Si hay un nombre grabado de manera indeleble en la vida cultural de Guadalajara y del país, ese es el de Alfredo Sánchez. A lo largo de casi cuatro décadas, José Alfredo Sánchez Gutiérrez ha repartido su talento creativo en varios frentes, que han sido la producción de radio, el periodismo y crónica cultural —publicada en numerosos medios y dos libros—, y la creación musical al servicio de diversas disciplinas artísticas y de comunicación. Su faceta de productor, compositor y músico lo ha llevado por aventuras variopintas en discos seminales que lo han llevado a una reconocida madurez artística.

El Personal / 1988 entrevista en radio

Alfredo narra sus orígenes: “Mi infancia en la Ciudad de México, —donde nací—, transcurrió con un contacto con la música a través de la radio, que me gustaba desde niño. Un poco después, cuando entré en la adolescencia, empecé a tocar la guitarra y esto me abrió el camino hacia la música de una manera más formal. Mi papá estaba buscando otros horizontes y llegamos a Guadalajara en 1970. En la secundaria me encontré con gente a la que también le gustaba la música y además había dos estaciones de radio que programaban la música que a mí me gustaba y donde también incluían a grupos locales, como La Revolución de Emiliano Zapata, Los Spiders y 39.4. Yo empecé a ver a estos grupos en vivo y éste fue otro de los ingredientes importantes para que yo pensara más decididamente a dedicarme a la música”.

Un escalón a la profesión

La siguiente experiencia hacia la profesionalización fue en los años ochenta: “Estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO). Ahí coincidí con Jaramar Soto en un grupo y empezamos a tener una relación de amistad, la cual se convirtió después en una relación de pareja. Nos dimos cuenta de que teníamos muchas cosas en común en cuestiones musicales, formamos un dueto y posteriormente se integró Carlos, mi hermano, y junto al bajista José Cué, fundamos el grupo Escalón. Con esta alineación, grabamos dos discos: “Hermano de la Muerte” y “Escalón”, discos que se registraron y mezclaron en Sonomedios, uno de los pocos estudios que existían en Guadalajara en ese tiempo, y se grabaron en 16 canales en cinta de dos pulgadas. Teníamos muy poca experiencia y nosotros mismos éramos los productores, con la ayuda del ingeniero. Estos fueron los primeros discos importantes que hicimos, mayoritariamente con canciones escritas por mí e interpretadas por el grupo y con algunos músicos invitados”.

Un salto importante en la diversificación de la carrera de Alfredo fue su participación en la agrupación de música antigua y del renacimiento Ars Antiqua: “Ésta fue una invitación que me hizo Eduardo Arámbula, director del grupo, al igual que a Jaramar, poco después del final de Escalón. Con ellos colaboramos en dos discos, cuyas experiencias de grabación fueron muy interesantes”.


El Personal entra en escena

Un buen día, Alfredo recibió una invitación casual, que derivaría en un importante pedazo de historia: “Fui invitado a tocar con El Personal cuando iban a tener un concierto para el que necesitaban refuerzos y para esto, aporté guitarra y teclados. Finalmente me quedé en la banda, ya que me gustó esa mezcla de géneros musicales y el sentido del humor de las letras de Julio Haro. En realidad no era un grupo que tuviera muchas pretensiones, aunque poco a poco fue teniendo una creciente repercusión local. Esto nos llevó a plantearnos la posibilidad de grabar un disco y al hacer las alianzas que nos proporcionaron los fondos para hacerlo y buscar el lugar idóneo, apareció Sergio Naranjo, que tenía su estudio Mix Estudios, y decidimos grabar ahí. Desde mi punto de vista, “No me hallo” fue un disco muy interesante a nivel producción, porque era algo distinto de lo que se hacía en ese momento”.

Con Jaramar

Soulvivors

Jaramar, diez años

La formación de Alfredo Sánchez como productor, implicó un proceso de diez años, al respaldar el proyecto Jaramar. Él nos narra la historia: “Este proyecto lo hicimos ella y yo, y el primer disco que hicimos se grabó en Mix Estudios en 1992. En él, grabamos tres músicos: Jaramar, Eduardo Arámbula y yo. Eduardo aportó la grabación de instrumentos antiguos y yo incorporé elementos electrónicos, secuencias y voces. Ésta fue la mezcla de elementos musicales que prevaleció durante la década que siguió en seis discos y una compilación. En todo este tiempo, tocamos con numerosos músicos y deambulamos por estudios de grabación aliados, además de trabajar con diferentes ingenieros, como el mismo Sergio Naranjo, Arturo “Tuti” Perales, Alejandro Colinas, Raúl Cuevas y Armando Chong”.

Provocaré terror

Seguidamente, el género de ópera rock se incorporó al bagaje de Alfredo: “Conozco a José Fors desde hace muchos años. Por una parte, hubo una invitación de él para grabar en un disco de su banda Forseps; después me integré a la banda y en ese camino, se dieron un par de proyectos en los que tuve la oportunidad de participar, que fueron las óperas rock “Dr. Frankenstein” y “Orlok, el Vampiro”. En ambos se realizaron los respectivos discos —ambos grabados en Oigo Estudios y Máquina Sónica—, en los cuales toqué las partes de piano en grabación y en vivo, además de hacer los arreglos de cuerdas y dirigir la orquesta, la cual se complementaba con un grupo de rock. En “Dr. Frankenstein”, también tuve la experiencia de coordinar a los músicos en vivo en diferentes teatros de todo el país. Fueron proyectos grandes que representaron un reto de grabación y de producción muy importantes”.

Sirenas y solistas

Una experiencia nueva se agregó al bagaje de Alfredo: “Ricardo Zohn, un compositor de Guadalajara, residente en Nueva York, me invitó a hacer un proyecto inspirado en tres canciones mías, a las cuales les haría unas adaptaciones para orquesta. Posteriormente, en 2007 me invitó a tocar en vivo la guitarra y cantar en el estreno junto con la Riverside Symphony Orchestra dirigida por George Rothman, en Nueva York, en dos conciertos. Ésta era música compleja, muy retadora y exigente, tal como es la música que suele componer Ricardo y que resultó en una experiencia increíble. Eso fue un reto personal y profesional muy importante para mí”.

Finalmente, Alfredo nos platica sobre sus trabajos más íntimos: sus dos discos solistas: “He hecho música instrumental para cine, teatro y danza, pero ante todo me considero un compositor de canciones. Estos dos discos: “Primeros Pasos” y “Soñé que Dormía”, representan esta parte personal mas mía, porque son mis canciones en letra y música, cantadas por mí mismo. .“Primeros Pasos” lo hice con la producción de Daniel Kitroser y yo, en el estudio Discos Imposibles de Andrés Haro, y con la edición de esa misma empresa. Años después, en el estudio Máquina Sónica, se grabó “Soñé que Dormía”, con la producción de Omar Ramírez y la participación de un montón de músicos amigos que se involucraron generosamente en él. Ambas producciones representan facetas muy personales como productor y músico y son un testimonio de todo lo que he hecho como compositor”.

Alfredo Sánchez se desempeña actualmente como subdirector de ocho emisoras de la Red Radio Universidad de Guadalajara y hace una reflexión final sobre los cambios que ha atestiguado a lo largo de cuarenta años de carrera: “Me ha tocado transitar en el paso de lo análogo a lo digital. Esto último le da una riqueza al trabajo y nos ha obligado a adoptar un cambio de mentalidad, aunque también puede llegar a ser un poco abrumador. En ocasiones extraño aquellos días  en donde uno tenía que hacer todo con recursos mucho más limitados y había mucha más autoexigencia para poder hacer las cosas lo mejor posible desde el principio. Sin embargo, la edición digital ofrece muchas herramientas que te hacen la vida más fácil, pero exigen un conocimiento mucho más profundo de la materia sonora y cómo la vas a manipular. La música ha cambiado, sigue cambiando y seguirá cambiando, y los productores y músicos tendremos que adaptarnos a ello”, finaliza.

Discografía Alfredo Sánchez

Con Escalón

  • Hermano de la Muerte (1981)
  • Escalón (1985)
  • Con El Personal
  • No me hallo (1989)

Con Ars Antiqua

  • Canciones y Danzas de la Edad Media y el Renacimiento (1990)
  • Tempus est Iocundum (1996)

Con Jaramar

  • Entre la Pena y el Gozo (1993)
  • Fingir que Duermo (1995)
  • Si Yo Nunca Muriera (1996)
  • Lenguas (1998)
  • A Flor de Tierra (2000)
  • Nadie Creerá el Incendio (2002)
  • Travesía (2003)

Con Forseps

  • Forseps 5 (2008)
  • 6 pm (2013)

Con José Forseps

  • Reproducciones Vol 1 (2010)
  • Dr. Frankenstein (2009)
  • Orlok (2014)

Con Andrés Haro y Los 7K

Erecto (2004)

  • Ja, Ja, Ja (2006)
  • Alfredo Sánchez
  • Primeros Pasos (2005)
  • Soñé que Dormía (2013)

Como músico

  • Ars Antiqua
  • El Personal
  • Jaramar
  • Gerardo Enciso
  • Forseps
  • Los Awilbur (Gerardo Enciso, Carlos Aviléz, Daniel Kitroser, Oscar Fuentes, Alfredo Sánchez)
  • Sherelé

About The Author

JUAN CARLOS FLORES Nace en Guadalajara el 23 de abril de 1967 En sus inicios opera el sello Mix Records, primera discográfica enfocada a proyectos de rock de Guadalajara, y con ésta realiza y comercializa 12 producciones, entre 1993 y 1997. Posteriormente se enfoca a representar sellos de música alternativa nacional e internacional como Opción Sónica, DiscosCoraSón y Putumayo World Music, con los que coordina lanzamientos y promoción de artistas como Jorge Reyes, Nortec Collective, Hocico, Lost Acapulco, Buena Vista Social Club, Los Esquizitos y muchos otros. En el terreno de los conciertos, ha operado diferentes áreas de espectáculos de artistas como Alan Parsons Live Project, Toto, Scorpions, JethroTull, Sargento García, Carlinhos Brown y Gustavo Cerati. Ha colaborado realizando producción, booking y prensa en eventos como la Feria Internacional del Libro, Feria Internacional de la Música, el Festival Cultural de Mayo, el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, y el Festival de la Cerveza, cuyo foro musical ha programado y producido en sus doce ediciones hasta la actualidad. Durante diez años tuvo la dirección artística del sello tapatío Fugazi Records, con el que realizó producciones para artistas como Forseps, Azul Violeta, Gerardo Enciso, Sara Valenzuela y Jaramar, y que actualmente esta en proceso de renovación.. Fue programador del foro Teatro Estudio Cavaret durante un período, y asesoró los lanzamientos de los discos “Cupaima”, de Chavela Vargas y de las óperas rock “Dr. Frankenstein” y “Orlok”, de José Fors, para la Universidad de Guadalajara, además de realizar producción para la Coordinación de Difusión y Producción Musical, para la misma universidad. Fue docente en el área de negocios de la Universidad Libre de Música desde 2010 hasta 2016. En la actualidad dirige la agencia Artist House Booking & Management, con la que realiza booking, producción, management y asesoría para artistas nuevos y eventos empresariales. Es el corresponsal colaborador en Guadalajara de las publicaciones Soundcheck e Install, y realiza las relaciones públicas del centro de producción musical Mix Estudios. Es productor y conductor del programa de TV por streaming Negocios de la Música TV, es responsable del área de enlace administrativo y de producción del Conjunto Santander de Artes Escénicas, y es profesor del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, en la carrera de producción musical.