Uno de los lanzamientos musicales actuales es el de Chucho Rivas, cantante sinaloense con apenas 21 años que ha logrado colocarse en el gusto del público, no sólo porque hace unos años obtuvo el segundo lugar en un programa de televisión, sino por haber sido nominado en los Premios Juventud 2016. Sus inicios, con versiones pop acústicas a distintos éxitos de música regional mexicana que él interpretaba en distintos clubes de Mazatlán y que posteriormente fueron subidos a las redes sociales, logrando un enorme éxito, lo han llevado a dar un gran paso y de la mano de los productores Erik Rubín, Ettore Grenci y Diego Córdoba, es como presenta ahora su primer álbum “Amarte y perderte”.

“Amarte y perderte” es casi mi primer hijo; tenía mucho tiempo esperando producir un disco con canciones de mi autoría. Estoy muy contento y sorprendido de que pase todo en tan poco tiempo. Además, es doble festejo, ya que logramos un millón de reproducciones en YouTube del video del sencillo “Amarte y perderte” a menos de un mes de haberlo lanzado; han pasado cosas que nunca pensé”, comenta Chucho.

Esta canción es un tema que, en propias palabras de Chucho, “es una balada que compuse a finales de octubre del año pasado”. La melodía fue producida por el italiano Ettore Grenci, quien ha trabajado con Luis Fonsi, Marc Anthony y Laura Pausini, entre muchos otros; Diego Córdoba y Erik Rubín, y mezclada por Maddox Chhim, quien ha colaborado con Alejandro Fernández.

El proceso de trabajo de este disco inició desde septiembre de 2017; en aquel tiempo, Chucho Rivas comenzó a radicar en la Ciudad de México y conoció a Erik Rubín, con quien dio forma a su primer material: “Trabajar con Erik fue increíble, aprendí mucho y sin duda logramos lo que planteamos. Vio mis videos, le gustó mi estilo y platicamos en su estudio. Le canté canciones de mi autoría e hicimos click; fue entonces que decidimos trabajar y aquí están los resultados. Para mí, ha sido además de un gran amigo, mi maestro”, menciona Chucho.

“Queríamos crear nuestro propio estilo. Buscamos un sonido variado, pero sensible, para que el público lograra sentir a través de las letras y las melodías el ir y venir de las emociones humanas, lo que nos pasa a todos”. Cabe mencionar que el disco se grabó en el estudio de Erik Rubín, ubicado en la Ciudad de México, y Ettore Grenci y Diego Córdoba, desde Los Ángeles, mandaron la canción “Amarte y perderte”, además de otra melodía. En aquella ciudad hicieron la producción y en el estudio de Erik se grabó la voz; asimismo, otras canciones se grabaron en Monterrey y una más se grabó en San Diego, con Abelardo Vázquez Junior, de Vázquez Sounds.

“Tenía mucho tiempo esperando la salida de mi primer álbum y ahora disfruto cada momento; durante la grabación, Erik me enseñó que lo más importante es cantar con sentimiento; es lo que se impregna en las personas. Lo anterior lo logramos, plasmamos sentimientos y con ello las canciones contienen esencia y las letras cuentan historias de vida”, finaliza Chucho, que a los trece años compuso su primera canción y que tiene en sus principales influencias a Juanes, John Mayer, Ed Sheeran y Shawn Mendes, por mencionar algunos.

“Amarte y perderte” conforma un balance entre amor, desamor y canciones rítmicas y bailables. Los diversos géneros musicales hacen de este disco una plataforma adecuada para que este joven cantautor siga escalando peldaños en su carrera, esperando que tenga un desarrollo completo y siga fomentando su sensibilidad y creatividad.