En esta última entrega de los clásicos de la ingeniería en audio, presentaremos a los compresores, este maravilloso invento, muchas veces incomprendido, abusado y maltratado.

En líneas generales, un compresor reduce el rango dinámico de una señal y viéndolo desde ese punto de vista, seguramente exista poca gente que quiera eso; sin embargo, es de mucha utilidad en una grabación, porque gracias a este procesador, podemos distinguir las diferentes sutilezas de una grabación que se escucha a niveles bajos, además de que también podremos añadir un determinado carácter a los sonidos, permitiéndonos resaltar ciertas características.

Cabe destacar que al igual que otros procesadores, no se deber abusar de él, porque obtendremos como resultado un sonido sobreprocesado.

Fairchild 660 / 670

Creado por Rein Nama y fabricado por Farchild Recording Equipment Corporation, este equipo salió a la venta en 1959 y rápidamente conquistó muchos estudios alrededor del mundo. Está considerado el Santo Grial de los compresores, porque no solo comprime, sino que además añade calidad a la señal, gracias a su circuitería, que contiene 20 tubos y 11 transformadores, convirtiéndolo en el procesador más deseado y misterioso de la Industria.

Cabe decir que muchas marcas lo han emulado, pero se dice que cada modelo es único.

Teletronix LA 2A

Jim Lawrence fabricó su primer compresor en 1958 y luego de probar con varios modelos anteriores sin tanto éxito, en 1962 tomó forma este hermoso compresor, que hasta el día de hoy se sigue utilizando.

Es muy versátil y frecuentemente utilizado en voces, pero la realidad es que se comporta bien con cualquier fuente sonora, incluso para masterización. Su calidez y su forma “natural” en la compresión lo hacen una herramienta esencial para cualquier ingeniero. Además, tanto en hardware como en plug in, el LA 2A sigue brillando.

Urei LA 3A

Pariente del LA 2A, el LA 3A incorpora el circuito de detección del primero, pero el resto de su circuitería es de estado sólido. Es muy apreciado cuando se quieren añadir armónicos impares a la señal y la distorsión y existen excelentes emulaciones en el mercado de diversas marcas.

Urei 1176

Creado por Bill Putnam en 1966, incorporando en su circuitería los transistores FET, este compresor es versátil, pero muchos ingenieros lo utilizan para comprimir percusiones gracias a la ventaja que tiene en el control de ataque y release, permitiendo un mejor control.

Una de sus características más destacables es que si presionamos todos los botones de ratio del 1176 a la vez, entra en un modo “atascado”, que lo hace ideal para trabajar en paralelo.

Existen varias versiones y todas son excelentes; muchas empresas se han dedicado a emularlo hasta el día de hoy, incluso en el modo “atascado”.

dbx 165

Este es otro gran compresor de los primeros con tecnología Voltage Controlled Amplifier (VCA) y un sistema propio de regulación de ataque y release que se denomina Over Easy, logrando una compresión natural y suave. Se ha convertido en otro clásico muy recomendable para bajas frecuencias y existen muchas buenas emulaciones disponibles en el mercado.

SSL Bus Compressor

La consola SSL 4000 trae en su master la opción de insertar este gran compresor que hasta hoy se utiliza para dar cohesión a los tracks de una mezcla. Hay otros también que suelen ser utilizados en buses de batería o cualquier otro tipo de instrumentos; se encuentran disponibles

muchísimas emulaciones en el mercado e incluso otras marcas además del SSL lo fabrican en hardware.

API 2500+ Stereo Bus Compressor

Para seleccionar el mejor compresor para nuestras producciones, todo depende del tipo de música a tratar. En el caso del API 2500, es cierto que la tecnología es algo que debemos probar y sacar nuestras propias conclusiones, pero lo real es que este compresor tiene muchas opciones de parámetros y considero que eso ayuda mucho; por suerte, en las emulaciones existentes también se tomaron el trabajo de tomar muestras de esas características.

Manley Variable MU

Introducido en el mercado desde 1994, existen varias versiones de este compresor, aunque todas son bastantes parecidas entre sí. Se trata de una herramienta obligada para la masterización, ya que su calidez y su elegancia para comprimir lo hacen ideal y único para comprimir un programa de música completo, llevarlo a altos niveles de RMS y que siga sonando natural.

Distressor Empirical Labs

Este equipo fue desarrollado por Dave Derr e introducido en el mercado en 1995, ganando popularidad muy rápidamente. Hay ingenieros que son fanáticos y hay otros como yo, que pensamos que es bueno para ciertas cosas, pero lo que sí es cierto es que es distinto a todos los demás compresores y eso lo lleva a participar de esta lista. También existen emulaciones de él.

Espero que los equipos descritos en esta serie de artículos ayuden a conocerlos y que animen a los ingenieros de audio a experimentar con ellos cuando sea posible, en pro de sus proyectos. ¡Gracias por leer!