Mezcla de música con teatro, Cornucopia es una producción multimedia creada por Björk con la complicidad de la directora de cine argentina Lucrecia Martel y vestuario de Olivier Rousteing e Iris van Herpen de Balmain. El concepto en torno al cual gira la trama de esta experiencia artística emula la forma en que la islandesa crea su música en vivo, transformando a quienes interactúan con ella en ninfas.

Esfuerzos y resultados

Presentado en Nueva York, Cornucopia se trata de un espectáculo donde coexisten lo acústico (banda en vivo, arpa, percusiones, música electrónica e instrumentos hechos ex profeso para el show como una flauta de siete piezas) con lo digital, donde destacan los equipos que hacen posible la proyección de visuales y el sonido envolvente. Además de los temas que dan forma al disco “Utopía”, se incluyen en el repertorio canciones de otras producciones con arreglos adaptados al timbre de la flauta y el contexto sonoro del álbum.

Así, para hacer realidad esta visita y la presentación de Cornucopia en México, fue necesario fabricar de cero una carpa teatral y adecuar en ésta los elementos técnicos de la producción y el entorno de un nuevo foro al aire libre para los espectáculos en la capital del país, el Parque Bicentenario. En éste tuvieron lugar las cinco fechas de esta quinta visita de Björk y es Alan René Jiménez, production manager local del evento, quien compartió las demandas y satisfacciones que lo hicieron realidad.

“Éste es el diseño de un concierto mío más elaborado hasta el momento, en el que lo acústico y lo digital se dan la mano, con el apoyo de un equipo de colaboradores seleccionados a la medida. Es como teatro digital o un concierto de ciencia ficción pop”. Björk.

Preproducción impecable

“Todo partió de una combinación de ideas para empatar las necesidades de espacio para la producción, la capacidad de público y la coordinación con el Parque Bicentenario acerca de lo que se tenía en el auditorio del recinto, llamado Auditorio Bicentenario. Esas fueron las variables para determinar la decisión correcta”, recuerda Alan. “El tamaño del parque y la extensión del mismo nos permitió armar este teatro con una carpa que se trajo de Holanda y así garantizar, en tiempo y forma, lo que era necesario para hacer el show”.

La carpa debía cubrir dos aspectos: uno, soportar el peso del show por el tamaño y dimensiones del mismo como los 140 metros cuadrados para la pantalla de video, e ir de lado a lado del escenario para cubrir también los cuatro mil metros cuadrados considerados para llegar a un aforo de hasta 12 mil personas acomodadas dentro de la carpa, y si se abrían las paredes laterales, alcanzar las 18 o veinte mil personas—. Segundo, brindar cierto control acústico para el tratamiento sonoro del show. “Lo que hicimos para esta carpa fue instalar ocho mil metros cuadrados de tela tratada con retardante de fuego —una certificación pedida por la producción de Björk—, para que hubiera seguridad en ese tema y también para apoyar que el sistema de audio funcionara adecuadamente, porque dentro de una carpa siempre lidiar con los rebotes es complicado”, describe Alan y amplía: “Hubo tela en todo y para facilitar su colocación, se hicieron rieles en ésta, algo que nunca se había hecho en México. Las telas se fabricaron a la medida de la carpa y atrapan el rebote del sonido”.

Tras asistir a Nueva York a presenciar el show y entenderlo, adaptar lo existente en el Parque Bicentenario permitió sacar beneficio máximo de los recursos y asesorarlos sobre su mejor uso para ésta y futuras producciones. Tal fue el caso de la zona de descarga para el montaje, las adecuaciones para camerinos, baños y accesos, tanto en pro del público como del artista. Así lo devela Alan:

Alan René Jiménez, production manager local

“Ésta es la segunda vez que se monta este show en el mundo. Digamos que participamos desde su creación y por eso hemos aportado mucho en el tema de hacer una carpa nueva, un rigging específico y demás. El staff técnico es una mezcla de la gente de Björk y nosotros. Ellos traen un jefe de rigger y nosotros hicimos todos los puntos de colgado, la estructura y demás. Ha sido una combinación de esfuerzos para que la producción funcione. Finalmente, se adecuó un grand support de la empresa Rigging Plot; se están usando proyectores de Foto Niza y garantizamos que los equipos disponibles en el país se usen y de la producción de Björk estuviera lo que hubo en Nueva York”.

“El montaje como tal llevó ocho días completos. Por fortuna el terreno es plano y pasamos todo por los túneles sin problema. Armar el rigging para el sistema surround tomó bastantes días; de hecho,  se mandaron a fabricar los brackets. Otra mitad del audio requirió un delay y fue un reto buscar la manera de insertarlo sin alterar el diseño de audio, que fue muy particular, con un front de cinco arreglos lineales (el quinto no se ve porque se ubicó detrás de una gasa de proyección). Se pusieron telones spaguetti, tres en diferentes profundidades, uno curvo y éstas diferentes profundidades armaron un efecto 3D”, explica Alan Jiménez.

“Al final, a pesar de tener días de lluvia, contar con esa área totalmente oculta para que la producción de Björk descargara sus seis tráilers y nosotros los tres contenedores donde venía la carpa, 25 trailers más con la grada y tarima que se puso, que el piso permitiera trasladar toda la maquinaría, en conjunto es un indicador de servicio y atención muy valioso”.

Expertise y certificaciones 

Un total de 115 personas de staff competente y certificado (65 de Björk y 50 del crew nacional para armar gradas, tarimas, stage house y demás), afirma Alan, se involucraron en la producción: “La mitad de los elementos del show está colgado a la carpa —que aguanta 25 toneladas distribuidas en las costillas—: PA, luces proyectores, y la escenografía que es una flauta de órgano con un grave muy particular que baja y apunta hacia el público durante el show. La forma en que se distribuyó el trabajo a partir de la invitación de OCESA en Eclectic fue proveer todo el personal del que disponemos, tenemos un taller de escenografía que se llama PcH y con éste damos todos los servicios en cuanto a personal. Tenemos la ventaja de tenerlos a todos con su seguro, como rigger certificado al igual que quienes operan maquinaría, hubo un montón de cosas que se debieron cubrir en ese sentido para que la gente de Bjork estuviera tranquila. Son procesos que se deben cumplir ya como estándar de seguridad y que sabemos se aplican en México todo el tiempo”.

Pilares técnicos del show

Cornucopia tiene como base una sonorización surround 360 y, expone Alan: “sólo doce empresas en el mundo han desarrollado un software dedicado para eventos con esta premisa. Uno de ellos es L-Acoustics con su L-ISA y d&b audiotechnik”. El precedente a la visita a México del show fueron ocho fechas en Nueva York y tras varias indagaciones, se optó por usar ese sistema de audio: “Se solicitó a la empresa South By de Londres traer ese equipo, todo el audio viene del Reino Unido y su staff ha hecho el montaje, considerando que acá fue el doble de capacidad de público y que una de las funciones tendría público de pie”.

Además de PcH, Rigging Plot y Foto Niza, se sumaron las empresas Logra (seguidores) Kona (luces) y Too Motions para el montaje estos últimos con sus motores de velocidad variable y sistema Kynesis—. La pantalla de video (de 16 por 9 metros con un total de 140 metros cuadrados), tuvo un efecto de cortina de proyección frente a los LEDs que tuvo momentos clave en el show. “Hoy tenemos empresas y personal muy capacitado en México. Sumar a los mejores profesionales del país, no para competir, sino para invitarlos a los mejores eventos, es lo mejor. Tenemos muchos años trabajando en colaboración con importantes empresas y hemos aprendido que esa es la forma”, reflexionó Alan.

Tras la exitosa realización de estas cinco experiencias músico-teatrales de Cornucopia en nuestro país y corroborar la virtud multifuncional del Parque Bicentenario, el siguiente reto será cubrir las necesidades del espectáculo A State of Trance by Armin Van Buuren y el Festival Sonar, “donde usaremos esta carpa, pero con una producción técnica distinta. La ventaja de poder usarla en dos eventos más es única y más aún en un espacio como éste. El Parque Bicentenario es un inmueble muy especial para hacer eventos en México. Lo tiene todo”, expresó para concluir con satisfacción y entusiasmo el jefe de producción.

“Todo el espectáculo es sobre las mujeres que se apoyan entre sí. Cornucopia es probablemente el show más expansivo que tendré. Es un esfuerzo por encontrar un equilibrio entre todas las áreas y una manera de que el amor esté presente”.

Colegas de escenario

Peter van Der Velde, originario de Ámsterdam, es el responsable de la producción de Cornucopia del lado de Björk, y con una carrera que inició con la artista en 1989, su trabajo tiene que ver con todo lo que está involucrado en el tour, los presupuestos y la gente que hace equipo con ellos. “Comencé a trabajar con Björk en 1989, dejé un tiempo de laborar con ella y regresé en 2000 para la gira Vespertine, en recintos como casas de ópera como La Scala, Estados Unidos, Japón y Europa, foros muy selectos. Me fui introduciendo en este nuevo territorio, muy desafiante, original y fuera de los límites, con mucha gente en escena, un concepto teatral y un sonido envolvente acompañados de 57 músicos y un coro de Groenlandia”, explica.

Es el estilo de Björk y por eso es muy reconocida: “Puedo decir que ella se involucra al ciento diez por ciento en todos los niveles; en el audio, por ejemplo, ella se ubica en la consola durante el sound:check y después confía en el ingeniero de sala. En este tour, por ejemplo, es importante la forma en la que se maneja el reverb natural; aquí lo tuvimos y el sistema fue configurado para que así fuera de manera perfecta, que no proviene de efectos, sino de micrófonos de alta calidad ubicados en sala”

El equipo de producción de Björk no hace giras tradicionales y los saben: “Estuvimos en México tres semanas para hacer cinco shows y los siguientes los haremos hasta noviembre”, menciona Peter; “el sistema utilizado aquí fue de 360 grados inmersivo, de d&b audiotechnik, con el que tuvimos un ángulo más teatral. Cabe mencionar que la marca nos apoyó mucho, ya que se requieren grandes inversiones para que un show como éste sea posible”.

Como antecedentes, Björk se ha presentado en nuestro país en cinco ocasiones, en distintos escenarios. En esta ocasión, el Parque Bicentenario fue seleccionado por las siguientes razones, de acuerdo a su jefe de producción: “Los requerimientos para la carpa eran muy altos y eso fue lo que hablamos con Alan Jiménez; se necesitaba un telón y crear una atmósfera donde la gente no sintiera que estaba entrando solamente a una carpa. Esto significó un reto muy grande, porque el espacio era tremendo, y después del primer show nos dimos cuenta de lo que tuvimos que arreglar, pero me siento muy bien con lo que logramos. El parque es muy agradable y aunque cuando llegamos aún era un lugar en construcción, a Björk le pareció muy bien el sitio”.

“La decisión también tiene que ver con razones prácticas, ya que los shows no son seguidos; cuando se presenta, ella lo entrega todo en el escenario y con el paso del tiempo se ha dado cuenta de que debe controlar la frecuencia de los conciertos para ser capaz de actuar en el nivel que quiere. Por ejemplo, aquí hicimos el soundcheck dos días antes del show, porque necesita descansar la voz ese tiempo. Después del primer concierto, necesita otros dos días de descanso para otro show, y después de ese, necesita descansar tres días, así que necesitamos un recinto con esa disponibilidad de tiempo”, finaliza Peter van Der Velde.

Peter Van Der Velde, responsable de la producción de Cornucopia

El desafío fue grande; el tiempo, como en muchas otras situaciones, tuvo un valor enorme. Se trataba de cumplir lo necesario con el diseño del escenario, el rigging y los ajustes de audio para hacer el mejor show posible. Además de la voz única de Björk y la banda que lo acompaña, así como el equipo creativo de altos vuelos, el Coro Stacatto de la UNAM aportó un toque original a esta parte de la gira Cornucopia, que terminará este diciembre en algunas ciudades europeas. Compartimos el entusiasmo de todo el staff de producción y también apreciamos el valor de hacer la inversión y los esfuerzos necesarios para traer a nuestro país espectáculos de la singularidad y exigencias creativas y técnicas como éste. ¡Que sigan estas oportunidades!

 

Acerca del Parque Bicentenario

El Parque Bicentenario cuenta con 55 hectáreas de terreno y es un área con acceso gratuito dirigida a la población para disfrutar e interactuar con los ecosistemas y recursos naturales a través de experiencias culturales, artísticas, deportivas y de entretenimiento que propicien el bienestar de la sociedad.

Con casi 3.5 millones de visitantes al año, los usuarios pueden disfrutar de las distintas áreas y actividades que el parque proporciona de martes a domingo de siete de la mañana a seis de la tarde.

Su misión es brindar experiencias únicas en armonía con el medio ambiente, a través de modelos de entretenimiento innovadores para empresas y personas, con una mejora continua y prácticas de referencia internacional.

Está dividido en cinco áreas: Natura, Agua, Viento, Tierra y Sol. Cuenta con un jardín botánico, tres invernaderos gigantes con los tres ecosistemas más importantes de México, la única chinampa fuera de Xochimilco, un orquideario con más de 75 especies, áreas de picnic y lectura, un laberinto, zonas de juego y una ciclopista de cuatro kilómetros.

Tiene 55 hectáreas de superficie y 55 mil personas como afluencia semanal promedio. Su anfiteatro es de 27 mil metros cuadrados con más de catorce mil metros de talud, un lago artificial con extensión superior a cuatro hectáreas y áreas deportivas. Ahí se pueden realizar eventos corporativos, deportivos y culturales.

 

Auditorio Bicentenario

  • Carpa en forma de iglú de 120 metros de largo y cuarenta metros de ancho.
  • Escenario de 22 metros de ancho, 11.5 metros de alto y 10 metros de profundidad.
  • De origen holandés, es capaz de albergar un aforo de más de diez mil personas.

 

Arte musical en toda la extensión

Este show, creado y producido por Björk y dirigido por la cineasta argentina Lucrecia Martel, cuenta con un sistema de sonido inmersivo de 360 grados, mismo que puede disfrutarse y apreciarse de la mejor manera posible gracias a la estructura que se construyó específica y exclusivamente para este espectáculo.

Cabe destacar que tras las ocho presentaciones agotadas en The Shed en Nueva York, solamente la Ciudad de México tuvo la oportunidad de presenciar este montaje original.

El Parque Bicentenario cuenta no sólo con la atmósfera, sino con la extensión y las características necesarias para un ensamble de esta magnitud, dado que cuenta con un auditorio al aire libre con una extensión de más de cien metros de diámetro, sobre el cual se construyó una estructura exclusiva para el show.

Resultado de los esfuerzos y estándares de calidad que respaldan a Eclectic y a OCESA, y sobre todo gracias a la idea original de la artista, los cuatro mil 500 asistentes que fueron recibidos por función en el inmueble, pudieron apreciar el concierto de forma perfecta, independientemente de la localidad que ocuparon, dado que las distancias entre el escenario y las diferentes secciones disponibles mantuvieron la intimidad y la cercanía, dando como resultado la conexión directa con Björk.

 

Cornucopia, de Björk

  • Creación. Björk
  • Dirección. Lucrecia Martel
  • Visuales digitales. Tobias Gremmler
  • Coro, flauta y arreglos de cuerda, producción y dirección musical. Björk
  • Producción musical. Björk
  • Co-producción musical original. Arca
  • Idea de nuevas versiones de “Isobel” y “Mouth´s Cradle”. Arca
  • Dirección de ensayo y preparación de partituras. Matt Robertson y Bergur Pórisson
  • Producción
  • Co-directores creativos. Björk y James Merry
  • Diseñadora de escenografía. Chiara Stephenson
  • Arpa. Katie Buckley
  • Percusión. Manu Delago
  • Electrónica. Bergur Pórisson
  • Coréografía. Margrét Bjarnadóttir
  • Diseñador de luces. Bruno Poet
  • Sonido. John Gale
  • Jefe de producción. Peter Van Der Velde
  • Viibra: septeto de flauta
  • Melkorka Ókafsdóttir
  • Áshildur Haraldsdóttir
  • Berglind Tómasdóttir
  • Steinunn Vala Pálsdóttir
  • Björg Brjánsdóttir
  • Purióur Jónsdóttir
  • Dagny Marinósdóttir
  • Equipo Parque Bicentenario/Eclectic/OCESA
  • Coro
  • Staccato (Coro Universitario UNAM)

Entrevistas: Nizarindani Sopeña 

Redacción: Marisol Pacheco y Nizarindani Sopeña