La carrera profesional de Ben Rector es un ejemplo de cómo se mira el paisaje de la industria de la música nueva: músicos independientes de gira y trabajando duro para entrar en la conciencia del público. El músico, nacido en Tulsa, Nashville, ha lanzado siete álbumes hasta el momento bajo su propio sello independiente, Aptly Named Recordings, vendiendo cerca de 450 mil álbumes y alrededor de un millón de sencillos en casi una década.

El ingeniero de sala y productor de Ben, Jake Hartsfield, ha agregado una nueva herramienta al kit de gira del artista, ayudándolo a desarrollar sus espectáculos en el campo de la música: un par de consolas digitales Digico SD9, usadas para mezcla en sala y monitores. La SD9 ha dado a ambos la estabilidad de trabajo y la potencia necesaria para las giras.

Las consolas han sido provistas por la compañía de renta Spectrum Sound, de Nashville. “Había leído mucho acerca de estas consolas y muchas de las mezclas en vivo que admiro se han hecho con ellas”, dice el ingeniero, quien también ha mezclado shows en vivo para otros artistas independientes, como Megan & Liz y Kidz Bop. “Spectrum Sound nos entregó las SD9, que ya estaban actualizadas y listas para entrar en compatibilidad con el Stealth Core 2 y con el Optocore, que permite a ambas consolas utilizar el mismo rack SD”.

Jake también halló que la SD9 está equipada virtualmente con todos los ecualizadores y procesamientos de dinámica necesarios para los shows. “use un poco del compresor multi-banda Waves C6 en la voz de Ben para pulir un poco”, continúa; “sin embargo, todo lo demás que necesité, lo hallé en la consola”.

La potencia sonora de la SD9 y su flexible conectividad, combinados con sus dimensiones compactas y ligeras, ayudan a enfatizar la economía en muchos aspectos durante las giras, no sólo durante las de Ben, sino durante las de cualquier otro artista independiente. “Con el nuevo Stealth Core 2, tengo 96 canales. Cuando comenzamos los ensayos, empecé en 48, así que tuve toda la oportunidad de agregar canales si así lo deseaba. También estoy muy satisfecho con el número de faders y con la superficie de trabajo”, afirma Jake.

La SD9 brindó a Jake la oportunidad de contribuir en gran medida al show de Rector: el ingeniero conectó el puerto de entrada y salida de la SD9 vía MADI, a través de Digigrid MGB a una grabadora multitrack, permitiéndole esto grabar cada uno de los shows. Puestas esas grabaciones desde ahí y de vuelta, vía MADI, Jake fue capaz de hacer pruebas de sonido virtuales tanto en sala como en monitores.

“La flexibilidad de la SD9, así como su sonido y su funcionamiento, son todos fantásticos. Se trata de la mejor consola con la que he mezclado”, concluye Jake.