Kara en el escenario. El equipo de producción consideró que la configuración de L-ISA entregaba resultados muy buenos en términos de localización, claridad y detalles de mezcla. En pocos minutos, fue validado por unanimidad por el maestro Morricone y su equipo.

Al día siguiente, en Milán, el sistema L-ISA se desplegó de nuevo en la arena Mediolanum Assago, de 12,700 asientos. Ahí, el arreglo comprendió cinco arreglos de doce altavoces L-Acoustics Kara en el escenario, completados por dos extensiones laterales para ensanchar la imagen con el arreglo central, que también incluyó dos sistemas de cuatro cajas KS28. Para la zona de asientos fueron colgados ocho altavoces K2 y cinco Kara adicionales para los rellenos frontales.

Frederic Bailly, ingeniero de aplicaciones de L-Acoustics, estuvo presente para brindar su apoyo: “El equipo de Agora tuvo la oportunidad de ensayar el L-ISA para el primer espectáculo en Bolonia”, explica; “para el show de Milán, al día siguiente, nos encontramos con un desafío inesperado, ya que nuestro marcador central no estaba documentado en los planos y tuvimos que bajar el sistema en un metro”, menciona.

Seis décadas de arte total

Con 112 micrófonos de condensador en el escenario para la orquesta y el coro, el ingeniero de sala, Fabio Venturi, se preocupó por la retroalimentación, pero esto no presentó ningún problema. El PA completo se configuró una hora antes de lo previsto y el ingeniero de sistemas, Maxime Ménelec, completó la calibración del sistema en treinta minutos, lo que significó que Fabio tuvo mucho tiempo para ajustar su mezcla de L-ISA, hacer prueba de sonido y ensayar con el maestro Morricone a las cinco de la tarde sin ningún problema.

“El sistema funcionó a la perfección para ambas fechas y fue una experiencia positiva en general”, dice Floris Douwes, productor y director general de la compañía productora de la gira, GEA. “L-ISA garantiza un sonido inmersivo para todo el público y ofrece una gran transparencia de sonido”.

“Con L-ISA todos sintieron que había un sonido natural proveniente de la orquesta”, confirma Fabio; “el sistema es muy sencillo de usar y agrega más detalles y espacio a la mezcla. Realmente me gustaría continuar usando esta configuración”.

“Los artistas y el público buscan constantemente experiencias en vivo más profundas y esta tecnología satisface esta demanda”, concluye Floris Douwes. “Creo que este sistema es particularmente emocionante en arenas y grandes salas, ya que permite a toda la audiencia disfrutar de una experiencia de sonido extraordinaria, incluso aquellos que están en asientos que no recibirían un sonido ideal con los sistemas convencionales. El público puede disfrutar de un audio que es mucho más natural y orgánico en términos de la posición de los músicos y los instrumentos en el escenario. L-ISA acerca la orquesta a la audiencia, haciendo que la experiencia sea mucho más envolvente y agradable”.

El mismo Ennio Morricone se expresó satisfecho con el sistema e indicó: “El sistema multicanal L-ISA agrega una sensación de espacio al sonido, lo que ha hecho posible que Fabio y el recinto reproduzcan mi interpretación con una imagen de sonido de la orquesta muy realista. Hubo una clara sensación de estar envuelto por la música”.

Related Posts