Con esto me refiero al personal que labora tras bambalinas en el escenario; todas esas personas en las que no nos fijamos y tienen un trabajo que no es formal. Creo que está mal generalizar, así que no lo haré, pero como seres humanos, no aprendemos de la historia; desde la antigüedad hay una frase que viene de los romanos y que dice: “Al pueblo pan y circo”. En 2009 surgió un virus que llamaron H1N1 y fue la primera vez en mi vida que me tocó ver que la industria del espectáculo se detuvo (creo por un mes y medio o algo parecido), y ahí nos quitaron el circo. Hoy, casi once años después, esto se paralizó por completo y ahora no tenemos ni pan ni circo; pareciera que no aprendimos nada de aquella primera vez. La vida ya nos había advertido que esto podría pasar y no escuchamos.

Unidos somos más fuertes
En verdad es doloroso lo que estamos viviendo actualmente; es un hecho que en esta industria no nos protegemos, no nos preocupamos por tener ahorros o prever nuestra atención médica y vivimos al día como si nada nos fuera a pasar. Muchas veces culpamos a los empresarios, grupos, managers y demás (no me malentiendan, porque sí tienen parte de culpa), pero nosotros debemos ser los primeros responsables de nuestra situación. Los latinos somos muy buenos para armar fiestas, pero considero que no es así para ponernos de acuerdo en lo importante; ahí sí, cada quien está por su lado y estamos divididos; no nos hemos dado cuenta de que tenemos que ver por nosotros mismos como una industria, como colegas de trabajo y como seres humanos. La verdad es que si nosotros no nos preocupamos por nuestro bien-ser y bien-estar nadie más lo hará; sé lo que están pensando: ‘siempre hay un vivo que se quiere llevar todo’, (esa parte no es sólo latina), pero existen formas de solucionar eso. Como dije en un principio, no hay que generalizar, hubo muchas empresas y grupos que ayudaron y/o ayudan al personal que labora con ellos, pero también existen muchos más que no obtuvieron ayuda y se tuvieron que dedicar a hacer cualquier otra cosa para llevar sustento a casa y eso es muy loable. Su creatividad es muy grande, pero en esta temporada no han hecho lo que les apasiona, porque me queda claro que nos tiene que apasionar esta industria para soportar lo que soportamos.
La realidad es que casi nadie sabe que existimos, o no se fijan, o no les importa; el público paga por un boleto y van a disfrutar el evento por el cual pagaron, el empresario paga por un evento y pierde o recupera su inversión, el artista cobra, se presenta y se retira; desde un inicio hasta el final queda un ejército de personas que hacen con su trabajo diario que todo esto suceda. A nosotros nos queda primeramente hacer saber a todo el mundo que existimos y que somos personas que quedamos desprotegidas en todos los sentidos (vuelvo a decir, mucho es responsabilidad de nosotros), y mientras no nos unamos, mientras no tengamos claro lo que necesitamos y vayamos juntos, tristemente nada cambiará.

Aprender ahora
La industria ha ido cambiando, como todo en la vida (sólo que a veces no nos percatamos de ello); si tu patrón o empleador no te da lo mínimo necesario para estar seguro en tu área laboral, por favor cuestiónate por qué entonces lo estás haciendo. ¿Por ser latinos vivimos en el “nunca pasa nada”? ¿Deberías ganar más para cubrir esos requerimientos mínimos? ¿Deberías tener un seguro de desempleo? ¿Deberías tener un seguro de gastos médicos o seguro social? Si la respuesta a todo esto es sí, la siguiente pregunta es qué estas dispuesto a hacer para que todo esto suceda.

Si bien es cierto que no hay negocio que aguante un año sin ingresos y pague todos sus salarios y prestaciones a sus empleados, ¿cómo hacemos para que todo esto suceda?

Sé que se dice mucho, pero es importante no malbaratar nuestro trabajo, de ahí comienza la cadena porque el dinero no alcanza, seguido de lo conscientes que debemos ser en nuestra forma de vivir y administrar nuestras ganancias. No debemos esperar a que sólo los jefes cambien, también nosotros debemos cambiar. De verdad espero que con esta emergencia sanitaria lo hayamos comprendido, con todo el dolor que muchos han sufrido. Hay algunos que ya no están y nunca los volveremos a ver y eso es muy triste, mientras hay otros que sobrevivieron y hay otros más que no se infectaron o no lo supieron. También sé que debemos aprender a respetar y seguir las leyes, las recomendaciones de los que sí entienden y saben. Ahora sabemos que este virus llegó para quedarse, pero si somos realmente conscientes y tomamos las recomendaciones que se nos dan (junto con el resto de la población), podemos mejorar nuestra situación y no estar donde nos encontramos ahora.

Las soluciones para poder regresar a los escenarios se están encontrando poco a poco: pueden ser eventos con distancia social, transmisión on line o incluso híbridos. Algunas cosas se quedarán y en un futuro serán parte de la industria, por lo que también es buena idea encontrar la forma de capacitarnos en nuestra área de especialización.

Como seres humanos, ésta es una crisis que iremos superando poco a poco. Ojalá todos tengamos siempre presente lo que estamos aprendiendo de ella en todos los niveles. Sería lo ideal para continuar de una manera más sustentable, consciente, inteligente y sensible.